Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Pugnan por reconocimiento de derechos de trabajadoras domésticas

30/03/2012 05:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El reconocimiento de los derechos de las trabajadoras del hogar es la consigna de Martha Sánchez Néstor, y su convicción de que éste empieza con la valoración de su labor, el respeto a su lengua, sus costumbres y tradiciones la han llevado de la costa de Guerrero a foros internacionales y a ser delegada en la ONU. De origen amuzgo, hoy coordina la Alianza de Mujeres Indígenas de Centroamérica y México. No completa cuatro décadas de vida, pero la mitad ya la ha dedicado a la defensa de mujeres que, como ella, pronto emigran de sus comunidades para emplearse en labores domésticas para ganarse el sustento y que pocos saben que el 30 de marzo es el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar. Una de sus prioridades es lograr que el Congreso ratifique el Convenio 189 sobre el Trabajo Decente de las Trabajadoras y los Trabajadores Domésticos, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de manera que la expresión “trabajador, trabajadora del hogar” sea reconocida como “trabajador, trabajadora doméstica”. Advierte que el trabajo del hogar está feminizado y eso incrementa el grado de vulnerabilidad de las mujeres que lo realizan, si se considera que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, al cuarto trimestre de 2011 apenas 189 mil 452 hombres se emplearon en labores domésticas, como cita el Conapred. En su documento “Derechos iguales para las trabajadoras del hogar en México”, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), organismo del que Martha es asambleísta, indica también que casi dos millones de mujeres en el país que realizan actividades económicas se emplearon en algún momento en tareas domésticas. Si bien el Convenio 189 “garantiza la protección laboral mínima que deben tener las y los trabajadores domésticos, en igualdad de condiciones con las demás personas trabajadoras”, una vez que se logre su ratificación habrá que buscar que se signe la Recomendación 201, con orientaciones prácticas para cumplir las obligaciones del acuerdo, explica Martha a Notimex. Trabajadora del hogar en su adolescencia conoció la discriminación, por lo que pronto se incorporó al Consejo Guerrerense 500 Años de Resistencia Indígena; ha sido representante de la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas y del Enlace Continental de Mujeres Indígenas Región Norte y, con otras compañeras, fundó la Casa de Salud de la Mujer Indígena “Manos Unidas”. “Tomamos este camino hace 18 años, somos de raíz indígena, hemos sido trabajadoras del hogar. En redes para defensa de los derechos indígenas hemos dado pasos y sinergias de articulación” en ese propósito, dice Martha convencida. Becaria de la Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer, asesora a título honorífico de indígenas y trabajadoras domésticas, así como para erradicar la violencia y las muertes maternas en la Costa Chica de Guerrero, mantiene una firme visión de defensa. El cambio de gobierno que se avecina, con los procesos electorales en marcha desde el nivel municipal hasta el federal, es una oportunidad para visibilizar la situación de las trabajadoras del hogar como seres humanos con derechos laborales y a toda su diversidad. “No todas las trabajadoras somos iguales, una gran parte somos indígenas, pero tenemos derechos laborales, de seguridad social, a vacaciones estables, respeto a la lengua, a la vestimenta tradicional, a espacios para ir y replicar costumbres y tradiciones. Mujeres con capacidad de propuesta”, ratifica. De cada 10 mujeres trabajadoras del hogar ocho proceden de un estrato socioeconómico bajo, y cuando se las emplea se considera que “no tienen derechos pero sí obligaciones”, cita el documento del Conapred. Agrega que según la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México a 2010, el principal problema de este sector es que tienen mucho trabajo y poco sueldo. El respeto a los derechos se logrará con una lucha de menos a más, a través de la concientización en medios, foros, diálogos, de lograr que el Estado tome medidas de concientización, conciliación y arbitraje, de una mayor vinculación interinstitucional y de tender puentes de responsabilidad, añade Martha Sánchez- Señala que en esta lucha reciben apoyos de organizaciones civiles, algunos sindicatos y de la ONU Mujeres o instancias de gobierno orientadas a los pueblos indígenas. La vinculación con las trabajadoras domésticas está abierta. Basta acercarse al Centro Cultural España, muy cerca del Zócalo en la ciudad de México, para integrarse, participar en foros, mesas de discusión; o una llamada telefónica para el diálogo directo y entender la particularidad de cada mujer, dice. Sánchez Néstor sabe que la mayoría de las trabajadoras del hogar tienen origen indígena, que el grado de analfabetismo entre ellas es elevado, al igual que las necesidades económicas. Pero también que los derechos les corresponden, que “la unión dará frutos con redes para exigir respeto y lograr el avance. Convencida de que los cambios se empujan desde la ciudadanía, de que tenemos derecho a la palabra, a la propuesta”, y por ello continuará la pugna para lograr cambios constitucionales y reglamentar las leyes.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
63
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.