Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Publica Conaculta “La fuerza de la identidad”, de José Luis González

05/01/2012 09:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los trabajos de investigación realizados en diferentes estancias en Perú y México por el doctor José Luis González Martínez, han sido reunidos en el libro “La fuerza de la identidad. Religión popular, cultura y comunidad”. El texto, publicado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), en su colección “Intersecciones”, tiene como eje temático el interés de ofrecer una comprensión respetuosa de construcciones culturales y religiosas. El especialista se enfocó en México y Perú porque ambos países presentan elementos comunes como el hecho de contar con un pasado de desarrollo cultural prehispánico, además de que fueron cabezas de virreinatos en tiempos de la colonia española. “Los dos países y culturas se caracterizan por una significativa presencia indígena en la actualidad y los dos poseen una intensa experiencia de mestizaje”, indicó el también maestro en etnohistoria en un comunicado de Conaculta. El también titular del taller permanente Religiones Mesoamericanas y Andinas en la Escuela Nacional de Antropología e Historia de México, comentó que ha tratado de reflejar en el título de este texto que “la palabra identidad no es otra cosa que la conciencia y la valoración de lo que somos”. “La fuerza de la identidad no es algo meramente abstracto sino es una cosa tan concreta como una fuerza, una fuerza que nace de ese saber lo que soy y de valorarlo ya sea como colectividad, nación, región o como grupo étnico, ” abundó el académico. Asimismo, comentó que existe un cambio en la identidad religiosa del mexicano, ya sea por otras opciones de credo o también porque el mismo ambiente popular y de diferentes grupos étnicos reconstruye y reinterpreta sus elementos básicos. Un ejemplo de ello, dijo, son las fiestas patronales que aunque a veces a la misma iglesia pueden parecer profanas son también un acto religioso para la comunidad en donde se manifiesta. Refirió que las culturas de los pueblos y en ellas las religiones, todas se han desarrollado no tanto por lo que inventan desde adentro sino porque aprenden de otros casos de culturas y religiones. Expresó que “en México esto se manifiesta mucho más en el ámbito católico por esas relaciones que ha tenido con las culturas prehispánicas que todavía persisten con sus viejas creencias que eran anteriores de la cristianización y las han fusionado. Es a lo que llamamos comúnmente el sincretismo”. Y añadió: “este sincretismo existe porque los pueblos buscan un sentido para la vida porque “lo único que no puede soportar el hombre es el caos. Tiene que tener sentido sino se encuentra perdido y en las prácticas religiosas se encuentra esta búsqueda”. Otro de los ejes en el texto consiste en presentar la religión como una parte de la cultura pero sobre todo, como una parte de la convivencia que se da hoy debido a que aunque la globalización parece uniformar todo, las culturas locales se aferran a seguir siendo lo que son aunque inevitablemente asimilen cosas que vienen de fuera. En este sentido en uno de los capítulos trata el tema con el título ¿Caminamos hacia religiones sin iglesias?, respecto al cual dijo: “no me refiero a iglesias en el sentido de edificios sino iglesias en el sentido de aparatos de poder de cada religión”. “Quizás estamos viviendo una época en la cual las iglesias como aparato de poder y de administración de lo religioso van perdiendo fuerza y eficacia porque el hombre por esta capacidad de comunicación hoy en día se siente con mas capacidad y derecho de pensar por si mismos, desarrollando una capacidad critica, que hace unos siglos la palabra critica con respecto a una religión hubiera sido herética”, explicó el autor. “Una de las intenciones del libro es contribuir a una comprensión intercultural cada vez más sólida y cada vez más respetuosa de unas religiones con otras de esa visión, de que las construcciones culturales y religiosas que se van dan dando en la historia, cada una en su ámbito de su influencia, han logrado dar sentido a la vida humana en la historia”, enfatizó. “Pretende reflejar que esas formas variadas de manifestar lo religioso hay un sentido muy profundo que es buscar y encontrar”, concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
70
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.