Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Salud Y Medicinas escriba una noticia?

Prueba de factor reumatoide

15/11/2012 14:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Prueba de factor reumatoide SyM

Detecta la presencia de un tipo de autoanticuerpo denominado factor reumatoide (FR), proteína que se forma por los linfocitos tipo B (células encargadas de la defensa o inmunidad) y ataca a las articulaciones del propio organismo considerándolas extrañas.

No se conoce con certeza la función del FR, pero se sabe que no lesiona directamente las articulaciones, sino que favorece las reacciones inflamatorias en el organismo y éstas son las responsables de la destrucción.

Para qué sirve medir el factor reumatoide

La medición del FR se usa con mayor frecuencia para diagnosticar artritis reumatoide (enfermedad crónica que ocasiona hinchazón de las coyunturas y tejidos circundantes) o síndrome de Sjögren (trastorno autoinmune en el cual se destruyen las glándulas que producen las lágrimas y la saliva).

Asimismo, se utiliza para descartar o diagnosticar otras afecciones relacionadas con inflamación, ya que el factor reumatoide puede ser elevado en patologías como lupus eritematoso sistémico, tuberculosis, mononucleosis infecciosa, entre otras.

En qué consiste

Se toma muestra a través de una vena (por lo general de la región interior del codo o dorso de la mano). El sitio a puncionar se limpia con desinfectante y, a continuación, se coloca banda elástica alrededor de la parte superior del brazo para concentrar la irrigación sanguínea en la zona.

Posteriormente, se introduce aguja en la vena y la sangre se recolecta en frasco hermético o tubo especial. Una vez recogida la muestra, se cubre la herida con algodón para prevenir hemorragia.

En bebés o en niños pequeños se puede utilizar instrumento puntiagudo (lanceta) para punzar la piel y hacerla sangrar. El vital líquido se recoge en tira reactiva, portaobjetos o tubo pequeño de vidrio.

Preparación del paciente

No se requiere preparación especial.

Riesgos por someterse a prueba de factor reumatoide

Las posibles complicaciones son las de cualquier examen de este tipo, entre ellas hemorragia, desmayo, mareo, hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel), infección (riesgo leve que ocurre cuando se presenta ruptura de la epidermis) y punciones múltiples para localizar las venas.

Cabe recordar que la aguja debe ser estéril y desechable, a fin de evitar la propagación de infecciones, como las ocasionadas por los virus de inmunodeficiencia humana (VIH, que ocasiona el sida) o de la hepatitis B o C (generan daño en el hígado y condicionan la formación de cáncer).

Resultados

Generalmente se reportan en una de dos formas:

  • Menos de 40-60 U/ml (unidades por mililitro de sangre).
  • Menos del título 1:80.

Tales cifras indican que el nivel de factor reumatoide es normal; sin embargo, hay casos en los que se padecen afecciones reumáticas y los resultados de este examen se encuentran dentro de los rangos aceptables.

Los niveles altos de FR, sobre todo en personas que tienen síntomas (agotamiento, dolor articular, ardor en los ojos, dificultad para deglutir), pueden ayudar a diagnosticar artritis reumatoide o síndrome de Sjögren, principalmente. También pueden aparecer cifras anormales elevadas en quienes sufren:

  • Esclerodermia. Se caracteriza por el endurecimiento de los tejidos de la piel, articulaciones y órganos.
  • Lupus eritematoso sistémico. Enfermedad reumática sistémica y crónica, es decir, que además de afectar articulaciones y músculos, puede dañar la piel y casi todos los órganos.
  • Enfermedad de Still del adulto. Padecimiento poco común caracterizado por fiebre alta, erupción cutánea y dolor articular, que puede derivar en artritis prolongada (crónica).
  • Dermatomiositis. Trastorno muscular que causa inflamación y erupción en la piel.
  • Artritis reumatoide juvenil. Ocurre en chicos hasta los 16 años de edad, provocando inflamación y rigidez en las articulaciones y, algunas veces, disminución de la movilidad. Puede afectar cualquier coyuntura y, en ocasiones, órganos internos.
  • Sarcoidosis. Enfermedad en la cual se produce inflamación en ganglios linfáticos, pulmones, hígado, ojos, piel y otros tejidos.

Es importante tener presente que el factor reumatoide no es un dato diagnóstico, es decir, los valores elevados no indican que se tenga artritis reumatoide, ni los niveles bajos que no se padezca la enfermedad. El diagnóstico de la artritis reumatoide se basa en los síntomas del paciente e historia clínica con el apoyo del laboratorio y la opinión del especialista (reumatólogo, médico general).

Fuentes:
  • Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos/Institutos Nacionales de la Salud (NIH). Factor reumatoideo (FR). Portal MedlinePlus [en línea].
  • Reumatología. Capítulo 22, Tomo II. En: Manual CTO de Medicina y Cirugía. 7ª Edición. España: Editorial McGraw-Hill, 2007.
  • Roca Roderich R. Enfermedades de las Articulaciones y del Colágeno. En: Temas de Medicina Interna. Tomo III. Segunda Parte. 4ª Edición. Cuba: Editorial Ciencias Médicas, 2002.

SyM

Última actualización: 11-2012


Sobre esta noticia

Autor:
Salud Y Medicinas (358 noticias)
Visitas:
623
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.