Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Promueve Querétaro formación de lectores

26/02/2011 06:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con una librería de más de 100 años de antigüedad, 40 establecimientos de este tipo de interés general, 22 religiosos y 12 tiendas de libros usados, Querétaro se destaca en el país por ser el estado con más librerías per cápita y una intensa actividad por formar lectores. El Centro Regional de Fomento del Libro para América Latina y el Caribe (Cerlalc), bajo el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), reconoció al estado en el año 2007 por la cantidad de librerías, que se complementa con la formación de nuevos lectores desde la infancia. Librerías como el Sagrado Corazón, con unos 103 años de existencia y otras con más de 40 años de vida que son emblemáticas del estado, forman parte de un largo historial de este tipo de establecimientos que iniciaron desde el siglo XVIII y permanecieron muchos años. Mientras a nivel nacional hay una librería por cada 150 mil habitantes, Querétaro tiene una por cada 38 mil habitantes, muy por arriba de otras zonas del país, ya que en algunos municipios de México, con hasta tres millones de habitantes, apenas hay seis librerías. El presidente de la Asociación de Libreros de Querétaro, Javier García Muñoz, organización creada hace 18 años, justificó el auge de las librerías por el enclave científico y tecnológico en el estado, ya que reúne a unas 50 universidades, centros de investigación y diversas actividades culturales. Reconoció que los propios libreros están sorprendidos por el mercado que existe de lectores en la entidad, que llegan incluso a municipios alejados de la zona metropolitana, por lo que pidieron al Cerlalc y a algunos investigadores del estado, estudios para conocer a más profundidad los gustos de los queretanos en torno a la lectura. Subrayó que con un millón y medio de habitantes, el reto es formar lectores, por lo que al año se realizan unas 10 ferias del libro en la que se ofrecen talleres para los niños. Incluso, abundó, se capacita a los padres para que aprendan a leer cuentos a sus hijos y la propia Asociación se convirtió en la primera del país en editar libros sin fines de lucro. Debido a las condiciones que hay en Querétaro, la Asociación promueve ante la Secretaría de Educación Pública (SEP) declarar cada año una capital del libro, que podría empezar en esta entidad, con el fin de comprometer a las autoridades de cada estado a impulsar la lectura. "Las librerías son muy activas, hay una actividad intensa, no son librerías donde los trabajadores están esperando que se venda el libro, hay actividades donde propician esta actividad y estamos por iniciar un proyecto con la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) para el primer diplomado de formación de libreros", anunció. Los libros usados también generan un mercado importante. La presidenta de la Asociación de Libreros, Revisteros y Comiqueros de Viejo, Carmen Nina García Pedraza, subrayó que con 12 establecimientos de este tipo y diversos libreros que acuden a los tianguis a ofrecer libros usados, se confirma el gusto de los queretanos por la lectura. Sin la misma apertura para realizar ferias como las librerías de ediciones nuevas en las plazas del estado, los libreros de esta agrupación cuentan con un mercado cautivo que va desde los estudiantes que buscan un material para cumplir con una tarea, hasta adultos que buscan ediciones antiguas o muy específicas. "Normalmente nos compra población joven, que sobre todo buscan libros para hacer una tarea o libros clásicos o de terror, los adultos compran historia, metafísica y religión", explicó. Para los libreros dedicarse a esta actividad conlleva un sentido de cariño por la lectura, más que comercial. Rubén García Pedraza, librero desde hace más de 15 años, explicó que una de las mayores satisfacciones es recibir ediciones muy antiguas y especiales de libros que alcanzan un valor comercial superior a los mil dólares, pero el valor cultural es mayor. "Un libro sobre la vida de Porfirio Díaz con el sello de la presidencia envuelto en papel de arroz me lo vendió un coleccionista en cinco mil pesos, nunca he pensado en venderlo”, narró. Puso de ejemplo “un libro que se ofrece en mil dólares en Internet, La Llave de la Salud, de Domingo Trapié, porque se editaron 24 libros, pero hoy sólo hay tres, uno la biblioteca de España, otro en la Universidad Michigan y el tercero aquí".

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
369
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.