Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Construyendouna escriba una noticia?

Qué contenta estoy

08/09/2011 02:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como os conté el próximo día 26 me incorporo de nuevo a trabajar, pero no sabía exactamente donde.

Llevo más de tres años trabajando en la administración pública. Trabajo en una empresa de consultoría, estoy licenciada en matemáticas con perfil de computación y soy analista programadora. Muchas de las aplicaciones de la administración pública salen a concurso y las realizamos personal externo.

Antes de trabajar para la administración pública lo hice en banca y el nivel de estrés y de trabajo no es el mismo. Además yo me cambié de empresa por el acoso y derribo, las horas sin pagar y sin agradecer, los fines de semana para otros y las pocas o nulas gratificaciones. Busqué una empresa con sindicato, que pagara las horas extras, los esfuerzos y los fines de semana, una empresa grande. Y cambié de sector, porque estaba cansada de echar tantas horas, aunque he de decir que aprendí mucho, y porque quería tener una vida en común con mi pareja y tener hijos. Necesitaba estar más relaja y centrarme en lo realmente importante construir una familia.

Cuando me quedé embarazada de mi Bichito y me dieron la baja médica tan pronto, pensé que me sustituirían. Por suerte no fue así y volví a mi puesto de trabajo con jornada reducida, sin tener ningún problema ni sentirme rechazada. Otra compañera que se fue a reincorporar después de su baja por maternidad no pudo hacerlo, porque ya no la necesitaban. Cuando esto ocurrió yo ya estaba embarazada de mi Pequeñín y he tenido mis dudas. De hecho a lo largo de mi embarazo hubo recorte de personal y creí que me tocaría a mi. Por suerte no pasó, pero pensé que esta vez ya no me incorporaría a trabajar, me habían buscado un sustituto que va a quedarse, así que pensé que no querrían que volviera.

Sin embargo, ayer por la mañana recibí la llamada de mi Gerente que me ha confirmado que el próximo día vuelvo a mi cliente, que no ha mi puesto. Mi puesto, mi ordenador, mi mesa, mi silla, mis cajones, están ocupados por mi sustituto que va a quedarse. Pero estoy segura de que tendrán una nueva mesa para mi, una nueva silla (aunque sea de quinta mano), un nuevo ordenador (aunque ya haya estado usado), unos cajones donde meter el bolso y las mil cosas que se van acumulando en ellos. Sea como sea, no me importa lo más mínimo, porque lo que verdaderamente me importa es que vuelvo a mi trabajo, a mi cliente, con mis compañeros y con mi amiga (tú sabes quien eres).

No tengo ganas de volver, pero estoy muy contenta que sea a mi trabajo, aunque no sé a qué proyecto será, pero no me importa. Esto hace que me sienta bien y muy tranquila, tengo cliente y mientras así sea, tendré trabajo. Mi cliente me da la tranquilidad de poder aparcar cerca si llego a las 7:30, de salir si mis hijos se ponen malos, de adelantar la salida si al día siguiente hago más horas. Me da una tranquilidad que pocos trabajos lo hacen. Porque si además es duro dejar a tus hijos en la escuela infantil mientras tú te vas a trabajar, si ya lo haces a un sitio desconocido, debe de ser mucho más difícil.

Ayer fue un gran día y hoy también. Hoy es mi aniversario de boda, hace 4 años me casé con el padre de mis hijos, con el amor de mi vida, con mi alma gemela, con el hombre más maravilloso del mundo. Es fantástico levantarse cada día a su lado y compartir con él la vida. Gracias a él tengo dos hijos preciosos, soy una mujer muy feliz, que se enorgullece del padre que es, de saber que ha elegido al único hombre que la haría feliz y la hace sentirse como una reina (unos días más, otros menos). Hijos míos debéis de estar orgullosos porque tenéis el mejor padre del mundo ENTERO!!! (como diría mi Bichito)

Ale, gracias por estos 4 años siendo tu mujer, por las risas, por los lloros, por el cariño, por las noches sin dormir, por las siestas, por las miradas, por los guiños, por los besos, por los abrazos, por los masajes, por los mimos, por las caricias, por estar junto a mi, por apoyarme, por sonreír, por luchar por mi y quedarte a mi lado, por elegirme, por cambiar tus convicciones y satisfacer las necesidades de tus hijos, por querer tanto a tus hijos, por ser feliz, por el amor que nos das, por hacernos felices, por lo que nos quieres, por lo que te queremos, por todo gracias.

Te quiero mi vida. Feliz Aniversario


Sobre esta noticia

Autor:
Construyendouna (486 noticias)
Fuente:
suu-construyendounafamilia.blogspot.com
Visitas:
881
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.