Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

Los Reaccionarios y los Revolucionarios / Octavio Aristeo López

20/07/2013 14:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Por Octavio Aristeo López

Con el propósito de hacer un análisis de los problemas más fundamentales de la vida nacional, buscando respuestas y averiguar qué cambios deben operarse que permitan el desarrollo de nuestro país en la globalidad; el sector revolucionario en los últimos tiempos nos preguntamos: cuáles son las tareas revolucionarias del Presidente Demócrata, las tareas revolucionarias del México revolucionario en los años futuros, para poder enfrentar los problemas que afectan y resolverlos de manera correcta.

La corriente revolucionario de México tiene metas globales, nuevos objetivos y nuevos propósitos; cuáles serán y cómo lograrlos. Los revolucionarios hemos logrado el progreso de la sociedad mexicana, somos la fuerza renovadora que a través de la historia es la marcha progresista de la sociedad mexicana. No estamos por la improvisación de soluciones, sino aclarar qué objetivos se han incumplido de pasado y que objetivos se deben cumplir en el futuro. Cuáles se mantienen pendientes y cuáles están a medias y cuáles no se han realizado, cuáles están pendientes.

No podemos hablar del porvenir sin hablar del presente, no podemos hablar del presente sin hablar del pasado, el pasado, el presente y el futuro están unidos, esto debe tomar en cuenta el gobierno que está revolucionando a México, el gobierno del Presidente Demócrata. Es el que gobierna el país y el que gano las elecciones presidenciales de 2012, es el que preside la conciencia revolucionaria y democrática de la sociedad mexicana, ésta conciencia revolucionaria está en todas las fuerzas políticas y partidos políticos del país, en todos los partidos políticos existen fuerzas revolucionarias y reaccionarias.

Algunos sectores reaccionarios están en contra de los cambios revolucionarios y democráticos del país, tratan de detener el progreso del país, están por el retroceso democrático el poner condiciones para seguir en el progreso global; exigen al Presidente Demócrata que no sea un demócrata sino un "pelele" de las fuerzas reaccionarias.

Todos los revolucionarios debemos defender esta nueva etapa que debe caracterizarse por aprovechar lo que hemos realizado en el pasado para alcanzar nuevas metas y la exigencia dinámica que exige la globalidad. Pensar, reflexionar, estudiar la realidad que debemos transformar por media de la legalidad e institucionalidad y constitucionalidad, no nos vencerán las fuerzas reaccionarias porque sabemos vencer obstáculos y superar dificultades: es la acción, la línea esencial del hombre revolucionario, no es el oportunismo en que caen los reaccionarios para presionar y doblegar los cambio que necesita México.

No se puede seguir interrumpiendo el proceso histórico de México por las fuerzas más negativas de México.

Estos reaccionarios solo especulan, son egoístas, es el caso de evitar la investigación de 240 mil computadoras en la Secretaria de Educación Pública; obstaculizar el Pacto por México y que prefieran desarrollar a un país ajeno como Perú y mantener su ritmo de crecimiento del 6%, además de considerar a México nación subdesarrollada.

Incluso, estos reaccionarios se comparan con Benito Juárez el considerar que son mejores que éste presidente de Oaxaca que no dejo pasar a Porfirio Díaz, otro oaxaqueño, que no le dejaron otra solución que el Plan de Tuxtepec proclamado el 10 de enero de 1876 por Porfirio Díaz en la Villa de Ojitlán municipio de San Lucas de Ojitlán, Tuxtepec, Oaxaca con el propósito de derrocar a Sebastián Lerdo de Tejada, después de la muerte de Benito Juárez García.

Estos reaccionarios prefieren el progreso de otros países que el de México. Diferente a la Francia revolucionaria que celebra la conmemoración de los 224 años de la toma de La Bastilla, símbolo de la opresión monárquica, reaccionaria, en el cual el presidente francés François Hollande aseguró a los franceses que la reactivación económica sigue su marcha semejante a la Marsellesa, himno nacional de Francia, que es un canto de resistencia a las fuerzas reaccionarias.

Se ha presentado en los últimos días pequeños incidentes que han hecho pensar estas fuerzas reaccionarias pretender volver al pasado, adoptar la vieja táctica que ya emplearon hace años las fuerzas reaccionarias, que es un rotundo fracaso para seguir con el progreso de México; es una fracción política reaccionaria que atenta contra los intereses de la nación. Cuando les conviene defender sus intereses se olvidan de que primero está la nación, a pesar de la globalidad. Juegan a la política para oponerse a los cambios, las reformas, para revolucionar a la sociedad mexicana; aportan recursos económicos a campañas políticas apoyando a candidatos que impidan el movimiento revolucionario que quiere transformar a México, pero la historia ha demostrado que fracasaran en su intento porque el movimiento revolucionario para transformar a México no lo detendrán, ni se detendrá; los reaccionarios seguirán intentando en sus procedimiento de fomentar una propaganda reaccionaria en contra del Presidente Demócrata que quiere transformar a México. Tanto en el país como en el extranjero tiene una campaña negativa, resaltando actitudes que perjudican a la nación mexicana y al Presidente Demócrata.

Los reaccionarios a los cambios están actuando en serio contra México, están entorpeciendo el avance de la economía mexicana; existe una campaña típicamente reaccionaria al cambio revolucionario de México; contra los ideales del régimen revolucionarios del Presidente Demócrata, contra los ideales del pueblo y contra los ideales de la sociedad mexicana.

A estos contrarrevolucionarios no les interesa la nación, son extraños a ella; los revolucionarios somos un factor de progreso para construir un México nuevo con el Presidente Demócrata; tenemos confianza en él porque existe esfuerzo y responsabilidad, tenemos la razón y somos pacientes.

Dice Seneca "los verdaderos bienes son las que la razón procura; son más sólidos y duraderos; no pueden ni perecer, ni decrecer, ni amenguarse. A la larga no solo es ineficaz sino reaccionario". Entonces, el progreso de las fuerzas productivas es incesante, aquellos que se resisten al cambio estarán en constante enfrentamiento con el Presidente Demócrata, contra el pueblo, en el que se concentra las fuerzas productivas que son revolucionarias, y estas fuerzas que están por el cambio están en conflicto con las fuerzas reaccionarias.

Los revolucionarios estamos y apoyamos al Presidente Demócrata.

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales,

Universidad Nacional Autónoma de México.

[email protected]


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
269
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.