Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Fue 2009 pródigo en reconocer a literatos emblemáticos de México

27/12/2009 06:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El año que fenece pasará a la historia como una jornada de 365 días en la que los homenajes a literatos emblemáticos del país fueron pródigos. Entre otros festejos, José Emilio Pacheco y Jaime Labastida celebraron sus 70 años de vida y su entrega a las letras. Como parte del calendario de actividades literarias 2009 del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), autoridades, colegas y lectores reconocieron a Pacheco, Labastida y Carballo por sus aportes a la literatura de México y su legado al mundo entero. Para celebrar los 70 años de vida del poeta, escritor, traductor y periodista José Emilio Pacheco (Ciudad de México, 30 de junio de 1939) el 28 de junio recibió la Medalla Bellas Artes, ceremonia a la que asistieron autores como Margo Glantz, Elena Poniatowska, Carlos Monsiváis y Francisca Noguerol. Ese mismo día se efectuó un maratón de lectura de narrativa y poesía en el mismo recinto de mármol, en el que participaron artistas y público en general. El homenaje fue organizado por las instituciones señaladas, con el apoyo de la Secretaría de Cultura capitalina y el Fondo de Cultura Económica (FCE). Luego, el 30 de junio siguiente, tuvo lugar otro maratón de lectura, en esa ocasión, de su obra emblemática "Las batallas en el desierto", y una selección de los poemas más celebrados de su producción. Ahí, se dieron cita cientos de personas de las más diversas edades y actividades, sobre todo, estudiantes. Por su parte, la Cineteca Nacional organizó, del 14 al 19 de julio, un ciclo de proyecciones que incluyó "El castillo de la pureza", "El santo oficio", "La pasión según Berenice", "Lecumberri", "El lugar sin límites" y "Mariana Mariana", filmes donde Pacheco colaboró con los guiones y otros elementos. Dentro del homenaje, la Comisión para las Celebraciones del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana programó para el 25 de julio la entrega de la Medalla 1808 a José Emilio Pacheco, de manos del jefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard Casaubon en una ceremonia oficial. Joaquín Diez-Canedo, titular el FCE abrió la exposición "Portadas, fotos, objetos, manuscritos", así como una muestra documental acerca de la obra del homenajeado. El encuentro "Pasión por la palabra: 70 años de José Emilio Pacheco", reunió a académicos y estudiosos de su obra del 16 al 19 de julio. En tanto, el Instituto Mexicano de la Radio (IMER) realizó la cobertura de las mesas redondas y lecturas de poemas en vivo de "Los elementos de la noche", "El reposo del fuego", "No me preguntes cómo pasa el tiempo", "Irás y no volverás", "Islas a la deriva", "Desde entonces", y "Trabajos en el mar". Por otro lado, la sala Manuel M. Ponce, del mismo Palacio de Bellas Artes fue la sede donde el miércoles 24 de junio, el poeta sinaloense Jaime Labastida (Los Mochis, Sinaloa, 15 de junio de 1939) fue objeto de un reconocimiento por sus 70 años de vida y sus aportaciones al engrandecimiento de las letras. El poeta, periodista y ensayista Jaime Labastida es licenciado en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México (UAM), donde también ejerció como profesor. Es autor, entre otros libros, de "El amor, el sueño y la muerte en la poesía mexicana", "La palabra enemiga" y "Elogios de la luz y la sombra". También a él se deben títulos como "Humboldt, ciudadano universal", "La feroz alegría", "Cuerpo, territorio, mito", "El descenso", "A la intemperie", "Obsesiones con un tema obligado", "Las cuatro estaciones", y "Dominio de la tarde", algunos de ellos recopilados en el volumen "Animal de silencios". Otro homenajeado fue Emmanuel Carballo (Guadalajara, 1929). Por sus 80 años y por ser considerado uno de los críticos literarios más importantes del Siglo XX en su país. También recibió por parte de Conaculta y el INBA, el 1 de julio, un homenaje en el que se le entregó la Medalla Bellas Artes. Carballo realizó estudios de Derecho en la Universidad de Guadalajara, donde ha sido profesor de Literatura Universal y Gramática, así como coordinador de Literatura en la Dirección de Difusión Cultural de la UNAM. También se ha desempeñado como maestro de novela y cuento mexicanos del Siglo XX. Profesor en la Escuela de Verano, en la División de Posgrado de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM y en la Escuela de Escritores de la Sociedad General de Escritores de México (SOGEM), Carballo es promotor de las letras mexicanas, y fundador y director de la Editorial Diógenes. Editor y director de Ariel; secretario de redacción de la Revista Universidad de México y de La Gaceta del Fondo de Cultura Económica; fundador y director de la Revista Mexicana de Literatura, Emmanuel Carballo significa un baluarte dentro del quehacer literario de México con proyección internacional. A la fecha ha recibido los premios "Jalisco de Literatura" 1990 por trayectoria literaria "Arlequín" 1999 por la misma brillante razón; "Iberoamericano" 2005 dentro de las Jornadas por Ramón López Velarde, y "Mazatlán" 2006, así como el "Nacional de Ciencias y Artes en Linguística y Literatura" en 2006. Más recientemente, el poeta, ensayista, editor y crítico literario Adolfo Castañón (Ciudad de México, 1952) fue objeto de un reconocimiento por parte de la Feria Internacional del Libro (FIL) Guadalajara, donde recibió el Premio al Bibliófilo por una vida dedicada a los libros y ser autor de más de 60 tomos. Considerado uno de los mayores divulgadores, conocedores y amantes del libro en México, Castañón tenía, cuando aun no sabía leer, dos juegos. Uno, ver pasar la ciudad por la ventana de su casa del Centro Histórico. El otro, hurgar entre miles de libros de su padre, don Jesús Castañón Rodríguez. "Literalmente veía qué había detrás de cada libro. Podía haber un peine que se cayó, una moneda o cualquier otro objeto, pero siempre, una sorpresa. Esa pregunta de qué hay detrás de un libro siempre me ha dado la vuelta", afirmó en su oportunidad, y dijo haber perdido la cuenta de los libros que ha leído. "Podría decir que mi relación con los libros se remonta a la relación de mi padre con los libros. Mi padre, era historiador, bibliófilo, maestro del estado y universitario, y en cierto modo, siento que este homenaje es un homenaje a él", fueron algunas palabras de Castañón en el momento de ser homenajeado. Dijo que entre los recuerdos de su infancia más ligados al libro, está la vez que él y su hermana se quedaron perdidos en la Biblioteca de la Secretaría de Hacienda, cuando estaba en el interior del Palacio Nacional y su padre era responsable del Boletín Bibliográfico, a principios de los 50. El narró: "Mis padres eran de clase media modesta y no tenían un instructor para dejarnos, ni dinero para llevarnos a veranear. Se alternaban llevándonos a sus trabajos. Cuando mi padre nos llevaba, nos metíamos al depósito de los libros de la biblioteca", recordó. Por eso, el libro ha sido a lo largo de su vida un vehículo y una brújula. Hombre de anécdotas comentó que con las regalías de un libro que firmó con seudónimo, una biografía de Al Capone, se fue a su primer viaje en Europa. Llevaba varios libros que fueron "una brújula, pues gracias a ellos dirigía a lugares, compraba tomos baratos y me hacía amigos. Ese viaje me enseñó que el libro es, sin duda, brújula y laberinto". Otros homenajes durante el año fueron para Eduardo Lizalde, quien el 19 de julio pasado recibió, de manos de Consuelo Sáizar, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, la Medalla de Oro de Bellas Artes, en el 80 aniversario de su nacimiento. La escritora veracruzana Beatriz Espejo, el 20 de septiembre, por sus más de 50 años de trayectoria como narradora y cuentista, y por sus aportaciones a la literatura mexicana. Además de Huberto Batis (Guadalajara, 1934), el 6 de diciembre, por sus 75 años de edad y medio siglo de vivir un eterno romance con las letras, ya sea como escritor, crítico, ensayista o catedrático, y demostrar una fidelidad innegable por el mundo cultural mexicano.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
124
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.