Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tótua Nia escriba una noticia?

No queremos taquitos transgénicos

11/12/2012 00:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Por Claudia Torres:

Empecemos por definir qué son los organismos genéticamente modificados o transgénicos: Greenpeace México define como tal a un organismo modificado por ingeniería genética, conocido como organismo genéticamente modificado (OGM) o transgénico, puede ser una planta, animal, hongo, bacteria o alga, entre otros, a cuya cadena de ácido desoxirribonucleico (ADN) se introducen genes de otro organismo. El organismo del que se toman los genes puede pertenecer a la misma especie o ser de una completamente distinta, incluso de un reino diferente. Lo que significa que se pueden tomar genes de alguna bacteria e introducirlos a una planta o animal; hasta llegar a pasar genes de plantas a animales o a células humanas.

Por esta razón, los OGM son seres vivos nuevos, inéditos en la naturaleza, los cuales poseen información genética que no existía en su especie, o especies que no existían. La manera de presentarse ante a la sociedad en pro del cambio es ver en el producto la oportunidad de mejorar el rendimiento de los cultivos, racionalizar el uso de agroquímicos, aprovechar suelos poco fértiles, entre otras ventajas.

Podríamos quedarnos con la idea de que la tecnología como la ciencia avanzan a la par que las necesidades en el mundo, podríamos pensar que lo transcendental del asunto es tomar posturas de poder crear 'algo' que nos llegará incluso a beneficiar como la sociedad evolutiva que somos. Ahora bien si se hacen pruebas en animales para avanzar en la medicina o en diferentes marcas, empresas o artículos de todo tipo para probar reacciones adversas con el fin de dañar menos o no dañar a los que finalmente somos consumidores y nos venden incluso la idea de que ha sido probad previamente en ellos.

El tema del mercado de los alimentos en países alejados del primer mundísmo parece haberse mantenido de manera pasiva, no necesariamente por el hecho de que los primermundistas consuman los mejores alimentos, de hecho países como Estados Unidos, Japón, Francia y demás son países en los cuales la alimentación en su mayoría de los casos está repleta de proveedores de comida rápida. Según un estudio llamado "El Consumo de Comida Rápida: situación en el mundo y acercamiento autonómico", realizado en el 2010 por la Escuela de Negocios EAE, México se encuentra en el lugar número 8 de 13 lugares, encabezando la lista por Japón, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia, Francia y Alemania.

Monsato, es un proveedor global de tecnologías y productos para la agricultura los cuales mencionan como intenciones primordiales en el mercado son mejorar la productividad del campo y la calidad de la alimentación. En el 2005 en México se aprueba la Ley de Bioseguridad y Organismos Genéticamente Modificados, en el 2008 se publica el reglamento de la ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados y es hasta el 6 de marzo del 2009, cuando se publica el decreto que modifica el reglamento de la Ley de Bioseguirdad, con el cual el régimen de protección especial del maíz queda incluido dentro del mismo reglamento.

Con esto, las siembras experimentales de maíz transgénico en México podrían dar inicio en septiembre del mismo año. Como la empresa socialmente responsable que se dice ser, Mosanto entra en labor de generar estas ideas de experimentar con el maíz queriendo "Salvar a México del hambre", ver en México una oportunidad de poder hacer y experimentar no es lo escándaloso, lo peligroso son las reacciones que estos experimentos traen consigo y la tendencia que ya son obvias por parte de las grandes empresas de querer generar necesidades. Según la página oficial de Greenpeace México, La industria biotecnológica se ha negado a hacer pública la información vital que demuestra los problemas para la salud humana por el consumo de alimentos transgénicos.

Científicos han revelado que Monsanto omitió reportar efectos negativos serios, como los signos de toxicidad en los órganos internos de las ratas, estudio publicado en la revista "Food and Chemical Toxicology", en el cual se encontró que las ratas que fueron alimentadas con maíz transgénico o genéticamente modificado, el cual es frecuente en el suministro de alimentos en los Estados Unidos, durante dos años desarrollaron tumores mamarios masivos, daño renal y hepático, así como otros problemas de salud graves, de las cuales como conclusión dejan en claro que por obvias razones anatómicas, morfológicas y nuestra esperanza de vida muy apartas de las ratas, las reacciones adversas sobre el consumo de productos con estas características empezarían a afectarnos en muchos años más.

El comercio de los alimentos en las grandes empresas tienen mayor facilidad de producción, de distribución y venta, pero por su parte Greenpeace México hizo público que las compañías ofrecen préstamos a campesinos para que compren sus semillas transgénicas, que son entre dos y seis veces más caras que las semillas convencionales, al estas no rendirles, los campesinos terminaban con deudas y se veían forzados a adquirir nuevos préstamos para comprar nuevas semillas. Uno de los principales temores para los consumidores conscientes de estos alimentos, así como para los campesinos que siguen trabajando sus tierras, es el repudio hacia el absolutismo de la tierra y de los alimentos manejados en forma de capital económico, en un principio la vida agrícola fue pensada, diseñada y estructurada de manera tal que lo importante era una sustentabilidad, al paso de los años los empresarios han puesto la mirada en este sector para ahora sobrecomercializar con el alimento sin importar estar haciendo experimentos entre sus consumidores al mismo tiempo, el próximo legado de los campesinos queda subastado a las decisiones ajenas y en el futuro precio de las semillas y su futura criminalización debido al homologamiento y al patentar estos alimentos, Ramón Vera Herrera, de GRAIN México en una entrevista, señaló que «La visión indígena, es diferente de la del agricultor comercial, porque para el campesino, el indígena, sembrar es un asunto de vida».

Contrarias a las ideas principales de distribuidores y de las principales empresas que buscan el fomentar biotecnologías en pro de los alimentos transgénicos, GRAIN es una pequeña organización internacional que trabaja apoyando a campesinos y a movimientos sociales en sus luchas por lograr sistemas alimentarios basados en la biodiversidad y controlados comunitariamente cabe aclarar que Monsato no es la única empresa que se dedica a esta parte de la 'agricultura' en pro a lo transgénico, también se encuentran empresas como Pionner y Dow Agroscience entre otras. Entre los datos más impactantes, se encuentra el que Ana de Ita comenta sobre la importación alrededor de 11 millones de toneladas anuales de maíz amarillo provenientes de Estados Unidos a nuestro país, donde el 80 por ciento de las siembras son transgénicas, este maíz se utiliza sobre todo —aunque no exclusivamente— para alimentar el ganado. Luego entonces, inmediatamente nos trasladamos al tema de la comercialización de ganado y el consumo de estas carnes en su mayoría al igual que irónicamente el maíz que consumimos proveniente de Estados Unidos alimentados con alimento transgénico y con hormonas de más.

Las preguntas al aire son: ¿Qué le hace falta a México para poder ser autosuficiente en estas áreas?, ¿A quién le conviene y a quién no?, ¿A dónde se dirigen las inversiones para el sector agropecuario federal?, ¿Usted consume 'taquitos transgénicos? No cabe duda que la necedad económica del hombre desplaza la necesidad humana y minimiza el sentido primero de la vida, acelerando procesos de crecimiento o transformando alimentos jugando mientras experimenta con el hombre, quitándole al hombre lo que es suyo, su libertad, sus tierras, sus autonomía, tendiéndoles trampas temporales. El comercio de la alimentación es primordial; Día con día, la población a la par que el hambre va creciendo y junto a ellos el tamaño, las deformaciones, las enfermedades de los animales y humanos, frutas o verduras que se consumen de esta manera. Es importante llevar una vida alimenticia consciente y sana, hoy por hoy es difícil encontrar en el mercado alimento de procedencia fiable y que no se exceda del presupuesto económico familiar, habrá entonces dejar que el tiempo haga lo suyo y llevarnos a lo que vemos lejos, el pasado.

« »


Sobre esta noticia

Autor:
Tótua Nia (652 noticias)
Fuente:
impunemex.com
Visitas:
246
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.