Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Realiza itinerancia por Ecuador muestra del pintor Francisco Toledo

16/07/2009 03:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Galería de la Fundación Guayasamín, en la ciudad de Quito, recibió en marzo pasado la muestra "Informe para una academia", del artista plástico mexicano Francisco Toledo, nacido el 17 de julio de 1940. Esta, inspirada en el doloroso y angustiante cuento homónimo del escritor checo Franz Kafka (1883-1924), fue presentada bajo los auspicios de la Embajada de México en Ecuador y realiza una itinerancia por diversos sitios de ese país, para luego regresar a la Ciudad de México en septiembre próximo. La colección, que consta de 44 grabados sobre metal, es una interpretación libre de la cruel fábula inventada por Kafka, en la que un mono explica, con palabras muy razonables, la manera en que se convirtió en un culto individuo europeo. Con una mezcla, entre ironía erudita y vergüenza dolorosa, se despliega toda la confesión. Del mismo modo, Toledo trabaja con imágenes que rozan el humorismo, pero cáustico, cínico y angustiante. Los grabados, trabajados en pequeño formato y en blanco y negro, navegan entre el preciosismo figurativo y la disolución onírica. El pintor oaxaqueño Francisco Toledo, quien se describe a sí mismo como "un saltimbanqui de la gráfica" y es uno de los artistas actuales más reconocidos de México en el mundo, nació en Juchitán. Desde joven se interesó por el trabajo artesanal y el repertorio de leyendas tradicionales que conoce a través de su abuelo. Su infancia la pasó en los estados de Veracruz, Chiapas y Oaxaca, donde asistió al taller de grabado del reconocido maestro Arturo García Bustos. En 1957 se trasladó a la Ciudad de México, donde ingresó a la Escuela de Diseño y Artesanías del Instituto Nacional de Bellas Artes, donde vio su obra el galerista Antonio Sousa, quien dos años después le organizó dos exposiciones, una de ellas en Fort Worth, Texas. Posteriormente, de 1960 a 1965, se trasladó a París, donde desarrolló las técnicas de grabado; conoció museos, galerías, artistas y escritores que lo introducen en la cultura universal. En el estudio de Stanley W. Hayter conoció al también artista oaxaqueño Rufino Tamayo y al escritor Octavio Paz, Premio Nobel de Literatura 1990. Sigue Realiza itinerancia. dos. 1990. Por esos años, Toledo llevó a cabo varias exposiciones en Francia, Inglaterra, Suiza, y Alemania. Ha indagado en todas las técnicas artísticas como la escultura, grabado, cerámica, tapicería y trabajo artesanal, e integrado una variedad de elementos y formas que expresan un amplio bagaje cultural, pero ante todo su realidad. En los temas de sus obras incorpora, de manera compleja, animales, figuras humanas y objetos que son parte de la cultura zapoteca y de su propia infancia. A su regreso a México decidió radicar en su pueblo natal, donde además de trabajar pintura, litografía, grabado cerámica y escultura, colaboró con los artesanos de Teotitlán de Valle, al crearles diseños para sus tapices. En 1964 hizo las carpetas de grabados "Toledo Chilam Balam" y "Toledo Sahagún", y en ese mismo año se llevó a cabo una gran retrospectiva de su obras gráfica, que presentó en México y Nueva York. También, en esta última ciudad, tuvo Toledo una estancia, que continuó después en París y Barcelona, para establecerse finalmente en Oaxaca en 1989. Para entonces había emprendido diversos proyectos culturales, entre otros la revista "Guchach" Reza" (iguana rajada), de difusión de la cultura zapoteca y la creación de la Casa de la Cultura, en Juchitán. También emprendió Ediciones Toledo, que publicó a notables autores literarios, obras de interés histórico-bibliográfico, textos de carácter político y libros de fotografía. Su fama internacional le ha permitido exponer en América y Europa, ha apoyado a la Coalición Obrero, Campesina y Estudiantil del Istmo y promovió la fundación del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (1988), para el cual donó buena parte de su colección de libros y grabados, que fueron la base del acervo. Además colaboró en la creación del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (1992), en la restauración del Ex Convento de Santo Domingo e impulsó el establecimiento de una biblioteca para invidentes y del Centro Fotográfico Manuel Alvarez Bravo, ambos en 1996. En sus obras, entre las que sobresale "Aguafuerte: dos platos", el artista representa mitos, leyendas, recuerdos y metáforas que provienen en parte de un bagaje cultural local, pero que expresan, ante todo, la realidad del artista y sus raíces. Uno de los pocos murales que ha realizado es "La cangrejera" (1995), en el Club de Industriales de la Ciudad de México. Durante 1992 efectuó exposiciones en México, Estados Unidos y España, una de las cuales fue una importante retrospectiva. Sigue Realiza itinerancia. tres. retrospectiva. Participó en la Bienal de Venecia y presentó un grupo de esculturas en 1997, año en que también exhibió la serie de dibujos "Insectario", que viajó de Oaxaca a Nueva York, y a Santiago, Chile. Otra exposición itinerante "Zoología fantástica" culminó su periodo en 2000, luego de haber estado en Japón, México, Estados Unidos, Brasil, Ecuador, Venezuela, Colombia, Francia y España. Asimismo, la Galería de Arte Whitechapel de Londres y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, de Madrid, llevaron a cabo ese año una exhibición de sus óleos, gouaches, acuarelas, frescos, mixografías, grabados y esculturas. Si bien, el artista ha vivido por temporadas en el extranjero, la cultura externa enriquece su temática, en lugar de alejarlo de la cultura natal. En su obra logra integrar un lenguaje de elementos específicos y locales con técnicas y formas del arte universal contemporáneo; su talento reside precisamente en fundir todos esos mundos. Francisco Toledo no pertenece a un movimiento artístico, pero se le asocia con aquella generación surgida en México en 1950, que rompió en definitiva con el nacionalismo en la pintura e inició la internacionalización de las obras de artistas mexicanos.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
392
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.