Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Rato, la antigua esperanza del PP caída en desgracia

26/10/2014 04:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Antigua esperanza del Partido Popular, considerado uno de los candidatos para tomar las riendas de España en los años 2000, Rodrigo Rato, caído en desgracia por el escándalo de Bankia, se enfrenta solo a la justicia.

El "mejor ministro de Economía" que ha conocido España, decía de él en 2010 el expresidente del Gobierno José María Aznar. "Ha sido el protagonista del conocido como milagro económico español", decía todavía hace un año la número dos del Partido Popular, María Dolores de Cospedal.

Exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI), antiguo ministro de Economía y número dos del Gobierno de Aznar (1996-2004), Rato ha desaparecido ahora de los discursos de su compañero de partido y presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que habla de él como de "la persona a la que usted se ha referido". Así, evitando pronunciar su nombre ante los periodistas, Rajoy buscaba el 17 de octubre levantar una barrera entre el Gobierno y la antigua promesa del PP convertida en activo tóxico.

- Sucesor natural -

Bisnieto de ministro, descendiente de industriales del norte de España nacido el 18 de marzo de 1949 en Madrid, hubo un tiempo en que la carrera política de Rato parecía apuntar a lo más alto.

Considerado por Aznar como su sucesor natural para las elecciones generales de 2004, pudo haber rechazado la oferta en dos ocasiones, según las memorias del expresidente, antes de aceptar demasiado tarde: Mariano Rajoy había sido elegido. Lejos de firmar el fin de su carrera política, esta duda de Rato le propulsó hacia el FMI, convirtiéndose en el primer español en dirigir este organismo en 2004, mientras que su rival perdía las elecciones en España.

Cuando finalizó su mandato antes de lo previsto, tres años más tarde, "por razones personales", empezaron a surgir los rumores: el héroe de la derecha liberal volvía para tomar las riendas del partido. Pero, pese a una nueva derrota en 2008, Rajoy aguantó frente a los enemigos internos. Dos años más tarde, como premio de consolación, Rato fue nombrado presidente de Caja Madrid, luego, de Bankia en 2010, tras su fusión con otras seis cajas de ahorros.

La euforia que sintió cuando Bankia entró en bolsa en 2011 no ha durado, sin embargo, demasiado. El naufragio histórico del banco, nacionalizado en mayo de 2012, llevó a España a pedir un rescate europeo para su sector financiero y puso a Rato a los pies de los caballos.

- Fin de su futuro político -

Perseguido por los abucheos de manifestantes perjudicados por la quiebra de Bankia, Rato llegó el 16 de octubre a la Audiencia Nacional como imputado por un delito de administración desleal. Noches de hotel, facturas de bares por la tarde: el exdirector del FMI es sospechoso junto a otros 80 directivos de haber pagado gastos personales con unas tarjetas corporativas 'fantasma' de Bankia, opacas al fisco, por un total de 15, 5 millones de euros.

Rato ya había recorrido en 2012 bajo los gritos de los manifestantes furiosos los pocos metros que separaban su coche de la entrada de la Audiencia Nacional, ya que también está imputado por estafa, apropiación indebida, delitos contables, falsedad documental y administración desleal, en otra investigación sobre la entrada en bolsa de Bankia.

Pero "el impacto de la imputación ahora es mucho mayor", considera Antoni Gutiérrez Rubi, asesor de comunicación política. "En 2012, sólo sabíamos que había mal gestionado. Ahora, lo que sabemos es que ha sido mal gestionado por personas sin escrúpulos desde el punto de vista del comportamiento ético", añade, antes de concluir que "ese es el gran deterioro, el gran hundimiento del icono profesional y ético que representaba Rato".

Impulsada por la crisis económica, la indignación por los casos de corrupción está en lo más alto en España.

Preocupados a siete meses de las elecciones municipales, la presión de los dirigentes del PP ha llevado esta vez a Rato hacia una salida "inimaginable" en 2012, según Rubí: pidió el lunes ser temporalmente suspendido de militancia en el partido. Para este consultor de comunicación, no hay ninguna duda: Rato "no tiene ningún futuro político".


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1514
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.