Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

Querido emprendedor: deja atrás la mentalidad de empleado

10/08/2021 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Matt Sandrini

La mentalidad de empleado sigue presente cuando uno se larga a emprender. Presentamos siete formas en las que afecta el crecimiento de su empresa.

Mi jefa no estaba contento. Ella me llevó a un lado. "Siempre eres el último en llegar y el primero en irse. ¿Porqué es eso?"

Trabajaba como consultor comercial para una gran empresa elegante de la que probablemente hayas oído hablar. Estaba en la carretera la mayor parte del tiempo, durmiendo en hoteles, comiendo todas las comidas con colegas. Iría al gimnasio del hotel para quemar un poco de angustia, y ellos también estarían allí. Me estaba volviendo loco.

Entonces, cuando regresé a la oficina en casa, aprendí cómo optimizar todos mis procesos para poder maximizar mi tiempo para mí.

Tuvo éxito, y mi diligencia dio sus frutos hasta el punto de que incluso el director del proyecto me felicitó. Pero a pesar de esto, y del hecho de que normalmente me quedaba hasta las 6 p.m. a pesar de que solo me pagaron por trabajar hasta las 5, mi gerente todavía no estaba satisfecha.

Su criterio era el tiempo en la oficina, a pesar de que estaba dando todo lo que tenía en el camino, no estaba a la altura. Necesitaba más tiempo en la oficina que en casa cuando no estaba viajando. Y me di cuenta de algo: nuestra cultura del ajetreo nos dice que el esfuerzo es más importante que los resultados.

Cuando trabajas para ti, esa misma mentalidad te lleva directamente a las garras de la bestia que quiere comerse tu negocio para desayunar: la procrastinación.

¿Se mantiene ocupado o produce?

Podrías estar pensando, "Pero espera, Matt, si estoy trabajando duro, entonces obviamente no voy a postergar las cosas. ¡Estoy haciendo muchas cosas! "

¿Pero todas esas "cosas" te llevan en la dirección de tu objetivo?

Cuando finalmente dejé ese trabajo y comencé a trabajar en mi negocio en línea, caí presa del mantra del ajetreo. Creía que trabajar días largos y duros era la mejor estrategia para el éxito. Así que trabajé 16 horas al día e ignoré mi salud, mis amigos, incluso mi novia. Hasta que me di cuenta de que necesitaba concentrarme más en la salida que en la entrada.

Veamos la palabra productividad por un minuto. ¿Qué se esconde en esa palabra? Produce. Por tanto, la productividad no significa hacer, empezar, estar ocupado. Más bien, significa producir. ¿Y qué sale de ese proceso de producción? Tu producto.

Cuando te enfocas en el resultado, en producir tu producto, no te mantienes ocupado por el simple hecho de esforzarte.

La tentación del esfuerzo es fuerte, lo entiendo. Te apasiona tu proyecto, tu negocio y quieres seguir el camino correcto para lograr tus objetivos. Sin embargo, nuestra cultura del ajetreo dice que mantenerse ocupado es realmente importante. Antes de que te des cuenta de lo que está sucediendo, ese ajetreo se interpone en el camino del logro real a medida que haces más sin hacer nada.

Es una forma de procrastinación: priorizar el ajetreo sobre la efectividad.

Entonces, ¿cuándo ocurre esta procrastinación?

He aquí por qué siempre estás ocupado (y, sin embargo, pospones las cosas).

1. Cuando la meta parece borrosa

Esto sucede cuando no tienes claro lo que quieres. O tal vez lo que quieres es demasiado vago. Sabes que quieres causar un impacto. Sabes que quieres estar libre de un trabajo de escritorio y quieres viajar.

Lo que falta en estos vagos deseos es conocer el resultado. Si tu objetivo no está claro, nunca podrás medir si lo que estás haciendo ahora vale la pena o no. Y un sentido borroso de la dirección es paralizante.

Sin embargo, cuando tu objetivo esté claro, podrás dividirlo en pasos prácticos. Quieres desglosar tus objetivos con tanta claridad que no tengas que detenerte y pensar cuándo es el momento de actuar. Simplemente lo sabrás.

El objetivo no es "viajar por el mundo". El objetivo es "en el transcurso de 2021, pasar al menos 2 semanas en 4 países diferentes". Con solo escribir ese segundo objetivo, pienso en cómo hacerlo realidad.

2. Cuando el siguiente paso no está claro

Supongamos que deseas lanzar un producto y ganar un millón de dólares. Bien, buen objetivo, pero ¿cuál es tu próximo paso?

Hace años, quería este estilo de vida en el que pudiera vivir en diferentes lugares y viajar durante todo el año. ¿Mi primer paso? Vete a Portugal. Aunque no estaba preparado para el cambio de estilo de vida, me hizo realmente independiente de la ubicación y hacer crecer mi negocio en línea.

Para hacer eso, tuve que dividir mi objetivo principal en pasos tangibles. Pensar en cuál era el siguiente paso y concentrarme solo en ese paso me salvó de la postergación.

"Crear un negocio en línea que me permita trabajar en cualquier parte del mundo" es una aspiración, pero no factible. "Compra un billete de avión a Portugal". Ahí vamos.

Cuando te concentras en demasiados pasos adelante, te paralizas. Puede sonar realmente genial saber cuáles son sus próximos 10 pasos y concentrarse solo en el panorama general, pero no caigas en esa trampa. Simplemente concéntrate en el siguiente paso y avanzarás en lugar de dejar que la procrastinación te congele.

3. Cuando te auto-saboteas

¿Alguna vez has sentido que no eres lo suficientemente bueno? Es posible que estés auto-saboteando tu productividad y, adivinaste, procrastinando. Existen numerosas razones detrás del autosabotaje. Tal vez temes dejar atrás a la gente si tienes éxito. Quizás creas que en realidad no mereces el éxito. Tal vez realmente no creaa que eres lo suficientemente bueno.

Aquí es muy importante preguntarse por qué. ¿Qué impulsa estas creencias? ¿Por qué crees que no eres lo suficientemente bueno? Luego, desactiva esa creencia. Tal vez escribas tus pensamientos en un diario cuando te dés cuenta de que se está interponiendo en tu propio camino. Esta es una táctica para ayudarte a comprender el "por qué" detrás de este aspecto de la procrastinación.

4. Cuando tienes miedo al cambio

El miedo al cambio puede manifestarse como miedo al fracaso o incluso como miedo al éxito. Normalmente nos sentimos cómodos donde estamos, ya sea que estemos durmiendo en la calle o volando en un jet privado. Estamos donde estamos, y hay un cierto consuelo en eso. El fracaso traerá cambios, y eso da miedo. El éxito traerá cambios y eso da miedo. Es el miedo a lo desconocido. Nuestra situación actual, por dolorosa que sea, es conocida. Y eso en realidad puede ser reconfortante.

No querer dejar de lado este consuelo significa que pospondremos las cosas tanto como sea posible. Es difícil de admitir, ¿no? Nadie quiere decir que le teme al éxito por el cambio que trae consigo. Pero te garantizo que si estás haciendo todo lo posible para sentirte cómodo donde estás ahora, te encontrarás en las garras de la bestia.

5. Cuando piensas como un gastador

El dinero puede ayudarte a ganar más dinero. Cuando pasas de empleado a propietario de negocio, pasas de gastador a inversor. Cuando eres un empleado, la cantidad de dinero que ingresas cada mes está predeterminada: puedes producir más, generar más dinero, hacer que tu equipo sea más eficiente ... tu ganancia a casa se mantendrá constante (hasta que obtengas un aumento).

Como propietario de un negocio, pasas de ser parte de la máquina de hacer dinero a ser dueño de ella. Cuanto más eficiente sea la máquina, más dinero estará disponible a largo plazo.

Esto convierte a los dueños de negocios en inversionistas: el dinero que gastas en tu negocio debería ayudarte a generar retornos aún mayores. Y, sin embargo, la mayoría de los emprendedores todavía siguen la mentalidad de los empleados: gastan dinero generosamente en oficinas, equipos, logotipos y cualquier cosa que no genere dinero, y son reacios a invertir dinero en anuncios, generación de clientes potenciales, marketing o cualquier otra cosa. en realidad, aportaría más dinero al negocio.

No permitas que la mentalidad de escasez te mantenga atrapado pensando como un empleado: si tiene un negocio, invierta dinero y haga crecer su máquina de hacer dinero.

6. Cuando valoras el tiempo sobre los resultados

Otra forma de pensar que proviene del lavado de cerebro de los empleados al que todos hemos sido sometidos es la idea de que debemos dedicar interminables horas en la oficina para lograr el éxito.

Eso se debe a que todos hemos sido capacitados para centrarnos en pasar una cierta cantidad de tiempo en una silla, en lugar de los resultados que generamos al final del día. Así que comencemos a enfocarnos en los resultados. Cuando dedicas el menor tiempo posible mientras disfrutas de resultados exitosos, eso es aprovechar al máximo tu tiempo. Si tienes que gastar más dinero para crear más tiempo libre para ti, increíble. Hazlo. Recuperarás ese dinero.

Pero no puede recuperar el tiempo que ya pasó.

La mayoría de los emprendedores valoran su tiempo en cero. Es por eso que dedican demasiado tiempo a cosas que no producen resultados. En su lugar, desean saber cuánto dinero desea generar para ti y tu negocio junto con cuántas horas deseas trabajar.

Solo se necesitan algunas matemáticas para resolver todo eso. Incluso puedes usar mi calculadora para ayudarte. Le dirá exactamente cuánto dinero vale su tiempo.

7. Cuando temes dejar ir

Tu negocio es tu bebé, lo entiendo. He visto a muchos emprendedores desarrollar su negocio sin nadie más en mente. No confían en los demás con sus proyectos porque saben todo lo que hay que saber sobre su negocio y es difícil entregar algo a otra persona.

¿Cómo es esta procrastinación? Porque cuando te niegas a delegar, todo lo que realmente estás haciendo es aumentar tu tiempo y tu tarifa por hora. Eres tu propia empresa y nunca podrás escalar más allá de tus propias 24 horas. Además, hacer todo tu mismo es muy ineficiente, lo que le obliga a cambiar de tarea, sin poder nunca trabajar en tus puntos fuertes. Es frustrante.

Así que afloja un poco ese agarre y suelta el miedo. Te prometo que no te arrepentirás.

La delegación será clave para el resto de tu vida. Primero, elimina lo innecesario. A continuación, automatiza lo que se puede automatizar. Finalmente, delega el resto, a menos que sea absolutamente necesario y seas la única persona que puede hacerlo. Ese es el orden. No delegues lo que puedas automatizar y no automatices lo que puedas eliminar.

¿Listo para actuar?

La respuesta simple para combatir la procrastinación es encontrar claridad. ¿Cómo haces eso? Gran pregunta.

Debes asumir la responsabilidad y elegir una dirección. Analiza tus próximos pasos, pero estate dispuesto a cambiar de dirección si algo no está funcionando muy bien. Actúa con rapidez, luego haz los ajustes necesarios.

Hagas lo que hagas, no te quedes estancado. Siempre hay más acciones que puedes realizar. Cuál es la belleza de actuar con rapidez. Sabe cuál será tu próximo paso y avanza sin dejar espacio para el miedo o la vacilación.

Y no tengas miedo de no darte cuenta de que estás postergando las cosas. Una manera fácil de evitar esto es prestar atención cuando tu receta actual no está funcionando. Si estás ocupado todo el tiempo y no produces resultados, entonces es hora de actuar, de cambiar, de probar otra cosa.

Sin embargo, a veces es más fácil decirlo que hacerlo: si eres un emprendedor que busca claridad, reserva una llamada de coaching si necesitas un poco más de claridad y responsabilidad para luchar contra esa procrastinación.

Cuando dejas de complicar demasiado las cosas y confías en ti mismo, cuando actúas sin dejar espacio para el miedo, es cuando obtienes los resultados que deseas. Ahí es cuando toma medidas sobre los objetivos que desea. Y ahí es cuando dejas de procrastinar.

Fuente: https://emprendedoresnews.com/emprendedores/querido-emprendedor-deja-atras-la-mentalidad-de-empleado.html


Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (6240 noticias)
Fuente:
grandespymes.com.ar
Visitas:
2095
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.