Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elbuenfutbol escriba una noticia?

La promesa del cisne de Utrecht

14/06/2012 11:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Era 1980. Alemania Federal ganaba la Eurocopa tras vencer 2-1 a Bélgica y AC/DC lanzaba el álbum Back in black. El joven Marcel y su amigo Mark disfrutaban de escuchar You shook me all night long mientras se prometían que de alguna u otra forma vengarían la caída de su selección ante los alemanes en la primera ronda del torneo continental. Tenían 16 años cuando la guitarra de Angus Young los cautivó y cuando les dolió la derrota holandesa a manos de los germanos.

Pero en 1984 vino el suceso que marcó a Marcel. Un automóvil impactó la bicicleta en la que Mark paseaba por la ciudad natal de ambos, Utrecht. Tras el golpe, Mark tuvo que someterse a una cirugía para intentar salvar sus piernas; la negligencia de los cirujanos lo dejaron paralítico. Postrado en cama durante los dos meses posteriores a la operación, Mark no resistió sentirse inservible y se quitó la vida. El carácter de Marcel dio un giro drástico, pues se volvió amargado, agresivo y casi mudo. La amistad había muerto para él, cualquier sentimiento de afecto le costaría a partir de la tragedia. No obstante siguió firme en la promesa que hizo con Mark: vengarse de Alemania.

Y la promesa la cumplió. En la Eurocopa de 1988, disputada en Alemania Federal, Marcel ya no era él, sino Marco. Con 24 años de edad era la sensación holandesa y no pudo haber encontrado mejor escenario para la revancha, así como para enaltecer la memoria de Mark. Ante su propia gente y en semifinales, Marco esperó hasta el final del partido para devolverle a la afición alemana el dolor que él sintió en 1980. A dos minutos de concluir el encuentro, empatado a uno con goles de Matthäus y Koeman, el cisne de Utrecht anotaba el gol del triunfo holandés, el 2-1 que ponía a su selección en la final.

Más sobre

Ya en la final vino su inmortalidad con el golazo de volea ante la Unión Soviética y el título de campeón de Europa en sus manos. Fue entonces cuando volvió a sonreír. Cumplida la promesa a Mark, Van Basten explotaba para festejar, abrazar y platicar. También lo hizo para jugar sin la presión de una deuda pendiente, demostrándolo con el placer de tener el balón en los pies para hacer maravillas; Milán fue testigo. Además se registró el hecho histórico que lo motivó a derramar una lágrima de simpatía y comunión con el pueblo alemán, la caída del Muro de Berlín. Atrás habían quedado los rencores. O por lo menos eso creyó.

Hasta la fecha hay algo que Van Basten no perdona y quisiera que ningún futbolista tuviera que pasar por ello. Durante años culpó a los defensas rivales de haberle destrozado el tobillo derecho, su punto más débil y que propició su retiro definitivo en 1995. Ya en plena madurez, completamente alejado de las canchas, Marco tuvo tiempo para reflexionar y repasó en la memoria. Volvió al pasado para confrontarse con el suicidio de Mark. Intuía que algo más que su amistad los unía ¿Cuál fue la causa para que los dos se sintieran inservibles, uno paralítico y otro retirado? En 1996, Van Basten dio con la respuesta y la compartió a la FIFA en una entrevista:

El hecho más frustrante para mí no es la forma cómo me lesioné el tobillo, sino la forma cómo me trataron algunos médicos. La persona que más dañó mi tobillo no fue un jugador, sino un cirujano.

Mientras viva, el cisne de Utrecht condenará las negligencias médicas. Mientras viva, y siempre en sus instantes de soledad, escuchará You shook me all night long para recordar que gracias a una promesa él fue lo que fue y lo que es.


Sobre esta noticia

Autor:
Elbuenfutbol (276 noticias)
Fuente:
elbuenfutbol.com
Visitas:
130
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.