Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronicasrevista escriba una noticia?

De recomendaciones y fin de año

29/12/2014 15:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Por Luis David Niño Segura

Los libros se hicieron para leer, de no ser así su propósito no tiene cabida. Conozco personas que compran los libros solo para oler el aroma de las páginas recién impresas, pero que jamás terminan de leer el libro que consiguieron.

Este año que termina no faltará quien se atreva, como propósito de año nuevo, leer más y más, cuestión que me parece estúpida, uno no se obliga a leer. La lectura es un gusto y la mayoría de las ocasiones un martirio. Digo esto último con la intención realista de saber que leer no nos hace ni más sabios ni más estúpidos, simplemente nos hace más monótonos. Odio las pláticas de escritores, de intelectuales snobs, de académicos, de pintores y escultores; odio sus conversaciones sobre el origen de lo comestible de la naranja y como el Homo erectus-Homo sapiens se convirtió en el Homo pendejus. O como dijo Fadanelli en su columna de hoy: "El Hombre civilizado se convirtió, finalmente, en bestia comunicada."

En mi caso particular, no tengo ningún propósito en particular, soy enemigo de hacer listas de lo que sé, jamás cumpliré en 365 días. Pero no permita que me desvíe, estos días son los más hippies de todos, la gente en su mayoría se la pasa deseando paz y amor, cuestión que aborrezco. Yo le deseo que beba mucho, que coja mucho y que ahora sí disminuya sus deudas económicas y morales. Por otra parte, le deseo que disfrute los problemas que se le presenten en el transcurso del año y siempre esté preparado para perder a un ser querido, la muerte no tiene vacaciones ni ayudantes.

Bueno, así como comencé termino esta pequeña intervención, no se proponga, este año que comienza, leer libros, no es obligación, pero si tiene pensado acrecentar su librero en lugar de comprar muebles (cuestión que me pasa comúnmente) le dejo la recomendación de los libros que leí en este año y que me parecen imprescindibles.

Los mejores libros que leí durante 2014:

1.- Capital in the Twenty-First Century, Thomas Piketty, Harvard University Press, 2013.

No soy devoto de comprar libros que se depreciarán intelectualmente con el paso del tiempo, pero la obra de Piketty me parece imprescindible en el área académica. Ante la creciente manifestación de que el modelo económico está colapsado o a punto de colapsarse; considero que este libro se convertirá en una pieza básica para la educación occidental, en el aspecto económico y jurídico. Salvo algunos aspectos que el autor rechaza enfáticamente, en específico de la visión marxista de la economía, El capital en el siglo veintiuno, tiene el potencial para empezar a abrir un nuevo enfoque económico en los países industrializados y "primermundistas, " donde la economía se tiene que hacer interdisciplinaria, con un intenso debate filosófico-social.

2.- Tombuctú, Paul Auster, Anagrama, 2002.

Para quienes somos lectores -y relectores- asiduos de Paul Auster, nos damos cuenta que en cada lectura -o relectura- de sus libros, encontramos un punto de vista nuevo. En Tombuctú, Paul Auster nos conduce a la objetividad de los sentimientos y las apreciaciones de los mismos. Para conseguirlo, hace del personaje principal un perro, Mister Bones, y su relación con los humanos. De esa forma Auster construye una visión de las relaciones humanas y sus conflictos naturales. Se aleja de la fábula y se adentra a la realidad más desgarradora. Es una novela ingeniosa, cómica y atrevida.

3.- Resaca, Luis Muñoz Oliveira, Monadadori, 2014.

La novela de Oliveira vuelve a reflexionar sobre la podredumbre humana y cómo nos vamos cayendo a un precipicio sin fondo, pero a un precipicio interno. El personaje, Pablo, un médico respetado, va viviendo, sin darse cuenta, cómo se va quedando solo: sin familia, sin hija y sin mascota. El autor recurre a su bastión y a través de una narrativa cargada de filosofía, hace que el personaje encuentre su propia salida a una vida que él mismo va terminando.

4.- Skagboys, Irvine Welsh, Anagrama, 2014.

Una obra contracultural e irreverente. Precuela de Trainspotting, Welsh nos conduce a una narrativa cargada de crítica social y política; a la depreciación del ser humano por parte de las políticas neoliberales de la década de los ochenta en un país sumido por la mano dura de la dama de hierro. Ante esto, Irvine Welsh va dando pinceladas de una generación X que se va ensimismando en un mundo completamente nuevo, entre sida y heroína y entre la visión más cercana de las clases trabajadoras despreciada por una economía de élite.

5.-En medio de extrañas víctimas, Daniel Saldaña París, Sexto Piso, 2013.

Daniel Saldaña ha escrito su obra más ambiciosa hasta el momento y la que, desde mi punto de vista, representa una maduración en el uso del lenguaje. Los recursos literarios utilizados por Saldaña son infinitos, lo cual hace que el narrativa se vuelva exagerada pero al mismo tiempo entretenida. Se percibe, por todas partes, una narrativa al estilo Crack con influencias fadanelescas. Existen ciertos pasajes que remiten a escritores mexicanos del siglo pasado, así, por momentos parece que se está leyendo una obra de Sergio Pitol actualizada al ritmo descarado de la literatura del siglo XXI. Lo bueno de la obra de Daniel Saldaña, es que es fresca y cuenta, su narrativa, con una claridad ensayística envidiable; lo malo, es que por momentos parece mezclar el estilo de Velasco con el de Fadanelli. Un combo difícil de entender pero agradable a la lectura.

TW:@ld_nio

[email protected]


Sobre esta noticia

Autor:
Cronicasrevista (4993 noticias)
Fuente:
grupocronicasrevista.org
Visitas:
91
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.