Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Supersalud escriba una noticia?

¿Protegemos nuestros oídos?

28/10/2020 08:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es curioso lo poco que cuidamos nuestros oídos y cuanto nos acordamos de ellos cuando no funcionan como estamos acostumbrados. Como todo en la vida hay factores que se nos escapan (genética, enfermedades, accidentes…) pero otros muchos que sí que están en nuestra mano. ¿Hablamos un poco de ellos?

De todos nuestros sentidos la vista y el oído son los más importantes y su cuidado está en nuestras manos de una manera muy sencilla. Vamos a dar unas cuantas pautas para que nuestros oídos estén en el mejor estado posible.

  1. ¿Bastoncillos? No, gracias. El uso de los bastoncillos está muy extendido pero su uso debería limitarse a la oreja y no a introducirlo en el canal auditivo. Una mala maniobra, como mínimo, nos va a introducir la cera un poco más y va a ayudar a apelmazarla y facilitar la formación de un tapón. En el peor de los casos, y sobre todo en niños al realizar un movimiento inesperado, se puede llegar a perforar el tímpano…
  2. Televisión. A veces sin darnos cuenta la televisión está demasiado alta. Debemos revisar el volumen y regularlo a niveles lo más bajos posibles que nos permitan seguir disfrutando de nuestra película favorita.
  3. Auriculares. Lo ideal sería utilizar auriculares de los “grandes”, de los que se apoyan sobre la oreja, y no aquellos que se insertan dentro del canal. Esta forma permite que no exista tanto taponamiento y que parte del sonido se pueda escapar.
  4. Volumen de los auriculares. A veces podemos oír perfectamente lo que está escuchando otra persona en sus auriculares. Eso es una barbaridad, se sabe que el daño auditivo es acumulativo y que a mayor volumen mayor daño. Algunos fabricantes de dispositivos indican claramente esta situación en sus instrucciones pero dejan en manos de los usuarios el control del volumen…
  5. Volumen en el coche. Como no llevo auriculares no pasa nada… pues ¡no!. Aquellos que en sus vehículos llevan la música a volúmenes tan altos como para llamar la atención se están haciendo un flaco favor. Además de la pérdida auditiva mas o menos importante que seguro adquieren ponen en riesgo su seguridad y la del resto ya que es imposible que puedan percibir las señales acústicas externas.
  6. Trabajo y ruido. Otro de los grandes problemas. Como lo de cambiar de trabajo no es planteable queda la opción, obligatoriedad diría yo, de utilizar protectores auditivos. Los hay de muchos tipos en función del ruido en el que desarrollemos nuestra actividad, (tapones de espuma, tapones a medida, cascos protectores…), y deben usarse desde el primer minuto de trabajo no tenemos que esperar a tener molestias o zumbidos para utilizarlos.
  7. No todo es trabajo e incluso en momentos de ocio los aficionados al tiro o la caza deben proteger sus oídos. Nunca es tarde para empezar y si hasta ahora no usas protección es un buen momento para empezar.
  8. Siguiendo con el ocio. A los buceadores les queremos recordar la importancia de cuidar sus oídos, sobre todo a los que realizan inmersiones profundas. Y a los que les gustan el bricolaje, o ir en moto o en quad… para cada afición está su protección específica que podrás encontrar con facilidad en un centro auditivo.
  9. Y las piscinas… ¿Qué decir de las piscinas? Aquellos propensos a otitis de repetición deberían utilizar siempre tapones para el baño. Desde los clásicos de cera a los realizados a medida toda protección es una gran idea.
  10. Medicaciones. Algunas medicaciones son ototóxicas (que pueden dañar la audición). Si tienes familiares con problemas de audición coméntaselo siempre a tu médico para que lo tenga en cuenta. A veces no hay más remedio ya que el riesgo es mínimo pero en otras ocasiones se puede buscar una medicación alternativa que no sea ototóxica. Como siempre, recuerda no automedicarte y ante cualquier duda consulta con el farmacéutico.
  11. Revísate. Ante cualquier sospecha de que tus oídos no funcionan como deben consulta con el profesional de la salud adecuado. No te esperes.

Como ves, el tema de proteger tus oídos para así poder disfrutar de una mejor audición en el futuro está en tu mano. Son consejos muy fáciles de llevar a cabo y aunque hoy no notes ningún beneficio te aseguramos que en el futuro lo agradecerás.


Sobre esta noticia

Autor:
Supersalud (5 noticias)
Visitas:
1855
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.