Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recibió Carlos Moncada Ochoa apoyo PECDA Conaculta-Sonora

21/12/2009 12:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con más de medio siglo de experiencia en el periodismo, el sonorense Carlos Moncada Ochoa se hizo acreedor al apoyo del Programa de Estímulo a la Creación y al Desarrollo Artístico (PECDA) como creador emérito, otorgado por el Conaculta y el gobierno de Sonora. Nacido en Ciudad Obregón en 1934, por lo que cuenta con 75 años de vida, Moncada Ochoa es un hombre nacido por y para el periodismo, lo mismo en su tierra natal que en el resto del país y hasta en el extranjero. Por lo que aún hoy sigue transmitiendo su profunda emoción de ejercer el periodismo, entrega que le ha valido grandes satisfacciones como este apoyo del gobierno del estado y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Vía telefónica desde Sonora, el galardonado Moncada Ochoa refirió lo que ha significado para él dedicar su vida a esta profesión, en especial dentro de la fuente política, así como su amor por la literatura y su trabajo como académico en diversas instituciones. Ha cosechado gran cantidad de frutos desde aquellos años cuando afloró en él su gusto por la literatura, justamente cuando cursaba la secundaria, así como por el periodismo, que se dio cuando su entonces profesor de literatura lo invitó a ser corrector de pruebas en "El Diario del Yaqui". Ha trabajado también en "El Sonorense", la "Revista de la Universidad de Sonora", "El Imparcial", "El Regional" y como director del Instituto Sonorense de Cultura. Asimismo, ha publicado en diarios nacionales como "Excélsior", "Novedades, "La Prensa" y "unomásuno". De sus inicios en esta profesión, refirió que "en realidad creo que el periodismo fue el que me escogió a mí. En 1952 terminé mi preparatoria y pensé que la carrera que se relacionaba con la literatura era Derecho, cuando es absurdo. "Mis padres me mandaron a estudiar leyes a la Universidad Nacional Autónoma de México, donde estuve casi un año, pero cuando regresé a Ciudad Obregón mi profesor de literatura me buscó para ofrecerme el puesto de corrector de pruebas. Fue esa cualidad de saber quitar o poner comas lo que me llevó al periodismo", dijo. Anotó que la necesidad de conocer de manera más profunda a las personas contribuyó a que poco a poco creciera su interés por el periodismo, lo que sumado a su pasión por la literatura, le permitió hacer una fusión de actividades que fortalecieron su quehacer en el mundo de la información y la literatura. "Me fui infiltrando poco a poco, robándome los boletos de cortesía para conciertos que se hacían en Ciudad Obregón. Me los robaba porque el Patronato de Bellas Artes los dejaba ahí y nadie se interesaba por ellos. Así que me fue empapando de varias artes, como la música. "Tengo la chifladura por la ópera, incluso tengo una buena colección de óperas. Luego seguí con la literatura, en fin, de pronto ya me di cuenta que estaba inmerso en este medio, reporteando cuestiones culturales", abundó. Autor de libros como "Dos siglos de periodismo en Sonora", "Periodistas asesinados" y "El Quijote de la Revolución. Vida y obra de Adolfo Huerta", señaló que muchas son las cosas que le han inquietado las ha estudiado, como la historia misma. Esto le ha generado una imagen específica. "Creo que un problema es que no me he especializado en nada pero sé un poco de todo, por eso me ven con un poco de desconfianza, pero el interés por la gente me metió mucho a la cuestión periodística", puntualizó Moncada Ochoa. Si hay algo que tiene que agradecerle el periodista sonorense a esta carrera es la posibilidad de conocer mundos infinitos con el simple hecho de conversar con los otros, aún con sus adversidades. "El periodismo te ofrece una libertad, aunque quizá un tanto falsa porque es una especie de esclavitud, porque tienes que estar disponible constantemente, pero el ir de un lado a otro, de entrevistar a uno o a otro, te da la impresión de que todo mundo te pertenece", expuso. Sin embargo, acotó, "ha valido y vale la pena. Nunca he dejado de colaborar en los periódicos. Por fortuna he podido ganar también con mis conocimientos jurídicos, que de cuando en cuando solicitan. Pero la verdad he vivido tranquilo, como no tengo grandes ambiciones más que comprar discos, libros y vino no he requerido cosas del otro mundo". Sobre cuál sería el secreto para no perder el entusiasmo de salir a buscar la nota luego de más de 50 años de trabajo, consideró que no lo hay, simplemente es un gusto que él adquirió desde muy joven y del que no se arrepiente. Hace dos años Moncada Ochoa dejó de dar clases. Sin embargo, tiene muy clara una filosofía que comparte con colegas, y es que leen mucho, porque un buen escritor es un buen lector. Finalmente, adelantó dos proyectos en los que trabaja ahora: uno está relacionado con su vasta colección de periódicos antiguos sonorenses y nacionales, ya que los donará a la Universidad de Sonora para que se monte el salón del periodismo del estado. El otro es un diccionario histórico y biográfico de la Universidad de Sonora, que reunirá los nombres de los grandes maestros y personalidades en general que han favorecido a esta casa de estudios desde su fundación, en 1938.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
301
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.