Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Rechaza Carlos Carrera que "De la infancia" sea provocadora

16/03/2010 11:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)
Más sobre

* El realizador espera que durante el Festival Internacional de Cine en Guadalajara la película encuentre distribuidor.

Por José Vera Zambrano. Enviado.Guadalajara, Jal., 16 Mar. (Notimex).- Carlos Carrera, director del filme "De la infancia", en el que aborda la violencia intrafamiliar y el abuso a menores, además de mostrar escenas como un cristo mutilado y una virgen golpeada, descartó que se trate de una historia provocadora. En entrevista con Notimex, el realizador de "La mujer de Benjamín" comentó que no tiene dudas de que esta es la mejor película de su trayectoria, y lamentó que algunos distribuidores que se han acercado a él no quieran comprar los derechos argumentando "que nadie en estos momentos quiere ver esas cosas en el cine". La producción fílmica, que tiene una duración de 120 minutos, forma parte de la sección oficial de Largometraje Mexicano de Ficción, y está basado en una novela de Mario González Suárez. Carrera se adentra en el fenómeno social que representa la violencia en el hogar, el abuso sexual de menores, entre otros tópicos, de una manera llana e implacable. La película arranca con "Niebla", un ratero de poca monta enfrentando a la policía luego de robar una casa, pero en ese momento pierde la vida a balazos. Tras su muerte regresa como fantasma para convertirse en el ángel guardián de "Francisco", un niño de 10 años que es víctima de los frecuentes abusos y golpes de su padre "Basilio" (Damián Alcázar). "Basilio" es uno de esos seres que han vivido al desamparo, en el seno de un hogar en el que el padre se ensaña no sólo con sus hijos, sino con su pareja; sin embargo, "Sofía" (Giovanna Zacarías) que a pesar del trato toma el pretexto de no abandonar a su marido por no dejar a sus hijos sin padre. A la pregunta de si desea provocar alguna reacción como la que causó con su filme "El crimen del padre Amaro", en el que aborda la situación de la iglesia, y que hoy retoma de una manera distinta en su película, el cineasta respondió que no, que solamente es un punto de vista sobre el problema que narra. "De ninguna manera es una historia provocadora, simplemente es un cuento que narra las experiencias de unos niños que viven en un ambiente de violencia familiar", aclaró. Al insistirle que las escenas de cuando "Sofía" se refugia en la iglesias con sus hijos, a la hora de la comunión, su recreación tiene cierto sarcasmos e ironía, él dijo opinó que no. "De hecho, esa parte de la película representa mi visión de la infancia, de cómo yo me imaginaba todo a la hora de comulgar", comentó. Por otra parte, dijo estar sorprendido por los comentarios que le han hecho quienes han visto la película, de que se trata de un filme violento. "La idea es que si la película habla de violencia, pues entonces el contenido tiene que ver con la violencia, pero cuando los niños están inmersos en ese fenómeno y son las víctimas, no tienes por que no hacerlo ver de esa manera", añadió. Carrera explicó que es un hecho consecuente que está sucediendo en el país, que no hay por que ocultarlo, por el contrario, hay que destaparlo, y lo que está sucediendo a nivel nacional hay que analizarlo. Subrayó que los adultos debemos preocuparnos por esos niños que en el futuro van a repetir el patrón, y si crece cada vez más, entonces, a dónde vamos a llegar. Sobre si es su mejor película, comentó que a él le gustaron los resultados, sobre todo por la historia, los personajes más complejos: "Me gusta el tipo de películas que más se acercan, en su realización, a lo que hago en la animación". Carrera dijo que como se pudiera pensar, haber dirigido a niños no fue tan difícil, y que ha sido el filme en el que más se ha divertido junto con el elenco, pues el "set" se convirtió de pronto en una guardería, pero a la hora de filmar los pequeños fueron muy profesionales. El director de "Backyard" comentó que él y los actores Damián Alcázar y Giovanna Zacarías fueron muy cuidadosos a la hora de montar las escenas de violencia, pues como padre de familia le preocupa enterarse de la edad en la que actualmente los niños sicarios están incursionando en hechos de violencia. "Hay como una preocupación por reforzar la idea de la familia, pero hoy se hace de manera moralista, y no efectiva". Respecto a si, independientemente de lo que aparece en la novela, hay escenas que sean producto de su imaginación y recuerdos de la infancia, señaló que principalmente la de la iglesia, cuando se está entregando la hostia. "Hubo otras, pero creo que esa es la más representativa de cuando yo iba a misa, y ahora pude meterlas en el relato, sé que pueden parecer crudas, pero eran la manera en la que yo las veía", dijo. El realizador espera que durante el FICG25 la película encuentre un distribuidor que vea el producto como una película simplemente, y que pueda resultar aleccionador.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
90
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.