Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emil Blatsky escriba una noticia?

Raquel Garza inauguró exposición de Eduardo Alcobé

22/03/2010 16:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Trece pinturas integran esta muestra: Selenio, Cuatríptico, Eter, algunas de ellas con la nueva técnica llamada Diabond, especialmente pensada por el maestro Eduardo Alcobé

Éter exposición de Eduardo Alcobé, en la Galería Veracruzana

* En el Centro Cultural Veracruzano se inauguró la exposición Eter del Artista Veracruzano Eduardo Alcobé

* Cortaron el listón inaugural, su esposa, la actriz Raquel Garza, el Dr. Julian Sanchez Cortazar (Presidente del Patronato de ese Centro Cultural) y el Lic. Alberto Almeyda Garrido, representante del Gobernador Constitucional de la Entidad, Fidel Herrera Beltrán.

Estuvieron presentes amigos de Eduardo Alcobé y Raquel Garza con sus dos hijas, Cynthia Klitbo, Mauricio Martínez, Gloria Izaguirre, Renato de la Riva, Gaby Bermúdez, Luz María Aguilar, entre muchos otros, que preguntaban a Raquel y Mauricio cuándo estrenan Agosto, precisaron que será en el San Rafael el 26 de marzo, con trece actores en escena. Bromearon sobre la necesidad de maquillarse para que se vea casi anciana. Recordaron que recientemente hizo “La rubia, la trigueña y la pelirroja vengadora” alternando con Pilar Boliver.

Son trece obras pictóricas las que integran ÉTER, denominadas Reflexión (resinas sobre tela) Verde (resinas sobre Diabond, RSD) Tríptico Plasma (RSD Io (RSD) Blanco (RSD) Selenio (RSD) Halo (RSD) Cuatríptico, Negro (RSD) Paralelos (Resina sobre tela) Indigo (resina sobre tela) Crack (RSD) Eter (RSD) Se destaca el uso de nuevos materiales como “Diabond” que es una superficie de resinas sobre aluminio, lo que permite texturas únicas y luminosidad sorprendente como señala en el comentario de bienvenida el crítico de arte Fernando Gálvez de Aguinaga:

Éter

“Un día frente a uno de su lienzos, experimentando con la pistola de aire u otras técnicas, David Alfaro Siqueiros descubrió algo que consignaría en un par de escritos y repetiría en conferencias : “Hay que darle importancia a la mancha, al accidente en la pintura.” Cuando fue a dar cursos a los Estados Unidos tuvo entre sus alumnos a un joven llamado Jackson Pollok, quién al escuchar eso encontró una senda que lo llevaría a realizar un arte impetuoso y revolucionario estéticamente hablando. En un multiplicado lugar de la mancha Eduardo Alcobé nos habla de un mundo etéro, en constante transformación, fluido como el tiempo, inasible como el ahora, evanescente como el instante. Pero la pintura ya no le alcanza, hay que apelar a los metales, los barnices, los reflejos, las resinas, las materias que pone la industrialización en el mercado para poder decir un ahora que se expande, que hace después implosión y nuevamente estalla, en un perpetuo reconfigurarse que se ha acelerado y que el pintor busca reflejar implementando una estrategia de texturas y colores, para decirnos toda esta electricidad, esos aceites que mueven los motores de las urbes, esos fluidos del petróleo que nos tienen adictos al movimiento y cada vez más en el filo del desastre. No bastan ya las formas reconocibles, ni las pinturas y los pigmentos, hay que reconfigurar todo, porque todo lo que ha sido en un momento al otro ya sufrió metamorfosis indecibles.

Solo los poetas, los artistas pueden resumir este vértigo cotidiano, son ellos los que siguen encontrando arcoíris en los charcos contaminados por aceites automotivos, son ellos quienes pueden convertir esta masa amorfa de información desmedida y acontecimientos y tecnología vertiginosa y craks económicos, en un terreno en el que nuevamente un puñado de imágenes nos sirven de vehículo para la catarsis. Como prueba irrefutable Alcobé despliega sus cuadros frente a nosotros, objetos irremediablemente contemporáneos, donde la sangre parece mezclarse con colores que no estaban antes, que son de hoy: verdes de este presente industrial y urbano, azules que no vienen del cielo ni del mar, negros plásticos, pero que en sus capas expresivas siguen hablando también de un impulso hacia la luz y los fenómenos amplios y procreativos del universo, un universo de tensiones y claroscuros. El gran libro del poeta David Huerta titulado Incurable inicia con versos que parecen cantar en el mismo idioma que los cuadros de Alcobé:

“El mundo es una mancha en el espejo.

Todo cabe en la bolsa del día, incluso cuando gotas de azogue

Se vuelcan en la boca, hacen enmudecer, aplastan

Con finas patas de insecto las palabras del alma humana.

El mundo es una mancha sobre el mar del espejo,

Una espiga de cristal arrugado y silencioso,

Una aguja basáltica atorada en los ojos de la niña desnuda.”

Así hablan también estos trabajos de Alcobé, de pronto con una sensualidad desbordante de texturas y calidades visuales, pero repentinamente todo se quiebra con una violencia inusitada y el mundo se pone otra vez en fuga entre capas de color intempestivas. Miramos con atención la obra y cuando creemos que estamos entrando en los secretos de la materia, descubrimos nuestro propio rostro desfigurado entre los gestos cromáticos. Un misterio insondable se apodera de los cuadros puesto que no son estáticos; como el éter y como los procesos mismos de la imaginación y la creatividad, como el mismo tiempo, mutan a pesar de ser materias fijas, la estela irisada que atraviesa la noche del negro se mueve con nosotros mientras caminamos frente a un cuadro, es el pulso inestable de nuestros días, plasmado pero no aquietado. Es el inquietante devenir palpitando desde la materia convertida en esencia expresiva.

Cortaron el listón: Raquel Garza, el Dr. Julian Sanchez Cortazar y el Lic. Alberto Almeyda Garrido, representante del Gobernador, Fidel Herrera Beltrán

Palabras del Crítico de arte: Fernando Gálvez de Aguinaga, contenidas en un display que da la bienvenida en la Galería Veracruzana

Historial de Eduardo Alcobé López

Nace en Veracruz, Veracruz Mexico

1985-1989 Pintura y Escultura, Academia de San Carlos

1992 Curso de Serigrafía Euroscreen, Modena, Italia

Exposiciones individuales en Tampico, Quéretaro, Leningrado, Rusia, Chicago, EUA1994 Curso de esmaltes cerámicos Colorobbia, Castellón, España

2004 Teoría del color Konica Minolta, México, D.F

EXPOSICIONES INDIVIDUALES

2009 Café 22

México, D.F.

2007 Galeria RV

México, D.F.

1989 Galería de Arte Dr. ATL

México, D.F.

1989 Colegio de Ingeniería Industrial Politécnico

México, D.F.

EXPOSICIONES COLECTIVAS

2008 Zhou B. Art Center

Chicago Il. E.U.

2007 Museo de Arte de Queretaro

Queretaro, Mexico

2007 Museo Cultural Metropolitano

Tampico, Mexico

2006 Galería EL Atrio

México, D.F.

1990 Museo de Arte Moderno

Leningrado, Rusia

1990 Castillo de Narva

Estonia, Rusia

1990 Valores Juveniles Bacardi

PROYECTOS ESPECIALES

2009 Subastarte Vivo

Fundación México Vivo

1990-2009 ALCESA

Director de Arte y Desarrollo en recubrimientos cerámicos

2000-2007 Diseño de muebles contemporáneos

2004 Realización Escudo Panorámico

Hospital Beneficencia Española, México, D.F

2002 Realización Murales ceramicos

La exposición permanecerá 25 dias, visitas de martes a domingo 12 a 18 hs. sin costo, M. A. de Quevedo 687, Coyoacán, México, D.F.

ESTUDIO Gitana No. 6

Col. del Mar C.P. 13270

Delg. Tláhuac

México, D.F. Cel. (044) 5526539448

Recomendamos visitar su sitio web:

www.eduardoalcobe.com


Sobre esta noticia

Autor:
Emil Blatsky (248 noticias)
Visitas:
8710
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.