Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Promueven importancia de la milpa como modo de producción agrícola

08/10/2012 05:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con el objetivo de promover a este sistema de cultivo que se encuentra en riesgo de desaparecer, del 12 al 14 de octubre se llevará a cabo en el Ex Convento de Culhuacán -oriente de la Ciudad de México- el primer Festival “De la milpa a la mesa”. El encuentro incluye la elaboración y venta de platillos y bebidas a base de productos naturales de la milpa; eventos musicales y culturales; exposiciones relativas al maíz y la milpa; proyección de documentales sobre la cocina tradicional y el maíz, venta de artesanías y visitas guiadas en el ex convento. Su organización se debe a la conjunción de esfuerzos entre el Consejo Nacional pata la Cultura y las Artes (Conaculta), el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través del Ex Convento de Culhuacán, el Jardín Botánico del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Patronato de la Feria de la Enchilada. En un comunicado, el INAH explicó que la idea es alentar el consumo de alimentos derivados del maíz, frijol, chile, calabaza y otros ingredientes que se obtienen de la milpa, de manera que contribuya a evitar que se pierda este sistema de cultivar la tierra. Señaló que coincidente el inicio de este festival con el 12 de octubre, aniversario del encuentro de dos mundos, “De la milpa a la mesa” también busca poner de relieve que la milpa fue una invención mesoamericana. Igualmente, la importancia de los productos obtenidos de ella, que forman parte de una gran variedad de alimentos nutritivos, de origen natural, que los pueblos precortesianos cocinaban y consumían para lograr mantener el cuerpo limpio y saludable, sin dañar el medio ambiente, abundó. Las plantas que se cultivaban en la milpa y que aún se cultivan en muchas regiones de México, son tradicionalmente el maíz, el frijol y la calabaza, que entremezcladas, le dan una gran riqueza de nutrientes al suelo, refirió. De esta manera, continuó, le permiten a cada una de esas plantas un mejor crecimiento y desarrollo, sin necesidad de agregarles abonos químicos. Indicó que en la milpa, además, crecen más de 50 variedades de quelites, como verdolagas, romeritos, huauzontles, amaranto, quintoniles, berro, berro de palmito, hojas de nabo, quelite cenizo, malva, guías de calabaza, alenquelite (o frijol nacido), alaches, violetas, chivitos, malacates, centavitos y retoños de guaje, por citar algunas, y es posible sembrar chiles, tomates y plantas medicinales. Existen regiones donde, intercalados con el maíz, se siembra el amaranto y la papaya. Actualmente, la milpa es una vez y media más productiva que un campo dedicado a monocultivos extensivos de maíz o frijol, destacó el Instituto. De los sistemas biodiversos y agroecológicos como la milpa se deriva una gran diversidad de alimentos a lo largo del año, no sólo para la gente que aún cultiva la tierra de esta manera, sino también para los animales domésticos. En el Festival “De la Milpa a la Mesa” se sentarán las bases para formar un Centro de Artes y Oficios en el que, con el concurso de los Cecatis, se dará capacitación a la gente que lo desee en la preparación de masa y elaboración de quesadillas, sopes, huaraches y otros alimentos derivados del maíz. Lo anterior, como una forma de apoyar a quienes expenden antojitos en la vía pública para que lo hagan de manera higiénica y a la población en general, a recuperar y mantener la soberanía alimentaria, a fin de evitar, entre otras cosas, el empobrecimiento de los pueblos, expuso. Lo último, porque al alimentarse la persona de sus propios cultivos, no se ve obligado a importar el sustento diario, sino a cultivar y cosechar los productos que sirven de ingredientes, indicó. “Con esto se puede incentivar la producción de insumos necesarios para prepararlos y motivar a los cocineros tradicionales a conservar sus platillos. De esta manera podremos contribuir a mantener nuestra identidad gastronómica –que es también nuestra identidad cultural– y fomentar el turismo, al atraer visitantes a Iztapalapa para conocer y consumir esos alimentos y vivir las tradiciones y costumbres, lo que representará ingresos para sus habitantes”, señaló el presidente del Patronato de la Feria de la Enchilada, Jaime Ortega Zaldívar. Uno de los organizadores de “De la milpa a la mesa”, Ortega Zaldívar dijo estar convencido de que la milpa es una alternativa de alimentación saludable frente al avance de la comida rápida y los productos “chatarra”, que han traído como consecuencia un incremento de enfermedades que se han constituido en un problema de salud pública. “Lo cual nos obliga a reconocer el valor de nuestras tradiciones culinarias, una vía para fortalecer los mecanismos de defensa de nuestra identidad y encontrar formas de desarrollo sustentable. Esto implica no sólo defender una parte medular de nuestro patrimonio cultural, sino también preservar y proteger los cultivos autóctonos heredados de nuestros antepasados”, dijo. El Primer Festival “De la Milpa a la Mesa” se realizará del 12 al 14 de octubre en el Ex Convento de Culhuacán, ubicado en la calle de Morelos, en el Barrio Mágico de Culhuacán, Delegación Iztapalapa.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
369
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.