Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Rechaza Mesoamérica legalización de marihuana en California: Calderón

26/10/2010 13:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente Felipe Calderón expresó la "alerta" de los países de Mesoamérica a la realización de un plebiscito en California, Estados Unidos, para explorar la posibilidad de legalizar el consumo de marihuana. Luego de la clausura de la XII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, el Ejecutivo mexicano puntualizó que "no se puede criminalizar y legalizar al mismo tiempo". Calderón Hinojosa dejó en claro que el consumo de drogas en Estados Unidos es la causa eficiente y originaria de la problemática tremenda que tienen países como Colombia y México en la materia. Puntualizó que Estados Unidos es el principal consumidor de la droga y donde está el origen del problema, además de que son los principales proveedores de armas y dinero a los criminales. El Ejecutivo mexicano señaló que “si no se actúa en esos frentes es difícil que podamos considerar que se está asumiendo con responsabilidad una tarea de un problema que también es común”. En una rueda de prensa conjunta que ofreció con su colega colombiano, Juan Manuel Santos Calderón, Felipe Calderón insistió en la importancia de que las naciones consumidoras se planteen tener una sola política. Planteó una sola política debido a que “no se pueden esperar resultados eficaces si por un lado hay una política de criminalización y por la otra hay una política abierta o velada de legalización. Exigimos congruencia”. Expuso que el llamado que hace el Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla es de “alerta” y una señal de preocupación por el desarrollo de iniciativas locales, lo cual “se refiere a una exigencia de congruencia y de coherencia en las políticas públicas de cualquier país que las practique, en este caso Estados Unidos”. Felipe Calderón insistió en que no se puede criminalizar y legalizar al mismo tiempo, “o una cosa u otra”, advirtió, pues las repercusiones que puede tener un eventual plebiscito de esta naturaleza serían múltiples. Indicó que en primer lugar, representaría una incoherencia a nivel internacional, pues mientras en países como México y Colombia se combate “allá están acomodando la legislación a su manera para proteger el consumo, pero no hacer nada con el resto de la cadena que va desde la producción o el transporte”. Además, subrayó que habría que analizar si la legalización del consumo provocará un incremento en la demanda, al tiempo que abundó “que si no hay un arreglo coherente institucional, ya no digamos a nivel internacional, sino en el propio Estados Unidos, genera un problema adicional al que ya tenemos”. El mandatario mexicano advirtió que un incremento en la demanda sin una modificación estructural en los arreglos del mercado completo, “genera probablemente una problemática mayor”. “Estos temas tienen que analizarse y a lo que estamos llamando es a que, tomar todas las medidas parciales, son insuficientes e ineficaces, pues es un fenómeno transnacional, tiene una estructura de mercado transnacional y requiere ser analizado”, aseveró. Tras las deliberaciones con los jefes de Estado, de gobierno o representantes de Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, República Dominicana y El Salvador, quienes rechazaron la legalización de la marihuana en su declaración de Cartagena, el Ejecutivo mexicano llamó a asumir una conciencia de corresponsabilidad. Asimismo, pidió la aplicación de políticas públicas que contribuyan a frenar no sólo el fenómeno del narcotráfico, sino del crimen organizado en general, pues no se trata sólo de poner recursos. Explicó que, por ejemplo, el gobierno mexicano está exigiendo acciones como detener el tráfico de armas hacia la República mexicana y hacia la región Mesoamericana en general. Resaltó que en los cuatro años que lleva su administración se han decomisado al menos 90 mil armas, de las cuales 50 mil son rifles de asalto, ocho mil granadas, 10 millones de cartuchos, casi un centenar de rifles Barret calibre 50 y lanzamisiles. Calderón Hinojosa puntualizó que 90 por ciento de las armas que son susceptibles de rastrear, es decir, que todavía conservan su número de serie, son vendidas en Estados Unidos. “Si Estados Unidos hiciera por lo menos ese esfuerzo, y si el esfuerzo que hace hoy para detener migrantes lo aplicara por lo menos a la mitad para detener el flujo de armas, otra historia sería”, estableció. El presidente de México reconoció que el contar con un acceso tan franco de los criminales a un armamento casi ilimitado, es parte del problema que se generó cuando en la Unión Americana perdió vigencia la ley que prohibe el uso de armas de asalto. Hizo ver que lo que se ha exigido a Estados Unidos en este punto es también congruencia, y que detenga precisamente el flujo de armas a los criminales que operan en México, así como en la región, y que actúe además en materia de lavado de dinero. Insistió que al final de cuentas, “no se detiene el flujo de armas y de dinero a nuestros países provenientes de actividades ilegales, difícilmente podrá avanzarse de manera determinante en este problema”. El presidente de México volvió esta misma noche al territorio nacional, una vez concluida su participación en la XII Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
115
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.