Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pensativo escriba una noticia?

¿Quienes son los pobres en espíritu?

17/05/2010 11:34 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Biblia menciona que sólo los pobres en espíritu lograran entrar al reino de Dios. ¿Es esto cierto? ¿Quienes son los pobres en espíritu?

Es la estructura literaria más hermosa dentro de la historia bíblica del nuevo testamento y el más bello manifiesto de nuestro Señor Jesucristo, si acaso tarda unos minutos para leer en voz alta el Sermón del monte, y lo puedes encontrar en el evangelio de Mateo, capítulos 5, 6 y 7. Pero estas palabras inmortales han creado una impresión imborrable en la mente de los hombres. Ghandi las llamó las palabras mayores en toda la literatura y trató de hacerlas un programa de acción política. Tristemente, Gandhi nunca aceptó al autor de ellas como su Salvador y Señor personal. Nietzsche, el filosofo loco de alemania quien invento las palabras “Dios esta muerto”, protestó furiosamente contra el Sermón del monte, llamándolo la moralidad de esclavos. Martín Lutero afirmó que era imposible vivirlo y que fue dado por Dios solamente para mostrarnos nuestra extrema necesidad de la gracia. Scofield dijo que no era para la iglesia, sino para un milenio futuro. Tolstoi quiso practicarlo sin adorar a Jesucristo como su Salvador, y fracasó.

Ninguno de estos hombres encontró el significado verdadero del Sermón del monte. Jesús dijo al respecto de su sermón; (Mt. 7; 24) cualquiera pues, que me oye estas palabras y las pone en práctica, es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. El Sermón del monte no es un código de ética para acción política por hombres no regenerados, sino que es el manifiesto de un hombre que describe el carácter de los que son salvos por su sangre, nacidos de nuevo por su espíritu, y que pertenecen a su reino. El Sermón del monte no es una colección de reglamentos y normas, sino una revelación de la afable disposición de los que han sido trasladados del reino de las tinieblas al reino del hijo de Dios. Queda evidente, según Guillermo McGrath, que el Sermón del monte es la ética básica del cristianismo, que vemos repetida, explicada y ensanchada a través del resto del nuevo testamento.

Los fundamentalistas y los pietistas, siguiendo a Lutero y a Scofield con sus compromisos en la iglesia estatal y política; la transigencia católica de Constantino, generalmente han tratado de evitar o aplazar la ética del Sermón del monte. Aun se quejan de que no hable de la cruz y que por lo tanto no tiene nada que ver con la salvación. La cruz le es central y fundamental al Sermón del monte. ¡Es la ética de los que se han arrepentido de sus pecados porque el reino de los cielos se ha acercado! ¡La persona que puede leer el Sermón del monte y no ver la centralidad del perdón y reconciliación, en verdad, ella es ciega! No solamente es esta la roca en que se basa la salvación cristiana por la obra redentora y perdonadora de Cristo, sino que Cristo mismo es el camino; la mente de Cristo es nuestro modelo del carácter cristiano. ¡Si nuestra posición nueva en la gracia no nos da una disposición nueva y afable, no se ha llevado a cabo la salvación.

El fondo del Sermón del monte claramente da por sentado que Cristo primeramente predicó el evangelio y reunió a sus discípulos a quienes procedió a enseñar el Sermón del monte como una exposición del carácter y las credenciales de su iglesia. La Biblia dice en Mateo 4; 17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar; arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca. Otro ejemplo lo vemos en Mateo 4; 19 Vengan, síganme, les dijo Jesús, y los haré pescadores de hombres. En mateo 4; 23 Jesús recorría toda Galilea, enseñando en las sinagogas, anunciando las buenas nuevas del reino, y sanando toda enfermedad y dolencia entre la gente.

La humanidad siempre ha buscado felicidad. En realidad, la declaración de Independencia (USA) dice que el hombre debe tener el derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad. El Sermón del monte contienen el secreto de cómo conseguir una felicidad que no dependa de que las circunstancias externas estén siempre perfectas.

Ningun hombre es por si mismo. Quita la arrogancia y la soberbia y seras humilde

El Sermón del monte promete felicidad a los que son pobres, a los que lloran, a los perseguidos y a los que aparentemente son desprovistos de lo que el mundo cree esencial para la felicidad ¿Cuál es este secreto extraño que pone la felicidad verdadera al alcance de cualquier ser humano, aunque no tenga riqueza, poder, seguridad material, fama, ni libertad? El secreto se halla en el concepto bíblico de ser bienaventurado.

La felicidad mundana depende de que los acontecimientos o las circunstancias exteriores siempre sean perfectamente agradables. La bienaventuranza cristiana depende solamente en tener la mente y el espíritu de Cristo viviendo dentro de nosotros, transformándonos a su imagen. La Biblia dice; 2. Co. 3; 17-18 ahora bien, el Señor es el espíritu; y donde esta el espíritu del Señor, allí hay libertad. Así, todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el espíritu.

Las nueve bienaventuranzas no son nueve diferentes clases de personas; son nueve aspectos del mismo carácter. En realidad describen la mente de Cristo, el carácter de Jesús. Galatas 4; 19 dice; queridos hijos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto hasta que Cristo sea formado en ustedes… Jesús dijo en Juan 14, 23 el que me ama, obedecerá mi palabra, y mi padre lo amara, y haremos nuestra vivienda en el… Romanos 8; 9 dice; Si es que el espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene espíritu de Cristo, no es de el. Dios originalmente diseñó que el hombre fuera una morada o una domicilio para si mismo ¡no hay hombre bienaventurado si no concuerda con este diseño! Si no lo tienes todavía, es tiempo de que dejes entrar al Señor en tú vida.

Hoy hablaremos de la primera bienaventuranza. La Biblia dice; Mateo 5; 1-3 Cuando vio a las multitudes, subió a la ladera de una montaña y se sentó. Sus discípulos se le acercaron, y tomando él la palabra, comenzó a enseñarles diciendo: Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece.

Pero; ¿Quiénes son los pobres en espíritu?

Dichosos los que viven la pobreza, entendida como la actitud religiosa de desprendimiento y dependencia absoluta de Dios, misma que se debe adoptar si se quiere tener parte del reino. Bienaventurado es, entonces, aquel hombre que es lo suficientemente honesto para reconocer su pobreza sin la presencia de Dios, y le permita entrar en su vida y desarrollar en el su amor divino. Salmo 1; 1-2, nos dice: dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, sino que en la ley del Señor se deleita y día y noche medita en ella. El reino de los cielos es donde ha entrado la presencia del rey. Una persona que es orgullosa en espíritu no confesará su necesidad de Dios y así le negara la entrada en su corazón. Entendamos como desprendimiento como acto de humildad. Una ausencia total de orgullo y soberbia, de seguridad en si mismo. Significa que no somos nada sin la presencia de Dios. Nada podemos hacer ni producir por nosotros mismos. Es poner todo, completamente todo en manos de Dios. Isaías 57; 15 nos dice; porque lo dice el excelso y sublime, el que vive para siempre, cuyo nombre es Santo y sublime, pero también con el arrepentido y humilde de espíritu. Reconozcamos que nuestra pobreza espiritual es el saber poco. ¡Ay de aquellos que se creen suficientes por si mismo! ¡Que arrogancia! Ningún hombres es una isla en si mismo. Nadie se completa hasta que su vacío se llene de la presencia divina. Elevemos los ojos a Dios en sumisión absoluta a el y en dependencia completa de el, en su gracia y su misericordia.

¡Ay de aquellos que se creen suficientes por si mismos! ¡Que arrogancia!


Sobre esta noticia

Autor:
Pensativo (56 noticias)
Visitas:
1472
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

javo (26/05/2010)

muy bueno todo biblico hermano sigamos cada dia conociendo de DIOS ,Dios lo bendiga

0
+ -
Responder

Usuario anónimo (22/11/2011)

Jim
Espiritu es esencia, energia vital originada en lo desconocido. Un cuerpo sin espiritu es cuerpo muerto. Un vivo sin espiritu es sujeto a manipulaciones de quienes se inventan reglas para proteger sus intereses o su poder. Un pobre de espiritu no tiene conciencia de si mismo, es un ser que solo existe, no vive por lo tanto se convierte en objeto para cualquier fin.