Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Pugna Teresa del Conde por nueva biografía de Rodríguez Lozano

09/09/2011 03:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La historiadora y crítica de arte Teresa del Conde, pugnó la víspera por una nueva biografía sobre la vida y obra del pintor mexicano Manuel Rodríguez Lozano (1896-1971), pues consideró que lo que hasta ahora se ha dicho y escrito sobre el creador “no esta comprobado”. En una charla que ofreció anoche en el Museo Nacional de Arte (Munal), la experta se refirió a uno de los libros que se presenta en el marco de la exposición "Manuel Rodríguez Lozano: Pensamiento y Pintura 1922-1958" en ese espacio cultural, impreso por Francisco Monteverde en los talleres de la UNAM. Indicó haber revisado la “memoralia” de dicha muestra y dijo que la publicación “no se sabe si es de o sobre Manuel Rodríguez Lozano, pero lleva como primer umbral el nombre de Mario de la Cueva, un estudiante de medicina y doctor en derecho que ocupó la rectoría de la UNAM entre 1940 y 1942”. Según Del Conde, se trata de un libro impreso, pero sin logotipo de la UNAM, por Francisco Monteverde, en las prensas de la Máxima casa de estudios y salió publicado en el año de 1942 con una dedicatoria “a mi maestro Francisco Sergio Iturbe”. “Pero es una dedicatorio ambigua, pues desde luego no lo dedica Mario de la Cueva, sino el propio Rodríguez Lozano”, expresó Del Conde. De acuerdo con la autora de obras como “Julio Ruelas”, “Frida Kahlo”, “Un pintor mexicano y su tiempo” y “La Ruptura”, hasta ahora todo lo que se diga y afirme sobre Rodríguez Lozano, incluyendo versiones de sus alumnos Ignacio Nieves Beltrán (Nefero) y Francisco Sergio Iturbe es “conjetura e interpretación”. Indicó que tal publicación de 32.5 por 21 centímetros, presenta además en su portada y contraportada, un autorretrato del creador mexicano, pero no impreso, sino adherido a ambas pastas. Refirió que en tal obra, destaca una presentación del poeta español José Bergamín, de quien dijo, “no dice nada o casi nada sobre Rodríguez Lozano”. “El libro que está exhibido tiene la virtud de reproducir pinturas y dibujos, excepto el autorretrato adherido al que hice mención”, señaló Del Conde al tiempo que mencionó que lo que puede conjeturarse, “es que a Rodríguez Lozano le fascinaba juntarse con gente valiosa y desde luego Bergamín era uno de ellos’. Dio a conocer que el libro-catálogo de la exposición, “es el más completo sobre Rodríguez Lozano’ y expresó su confianza porque “éste ayude a otro que pudiera ser definitivo”. Previo a la charla, el pintor Manuel Marín habló sobre la citada exposición, con la que se conmemora 40 años de la muerte Rodríguez Lozano. La exhibición que estará hasta octubre próximo, recoge las distintas facetas de la obra pictórica de este artista. Curada por Arturo López, se propone como una revisión exhaustiva sobre la vida y aportes de Rodríguez Lozano, figura de primer orden en el ámbito artístico del siglo XX en México. La muestra da cuenta de sus vínculos con sus alumnos Abraham Ángel, Ignacio Nieves Beltrán (Nefero), Ángel Torres Jaramillo (Tebo), Julio Castellanos, Francisco Zúñiga y Antonio Reynoso, y de sus reflexiones en Pensamiento y pintura, texto en el que revisa el arte mexicano de su tiempo. “Manuel Rodríguez Lozano: Pensamiento y Pintura 1922-1958" está dividida en cuatro espacios temáticos: “Mirado Colosal”, “Un fauvismo mexicanista”, “Un país luminoso” y “El silencio y la tragedia”. “Mirada Colosal”, que comprende le periodo de 1930 a 1939, con la creación de figuras humanas desnudas, de notable expresividad, sensualidad y, a menudo, de indefinición sexual. “Un fauvismo mexicanista” permite mostrar los trabajos tempranos del artista, logrados a partir de 1920. En ellos se muestran composiciones con recursos “fauvistas”, haciendo un uso desbordado del color y prescindiendo de la perspectiva. “Un país luminoso” da cuenta del discurso plástico y literario de Rodríguez Lozano, y proyecta una gran admiración y apego a lo mexicano. “El silencio y la tragedia” incluye obras como “La piedad en el desierto”, mural realizado en la Penitenciaría de Lecumberri en 1942, que muestra un conjunto de pinturas de escenas trágicas: generalmente mujeres enrebozadas, con rostros de gélida plasticidad en escenarios desolados, nostálgicos.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
570
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.