Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Proyectan “Ventanas al mar”, de Jesús Mario Lozano, en FICG

02/03/2012 07:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

* En el filme participan los actores españoles Fernando Guillén, Charo López y los mexicanos Raúl Méndez y Natalia Córdova Por José Vera Zambrano, enviado Guadalajara, 2 Mar. (Notimex).- La película “Ventanas al mar” (México, 2009), del realizador Jesús Mario Lozano, un drama amoroso en donde dos parejas aparentemente diferentes se encuentran de viaje en la isla de Cozumel, fue proyectada hoy como parte de las exhibiciones a la prensa en el marco de la XXVII edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG). En el filme participan los actores españoles Fernando Guillén, Charo López y los mexicanos Raúl Méndez y Natalia Córdova, quienes buscarán el premio principal, ya que la producción forma parte de la sección oficial del FICG27. “Emma” (Charo López) y su esposo “Joaquín” (Fernando Guillén), es una pareja de españoles ancianos que esperan la llegada de ”Nico”, hijo de ambos, quien radica en Nueva York, para festejar su aniversario. Ella es una maestra retirada que se dedica a realizar traducciones del español al italiano, él es un jubilado que trabajó en la política de su país, pero ambos han dejado de disfrutarse. Por su parte, “Ana” (Natalia Córdova) y “Mauricio” (Raúl Méndez) son una pareja de jóvenes que están en la isla para gozar de une relación prohibida. Ella es una bailarina que dejó la carrera por la edad, pero conservo un cuerpo escultural, él es un ingeniero casado, sujeto a los caprichos de su poderosa familia en el ramo inmobiliario, un ser dependiente y temeroso de arriesgar más allá de lo posible. Las dos parejas convivirán en la estancia “Ventanas al mar” un sitio alejado del bullicio de la ciudad, en habitaciones contiguas. La pareja mayor llegó primero a esa estancia, ahí don “Don Joaquín” dará un susto a “Emma”, pues sufre un percance en el mar que por poco le cuesta la vida y en ese momento llegan “Ana” y “Mauricio”, ella se alarma al verlo tirado en la playa mientras algunas personas lo auxilian. ¿Está muerto?, pregunta la joven, una cita que será clave. Ya en el cuarto “Ana” y “Mauricio” dan rienda suelta a su amor en la terraza, desnudos, sin fijarse que en un espacio similar de al lado se encuentra “Emma” traduciendo, en tanto que “Joaquín” se levanta y aparece al tiempo que interrumpiendo el coloquio amoroso y deja muy apenados a los jóvenes mexicanos. Luego, la pareja española decide visitar las ruinas mayas, donde un guía les cuenta acerca del misterio que rodea el lugar con la historia de Ixchel, la diosa a la que los antiguos habitantes rendían culto y así descubren que fue por ese lugar donde se inició la Conquista Española que trajo nuevos dioses a la zona. “Ana” y “Mauricio” se dedican a pasear por el arrecife, pero él recibe una mala noticia, su esposa ha sufrido un accidente y tiene que volver de inmediato, eso desata una pelea entre la pareja. De tal manera se dará paso a una confrontación que casi rompe sus vacaciones. Por su parte, los ancianos son plantados por su hijo, “Emma” anhelaba ver a sus nietos, pues algo le dice que se acerca su hora, “Joaquín” le da ánimos a su mujer para que supere esto. La traductora teme que sea la última oportunidad de festejar juntos en familia, sufre de Alzheimer y no está segura de llegar al próximo año. Para no ”agüitarse” la pareja de ancianos invita a sus vecinos a pasar una tarde en el mar, a bordo de un pequeño yate que habían alquilado para celebrar el aniversario con su hijo, deciden zarpar aún con la advertencia de que se avecina una tormenta, pero “Joaquín” insiste y logra que los dejen partir. Las parejas se divierten y se conocen más a fondo, incluso se revelan secretos íntimos, pero de pronto saldrán a flote algunos conflictos existenciales que cada uno tiene, y por si fuera poco la tormenta los alcanza y amenaza su vida que cortará de tajo esa cálida amistad. “Ventanas al mar” cuenta con fotografía de Juan José Saravia; el editor es Óscar Figueroa Jara, y Lynn Fainchtein es la supervisora musical encargada de una atinada participación sonora, en la que destacan éxitos en las voces del Trío Matamoros, Daniel Santos y Toña La Negra, entre otras figuras de la época, con canciones grandiosas como “No estás”, “Lágrimas negras”, “No, no y no”. Sobresalen también fragmentos de textos de Dulce María González, como de Rafael Alberti.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
242
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.