Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Frank Bermúdez escriba una noticia?

Ray Santana: ¿Sigue o no sigue al frente de la selección nacional?

12/11/2013 06:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

COM ventila posible cambio en el timón de la selección femenina

(12/11/2013). 7 de Junio de 2010. Chema de Lucas de Solobasket publicaba un éxito que sonaba raro, el entrenador español Ray Santana triunfaba en el Centrobasket y ganaba una medalla de bronce.

image Aquella sería la primera medalla de tres, cosecharía en lo que va de su periplo, de cuatro cursos ya el tinerfeño. A ese bronce Centroámericano le seguirían varias alegrías con la selección mexicana, y el inicio del borrón y cuenta nueva en las competencias internacionales.

BRAZOS EN ALTO

Cuatro años después, la selección femenina no pudo ganar en Xalapa 2013 y cayó en cuatro oportunidades ante Argentina, República Dominicana, Puerto Rico y Brasil. El flojo papel de la selección no fue causa de un mala preparación o mala dirección. Es realmente un fiel reflejo del baloncesto femenino mexicano, pero oportunamente, varios brazos levantaron la mano: exseleccionados, entrenadores locales y aficionados que tuvieron la fresca idea de remover al español de su cargo: esos brazos continuaron en alto en las redes sociales muy activamente, pero curiosamente, esos brazos no se levantaron cinco, diez, o veinte años atrás. Por ejemplo, nadie levantó la mano luego de que la selección femenina se alzara con la medalla de plata en Guadalajara, luego de 36 años de no ganar una medalla. Nadie sabe, tampoco, porque en ese enorme lapso, 36 años -una vida- tampoco hubo brazos en alto. Ni los hubo cuando Jorge Toussaint dejó a las mujeres sin competitividad en el país hace casi dos décadas.

COM

El COM el 6 de Noviembre anuncia por medio de comunicado de prensa que se evaluará el posible reemplazo del entrenador español para las siguientes competencias internacionales. Ciertamente que todo tiene un tiempo y un proceso, pero quizá ADEMEBA deba recordarle al máximo organismo que Ray Santana ha llegado en el peor momento del baloncesto mexicano femenino -dentro y fuera de la cancha- y lo ha levantado de la lona , no sin el sufrimiento de la falta de recursos.

Ahora que parece que las aguas fluyen tranquilas y los recursos debieran llegar a quien corresponde pues la disputa legal ha terminado gracias a Jesús Mena con la creación de la Nueva Ley del Deporte, se evalúa si otro entrenador gozará de las riendas de la selección para los tiempos mejores. Algo poco entendible.

Pero en vez de que Ray Santana reciba por fin un eco a sus proyectos de inyección de competencias de calidad, masificación del baloncesto femenino en México y un mayor equipo de trabajo de scouteo y detección de talentos en el país, parece que es más fácil cortar el proceso e iniciar de cero uno nuevo.

Es inexplicable que el entrenador que vino a entregar un enorme esfuerzo en la época de "vacas flacas" reciba este tipo de tratos. Si bien no hubo candidatos de peso para sacar a México y su baloncesto femenino del hundimiento que tuvo por un par de décadas, ¿Cómo se explica que alguien tome el proceso de la selección femenina ahora a "medio camino" y lo lleve a un nivel más alto?

¿Donde está el verdadero valor por lo que tanto tiempo se ha luchado? Aquí se trata de ser mejores, de elevar la calidad de una selección nacional, y para ello no se requieren esfuerzo, dedicación y facilidades.

Debemos de exigir que los brazos en alto, los "acomedidos" en tiempos de abundancia, sean los que trabajen también en las épocas de las precariedades, los que trabajen más en tiempos de éxitos -o fracasos- sin remuneración, los que trabajen cuando los reflectores no sean tan luminosos ni el futuro tan prometedor.

TRAYECTORIA

Ray Santana llegó en 2010, gracias a una recomendación de Erika Gómez, la guerrera mexicana que defendió por tantos años la casaca nacional. Pese a no existir ni un ápice de esperanza en el ambiente, el éxito fue inmediato. Medalla de bronce en el Centrobasket el mismo año, y el pase al FIBA Américas 2011, el preolímpico en Neiva, Colombia.

Rebobinemos. En 2010 aún figuraba en los medios la FMB de Jorge Toussaint, la FMB de Manuel Saenz y Modesto Robledo con ADEMEBA parecía llevarles ventaja por contar con el aval internacional. Pero en medio de todos los dimes y diretes y la desinformación, el basquetbol cancha quedó relegado, olvidado y lo más grave, el recurso no descendía a quien debía: A las selecciones y los procesos selectivos.

ADEMEBA tomó una buena decisión en designar a Ray Santana como coach en 2010. Pero se sufría la posibilidad de que el problema del recurso no fuera a resolverse pronto.Y así, sin recursos, Ray Santana se arremangó las mangas, y con un salario muy por debajo del promedio para un seleccionador nacional mayor, y a destiempo, sin recursos, sin material y casi sin jugadoras, se echó el equipo al hombro.

Y luego cabía la posibilidad de imaginar que en medio de la marginalidad las autoridades se sentaran en un sillón cómodamente a ver como las jugadoras preseleccionadas, sin apoyos, perdían sus trabajos, sus becas escolares, por representar a México, y como el entrenador se las arreglaba para producir -aún con todo en su contra- resultados. Y Si los resultados se dieron con apenas unos días de preparación y casi sin recursos ¿porqué no darle continuidad al proyecto Santana en la selección?

Más sobre

El 2011 trajo un sexto lugar, -lógico- en el Preolímpico y una sorpresiva medalla de plata en los Juegos Panamericanos en Guadalajara. Y de nueva cuenta, continuidad sin recursos.

imageSantana dio un gran impulso positivo a ADEMEBA en la carrera por el reconocimiento ante el COM cuando ayudó a subir al podio a las doce jugadoras en Guadalara 2011. Por un momento, Brisa Silva, Érika Gómez, Maylene Ornelas y las demás chicas, junto a Ray Santana y el cuerpo técnico, hicieron olvidar los problemas federativos y cientos de miles festejaron la medalla de plata como un signo de buen augurio. La hazaña no es para menos. Ganar una plata femenina en Panamericanos costó 36 años de distancia. Casi nada. ¿Dónde estuvieron las manos en alto todo ese tiempo?

Santana no evitaba señalar las terrible falta de competencia constante y continua en la categoría mayor, indicando que el buen torneo estudiantil que existía en México debía ser apoyado con una liga semiprofesional -cuando menos- para jugadores graduadas de universidad. Y es que las buenas universidades hacen su parte con el desarrollo de jugadoras a nivel estudiantil, pero una vez graduadas, aún existe un abismo por falta de competencia nacional de calidad.

En 2012, México quedó cuarto lugar en el Centrobasket y se ganó el boleto para el PreMundial 2013 que sería en Xalapa, Veracruz. No hubo medalla (se perdió con República Dominicana por un punto, 78-79) en una selección que tuvo seis caras nuevas respecto a la selección de 2011. Y aún sin recursos, todavía.

En 2012, también, Armando Roldán daría inicio a su proyecto LIBAFEM, con la intención de darle competencia a las jugadoras nacionales. Fue un buen momento del baloncesto femenino: Se pasó de una semana de iniciar los Juegos Panamericanos en 2011 y no tener segura la participación por problemas federativos, a en 2012 tener incluso en cimientos una liga profesional femenina en cimentación.

Llegó el 2013 y con la buena noticia que la Nueva Ley del Deporte otorgaba a ADEMEBA las riendas del deporte a nivel selecciones. Se creó una comisión de transición, incluyendo a otras organizaciones, la FMB de Agustín Villa y la Alianza Nacional. Con ello, parecía que la época oscura del basquetbol mexicano quedaba atrás.

¿INTANGIBLES? NO TANTO.

imageEn el mismo 2013, se contrató de nuevo a Sergio Valdeolmillos para la selección varonil mayor, con la recomendación del mismo Ray Santana para darle continuidad a su trabajo de 2011. Otro se hubiera promovido a si mismo para el cargo. Con un contrato apalabrado por tres años más de trabajo, Santana estuvo en los procesos selectivos como Director de selecciones nacionales femeninas en las categorías sub-16 y sub-17 en el FIBA Américas y en el Centrobasket del 2013, respectivamente. Ambas categorías lograron sus objetivos, la sub-16 clasificó a un Mundial por primera vez en la historia de la categoría y desde 1975 en la rama. La Sub-17 quedó campeona del Centrobasket, quedando mejor ubicados que Puerto Rico y Dominicana, rivales muy complicados.

Meses después Sergio Valdeolmillos y los doce guerreros ganaría el oro en el PreMundial en Caracas 2013.

image

XALAPA

La preselección mexicana rumbo a Xalapa contó con hasta 35 jugadoras en la concentración y muchas más visoreadas. La concentración fue mejor y más estable que en años anteriores, pero hizo falta mucho más tiempo de preparación. Aunque se contó con jugadoras del nivel universitario como Rosaura Guardiola o Myriam Lara, y jugadoras que destacaron en torneos nacionales como Martha Camacho o Sofía Moreno, y las veteranas Abril García, Brisa Silva y Alexis Castro, fue claro que el nivel mostrado por las selecciones contrincantes era mucho mejor. Algunas jugadoras tuvieron problemas físicos en el mismo torneo, que mermó su rendimiento, pero aquello no fue externado en su momento ya que no hay excusa justificable.

Con las cuatro derrotas, Ray Santana suma 14 triunfos y 17 derrotas en competiciones oficiales y tiene cinco medallas en cuatro años: Dos en COCABAS (2011 y 2013), una en Centrobasket (2012), una en Juegos Centroamericanos (2010) y una en Juegos Panamericanos (2011).

APERTURA

Se debe tener la suficiente apertura para considerar cerrar el ciclo de Ray Santana, y pasar la estafeta a otro estratega, sea nacional o extranjero, ya que capacidad hay y de sobra tanto en el extranjero como en casa. Pero no se debería cerrar el ciclo sólo por el resultado en Xalapa, la solución para mejorar la competitividad femenina esta en reforzar la estructura interna, en las competiciones nacionales, estatales y regionales. Cortar la cabeza de Ray Santana nada más por la falta de resultados, estaría colocando un hacha afilida en el cuello del siguiente seleccionador en turno en dado caso; un país sin estructura debajo, no puede convertirse en un país resultadista. Los varones consiguieron su pase al Mundial, pero han gozado de dos ligas profesionales por trece años, la LNBP y el CIBACOPA nacieron el año 2000.

Ahora que que el COM ha llegado a reconocer a la ADEMEBA es el mejor momento para darle al baloncesto femenino los motores que necesita para levantar el vuelo: masificación, constancia y scouteo son indispensable para tener mejores selecciones. Y si Ray Santana vino a esforzarse cuando no hubo recursos, debería de ser parte de esta nueva posible reconstrucción que puede tener el baloncesto.

Pronto lo sabremos. Al parecer, con la posible destitución de Ray Santana, y del fundador de la LIBAFEM, Armando Roldán, simplemente se de un carpetazo a una etapa, y se busque iniciar otra. Lo lastimoso que puede resultar este asunto es que el mensaje enviado es un poco desmoralizante:

Los peones que tanto han labrado el juego para que el rey llegue a la otra orilla, los que más se han puesto manos a la obra y más intenciones tienen de echar a andar grandes empresas en pro del desarrollo del baloncesto, hoy están en la cuerda floja. Pero después de todo, el ajedrez no es tan distinto del baloncesto, los peones se sacrifican primero, para que el rey continue jugando.

Por mi parte, me gustaría ver, cuando menos, un año más con las riendas de la selección mayor y atestiguar si con recursos el baloncesto femenino construye por fin una estructura sólida. Pero al parecer, no todos opinan así. ¿Quién levanta la mano?

@Frankbermudezz


Sobre esta noticia

Autor:
Frank Bermúdez (1147 noticias)
Fuente:
seleccionmexicanadebaloncesto.blogspot.com
Visitas:
270
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.