Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se proponen grupos de conversación para no perder lenguas yumanas

12/10/2011 10:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Especialistas en revitalización de lenguas han identificado a la migración como una de las causas principales de la pérdida de comunicación entre los hablantes de lenguas yumanas, por lo que se propone su uso en el medio laboral o en otros grupos sociales, en los estados del noreste del país. El investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), José Luis Moctezuma, explicó que la familia ha dejado de ser el espacio donde se enseñan y practican cotidianamente los idiomas nativos. “Con la migración a ciudades donde sólo se habla español, los indígenas dejan de comunicarse en su lengua materna, porque ya no tienen con quien hablarla y al cabo del tiempo, la olvidan”, precisó. Es por esto que para la revitalización de lenguas yumanas que se encuentran en alto riesgo de extinción, propias de Baja California y del noreste de Sonora, expertos apuestan por la oralidad y proponen su utilización en núcleos laborales y sociales. A decir de los investigadores, lo que caracteriza a un idioma vivo, es la comunicación entre sus hablantes y no sólo el hecho de “hablarlo” o conocerlo. Por eso, a pesar de que los censos de población registran alrededor de 583 personas hablantes de las cuatro lenguas yumanas en el país, el estudio antropológico indica que sólo 203 personas se comunican de manera cotidiana en alguno de los idiomas de esta familia lingüística, precisó. Moctezuma, antropólogo especialista en idiomas nativos del norte de México, comentó que uno de los elementos que indica que la lengua se sigue transmitiendo, es que los niños la hablen, pero en el caso del kiliwa, los pequeños la desconocen. El cucapá son muy pocos lo que la hablan; por eso se consideran lenguas moribundas. Para este investigador “ya no se puede pensar en la familia como el núcleo de resistencia en donde se habla la lengua indígena, porque generalmente sólo los mayores de edad se expresan en ella”. Indicó que “una alternativa para revitalizarla son los núcleos sociales, ya sea grupos de artesanos, pescadores o agricultores que mantienen vínculos económicos, o personas que tienen relaciones de parentesco o de amistad; las posibilidades para comunicarse en la lengua materna son múltiples”. De acuerdo con el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, cuando una lengua posee menos de mil hablantes, de los cuales menos del 10 por ciento tienen una edad de entre 5 y 14 años, y el número total de localidades donde se habla es menor a 20, está en muy alto riesgo de desaparición. Un ejemplo de esta situación se ve con el kiliwa que pertenece a uno de los grupos humanos más antiguos de Baja California con, por lo menos seis mil años de permanencia. Desde 1997 se creó un programa de rescate de la lengua kiliwa y de su cultura, encabezado por el oceanógrafo Arnulfo Estrada y Leonor Farlow, con el apoyo del municipio de Ensenada. Recientemente, en el marco del foro “¡oAuka! Diálogo de saberes”, organizado por el INAH en Ensenada, Arnulfo Estrada, informó que a través de dicho programa se ha editado el “Diccionario práctico kiliwa-español”, en el que están definidos tres mil vocablos. Además del “Manual temático de la cultura kiliwa”, donde se dan a conocer aspectos de esta etnia y, el “Instructivo ilustrado de la lengua kiliwa”, un método gráfico para aprender el idioma. Estrada también destacó que el conocimiento que se ha podido registrar en estos materiales condensa la sabiduría de varias generaciones de kiliwas que transmitieron de manera generosa para la preservación de sus tradiciones, como ahora lo hace Leonor Farlow. Moctezuma aseguró que no hay ninguna lengua indígena que se reproduzca por otros medios que no sean los orales, y en ese sentido señaló que para la revitalización de los idiomas en alto peligro hay que trabajar más desde la antropología y no la lingüística. A través del uso del lenguaje en el trabajo, la vida cotidiana y en todos los medios donde la lengua pueda ser reproducida. La oralidad es lo más fuerte, lo básico; si seguimos apostándole a la escritura no vamos a pasar de discusiones que no se han podido concluir, (por eso), en lugar de debatir” hay que ver de qué manera podemos reproducir la oralidad de las lenguas indígenas de México, concluyó Moctezuma.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
79
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.