Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que De Sinaloa escriba una noticia?

Que la persona sea el centro

18/03/2013 14:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Doctor Carlos Díaz Hernández será uno de los ponentes en el II Congreso Internacional Educación en Valores; Los Valores se viven y se sienten que se realizará en Mazatlán, Sinaloa, los días 26, 27 y 28 de mayo. A continuación compartimos este artículo tomado de http://www.chasque.net/umbrales/rev150/13.htm

ÉTICA El Dr. Carlos Díaz Hernández es considerado uno de los filósofos europeos más productivos de estos tiempos. Apasionado del "personalismo comunitario" y seguidor de Emmanuel Mounier ha escrito 164 libros traducidos a varios idiomas. Doctorado en Filosofía, es también licenciado en Derecho, diplomado en Sociología Política y profesor en la Universidad Complutense de Madrid. Conferencista en Universidades de todo el mundo, su respuesta a fenómenos como la globalización, la pobreza y el poder político, generó una corriente de pensamiento de alta expansión.

"En absoluto soy muy revolucionario ni nada. La realidad es la que está pidiendo justicia a gritos. El personalismo comunitario de lo que trata es de que la persona sea el centro , que a uno no lo midan por los parámetros económicos, que pueda vivir con dignidad; que no sean el centro la vanidad, la tontería, la estupidez del mundo.

En este hotel en que me han puesto, es fascinante ver como un grupo de señoras juega toda la tarde al bridge. Esas son vidas perdidas, arrojadas a los cerdos. No quiero ser un cerdo, ni tratar con cerdos. Y aunque sea por amor, habría que decirle a esa gente: ¿Es que no tienes nada mejor que hacer?"

En cuanto a la filosofía que practica y propone, Carlos Díaz afirma que consta de cuatro niveles. " El nivel uno, que es estar cerca de los pobres , también físicamente. Eso ocurre con muchos políticos, como en España. Por supuesto, no creo en un conjunto de socialistas, que luego es de socialistas millonarios. De repente son todos iguales porque están todos arriba. El nivel de cercanía que se siente con la viuda, el huérfano y el extranjero del Antiguo Testamento, no hay que perderlo de vista. Ese primer nivel es básico. No hacer las cosas para los pobres, sino desde y con ellos. Ello nos lleva a una elección de vida muy importante: no es sólo pensar de otro modo, sino vivir de otro modo .

Así entramos en el segundo nivel: el mundo es una montaña de mierda . Lo importante es agarrarla con las manos, sin mancharse el corazón. ¿Qué cuál es la mierda? El capitalismo, las multinacionales, la economía de Estados Unidos, los políticos que arruinan un país. Y para comprender mucho de eso, hay que analizarlo a fondo, con herramientas de mucha profundidad... Y con ese bagaje cultural, no solamente denunciar, sino proponer alternativas a la crisis. Está claro que si todo son denuncias sin alternativas, lo que crece al final es la desesperanza. En el primer mundo, estamos conviviendo con pueblos que están en la prehistoria. Lo que se busca es hacer una gran valla, una gran cerca, para evitar que la gente de la prehistoria ingrese a la historia. Y esas vallas son las barreras arancelarias, los mercados comunes, las trabas de Estados Unidos. Así el tercer mundo es cada día más tercero y menos segundo. Hace falta un rearme de optimismo concitando lo mejor de la gente. Claro que es difícil. Aquí se habla de una crisis de confianza. ¿Saben quiénes pagan el precio de las crisis de confianza de los ricos? Los pobres. Se cortan los programas de asistencia social, la salud pública, la educación: han hecho lo mismo en todos los países...

Por eso es imprescindible estudiar las estrategias, las salidas posibles, las urgencias en medio de la crisis; para eso falta gente que lo viva, que lo sienta y que lo emprenda. Y eso no se enseña en las universidades, ni lo comenta la mayoría de los periódicos. Y finalmente hay que estar dispuesto -y no lo quisiera decir dramáticamente- a dar la vida por ello. No a quitarla, a darla. Y a no llorar tanto . Los que coincidimos en esta lucha, decimos siempre: Si vas a llorar, pues llora de una vez, pero vente llorando para hacer la historia... "


Sobre esta noticia

Autor:
De Sinaloa (2843 noticias)
Fuente:
amanecersinaloa.com
Visitas:
171
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.