Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Reconoce Calderón limitación de municipios en lucha anticrimen

25/08/2010 04:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente Felipe Calderón reconoció que la vulnerabilidad territorial, la insuficiencia presupuestal, la reducción del aparato logístico y operativo en comparación con otros órdenes de gobierno, ha impedido a los municipios del país responder con eficacia y oportunidad al reto de la inseguridad. Al iniciar el Diálogo por la Seguridad, Hacia una Política de Estado con presidentes municipales, el titular del Ejecutivo federal pidió un minuto de silencio en memoria de los alcaldes y policías municipales que han muerto en la lucha anticrimen. El mandatario identificó algunas limitantes de los municipios, como la debilidad institucional ya que, por ejemplo, más de 400 carecen de un cuerpo de seguridad propio y casi 90 por ciento de los que sí tienen disponen de menos de 100 elementos. Detalló que en muchos casos los policías municipales no son profesionales, casi 70 por ciento cursaron sólo educación básica, y 61 por ciento recibe un salario mensual menor a los cuatro mil pesos; además de que los recursos destinados a la seguridad son insuficientes. En promedio los estados dedican sólo cuatro por ciento de sus recursos a la seguridad y el tamaño de la asignación presenta variaciones importantes en diferentes entidades, expuso. Subrayó que si algo está claro es que se requiere una respuesta contundente y unificada, con la integración de todos los mexicanos en un solo frente, más sólido, que permita tener policías honestos, confiables y profesionales, haciendo a un lado cualquier otro interés, incluso los de tipo político legítimos. “De esta forma podremos ofrecerle a la ciudadanía corporaciones de seguridad pública fuertes y eficaces, con las cuales, por desgracia, hoy no contamos”, sostuvo. En el Diálogo por la Seguridad, Hacia una Política de Estado, afirmó que la muerte de diversos alcaldes y policías municipales en la lucha contra la delincuencia y el crimen, así como de Rodolfo Torre Cantú, quien fue candidato del PRI al gobierno de Tamaulipas, son “especial motivación que urge a todos a actuar”. El mandatario pidió un minuto de silencio en memoria de los alcaldes y policías municipales que han caído en la lucha anticrimen. Sostuvo que la criminalidad representa la más seria amenaza y el más grave riesgo a las instituciones democráticas del país, y subrayó que sucesos como estos “son motivos de repudio generalizado y muestra contundente de la amenaza que significan”. Reconoció que la política de “terror” desplegada por la delincuencia hacia adversarios, autoridad y población, provocó en muchos casos una semiparálisis o una parálisis completa en la acción policiaca, ministerial y judicial. En el Casino Militar del Campo Marte, mencionó que junto a la percepción generalizada de descontrol y de falta de autoridad en muchos lugares del país, prosperaron delincuentes que aún sin vínculos con el crimen organizado actúan con impunidad. En su exposición inicial Calderón Hinojosa planteó que ha crecido el robo, la extorsión telefónica, el secuestro y el homicidio común, en “una tendencia creciente del fenómeno delictivo, que hay que detener cuanto antes y por todos los medios lícitos al alcance del Estado, a través de todos sus Poderes, órganos y niveles de gobierno”. Hizo ver que la base del delito está en el ámbito local, pues casi 93 por ciento de los que se cometen en el país son del fuero común y los de mayor impacto social, como el robo y el secuestro que están en aumento; y de hecho el robo en sus distintas modalidades integra más de 80 por ciento de los delitos diarios. Recordó que recientemente llamó a los legisladores de todos los partidos para encontrar mecanismos adecuados a fin de fortalecer, precisamente, las partidas para la seguridad, al minimizar aquellos gastos presupuestarios que se ha demostrado no tienen el mismo nivel de eficacia o progresividad en los programas públicos. Explicó que el enfrentamiento es contra un enemigo muy poderoso, cuya capacidad financiera y de fuego supera fácilmente las estructuras institucionales de las autoridades municipales, y las hace vulnerables y susceptibles de ser corrompidas, infiltradas y en la mayoría de los casos intimidadas por el poder de los criminales. Consideró que el periodo de gestión municipal es insuficiente para culminar los procesos de gobierno y cristalizar los programas públicos, por lo cual propuso al Congreso una reforma política que entre otras cosas impulsa la elección consecutiva de los alcaldes. Esta iniciativa pretende que se dé la oportunidad para que se concreten proyectos de gobierno de largo plazo y al mismo tiempo puedan ofrecer a la ciudadanía la posibilidad de “premiar” o “castigar” con su voto a los gobernantes. En resumen, señaló que las diversas restricciones de los municipios para enfrentar con eficacia la criminalidad, obligan a buscar vías alternativas para proteger la seguridad de los ciudadanos, en un proceso en el que el gobierno federal está abierto a todas las propuestas y a evaluarlas en su justa dimensión. Mencionó que su gobierno ha estado trabajando con la Conferencia Nacional de Gobernadores en una iniciativa de Ley que busca superar las restricciones y generar la fortaleza institucional para que en cada municipios y entidad federativa pueda hacerse frente a la acción criminal con solvencia, oportunidad y de manera contundente. Explicó que este proyecto ha sido planteado por diversos mandatarios estatales en el seno de la Conago y en estos Diálogos por la Seguridad, pero dicha iniciativa obliga a una discusión a fondo acerca de la estructura, relaciones y naturaleza de las policías estatales y municipales. Hizo ver que existen consensos por fortalecer el entramado institucional del país a nivel federal y local, y ratificó que “el día en que tengamos no sólo una policía federal confiable, creciente, bien capacitada y bien pagada, sino el día que tengamos 32 policías a nivel estatal confiables, bien preparadas, bien pagadas y bien armadas, ese día le daremos la vuelta al problema de la delincuencia”. Si eso, resaltó, puede extenderse a una fortaleza institucional, a otros órdenes de gobierno, “mucho mejor”, pues la fortaleza institucional del país es un “eje estratégico” para recuperar la seguridad en México. Subrayó que es imperativo estandarizar a los policías mediante controles de confianza, que empiecen por los mandos superiores, además de homologar criterios para la selección, reclutamiento y permanencia de los elementos más valiosos, garantizándoles mejores elementos laborales. Subrayó que hoy los mexicanos reclaman policías más profesionales, estrategias que trasciendan los ciclos de gobierno, que haya seguimiento a los programas, control operativo, transparencia y rendición de cuentas y se debe contar con una policía cuya única ideología sea brindar seguridad a los ciudadanos.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
91
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.