Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recibe el MUAC exposición del artista chino Cai Guo-Quiang

01/12/2010 11:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ante el asombro y admiración de decenas de jóvenes universitarios y público en general, en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC) fue inaugurada hoy “Resplandor y memoria”, la primera muestra individual en Latinoamérica del artista chino Cai Guo-Quiang. De acuerdo con los organizadores, vale la pena recordar con plena claridad que los chinos inventaron la pólvora y que durante la Dinastía Han los alquimistas taoístas investigaban sobre un elixir para la inmortalidad y provocaron así muchos incendios. Señalaron que es meritorio recordar lo anterior, porque su uso adquiere hoy nuevos significados en el arte de Cai Guo-Qiang (China, 1957), quien visita el MUAC con la muestra “Resplandor y soledad”. En su producción, sobre telas hechas a mano, el fuego fija imágenes que el artista traza con pólvora, mechas y una serie de guiños a su historia. Esta vez, durante cinco sesiones a los ojos del público y con la ayuda de los alumnos de la Escuela Nacional de Artes Plásticas, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el artista produjo la mitad de las piezas que se exhiben a partir de hoy en el espacio universitario, donde permanecerán hasta marzo de 2011. Curada por Ben Tufnell, la muestra se compone de dos partes: La instalación, “Resplandor y soledad” (2010), que da título a la muestra, desarrollada como un proyecto de sitio específico para el museo, y un recuento de los eventos explosivos característicos de la obra de Guo-Qiang desde 1990, proyectados a gran escala. Tras el proceso creativo, “Resplandor y soledad” redundó en algunas certezas: Que ver trabajar a un artista acaba por modificar toda preconcepción del espectador (pocas veces algo es “como se imaginaba”). Y, por otra parte, mirar a Cai Guo-Qiang en acción agota cualquier ánimo de entender lo que pasa. De edad incalculable, la figura delgada del artista traza líneas sobre el papel que se halla en el piso. Compone imágenes con grafías y formas múltiples: Algunas parecen figurativas o representan algo, pero nada demasiado claro. Los alumnos debieron cortar segmentos de esos trazos para hacer una plantilla. Sobre ella, ensimismado, el artista aplica diferentes tipos de pólvora y mechas que, tras ser encendidas, producen una serie de explosiones controladas sobre la superficie del papel. Es así como se fija la figura resultante. Durante el proceso, los estudiantes muestran gran disposición, aunque están alertas. El público crece y cambia con las horas durante los cinco días en que el artista trabajó frente a ellos. Al final de su producción, los dibujos de pólvora se convierten en algo más que simples representaciones: Sugieren a través del proceso de su creación una transformación alquímica del tiempo. “Resplandor y soledad” presenta un paisaje panorámico altamente teatral y conscientemente artificial. Se trata de una interpretación de México que remite a sus mitos fundacionales, así como a las condiciones geológicas que le permitieron a la Ciudad de México establecerse en su lugar actual, explicó el artista. Por ello, construyó un paisaje de rocas volcánicas con un “lago” de mezcal en su centro que representa el Lago de Texcoco, pero también llenó el espacio expositivo con el aroma evocador del alcohol y crea un entorno fuertemente sensorial. Para el artista, el alcohol es agente de la convivencia y la hospitalidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
306
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.