Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Es recordado el arquitecto Luis Barragán a 109 años de su nacimiento

08/03/2011 03:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El enfoque racionalista y funcionalista de las obras del arquitecto Luis Barragán Morfín, quien nació el 9 de marzo de 1902, fueron factores para que su obra fuera catalogada en 2004 dentro de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Ubicada en la zona de Tacubaya de esta ciudad, la Casa de Luis Barragán es una construcción que manifiesta el lenguaje propio de Barragán, en el que integra elementos de la arquitectura "Magrebí", de África y España, así como de las zonas rurales de Jalisco, de donde fue originario. La fortuna de haber nacido en el estado occidental permitió que la grandeza bucólica se hiciera parte de su huella arquitectónica y que ésta fuera más allá originando lo que se conoce como "Definición de un estilo mexicano universal". Sus visitas a Europa fueron significantes, pues de ellas aprendió a observar las construcciones de otras culturas como la mediterránea y la musulmana, que también tomaron parte en su estilo, pues extrajo la peculiar forma de la jardinería y el uso expresivo del agua. En 1925 asistió a la "Exposition Internacionale des Arts Decoratifs et Industriels Modernes", en la que se impresionó por la fotografía de un jardín diseñado por Ferdinand Bac, cuya imagen formaba parte de la publicación "Jardins enchantés". También pisó territorio estadounidense, en 1931 fue a Nueva York, donde se anunció por primera vez un artículo sobre su sobra en "Architectural Review" y "House and Garden". Aunque nunca negó las influencias que obtuvo de sus viajes, sobre todo de Francia y España, el arquitecto mexicano adquirió el gusto por esta profesión gracias a Agustín Basave, quien fue su maestro en la Escuela Libre de Ingenieros, en donde también conoció a Rafael Urzúa y Pedro Castellanos, entrañables de él. A su regreso a México trabajó remodelando y proyectando casas en donde aplicó lo que vio en otros países, de esta forma su primera obra en forma fue la renovación de la casa de Emiliano Robles León en donde destacó el trabajo en madera de los barandales y puertas, y el patio central embellecido por una fuente con diseños propios del arquitecto. En pleno ascenso profesional, su primera intervención en el espacio público fue al lado de su hermano Juan José en el Parque de la Revolución de Guadalajara. Establecido en la Ciudad de México, fue uno de los arquitectos que entre sus proyectos destacó varias construcciones habitacionales de carácter funcionalista y comercial conocida como arquitectura racionalista, la cual proponía la modernización en el país. No distante de esa proeza, Barragán diseñó en 1945 el "Plan de Urbanización del Pedregal de San Ángel" junto a Max Ludwing Cetto Day. Entre 1955 y 1960 restauró el Convento de las Capuchinas Sacramentarias en Tlalpan; en 1957 realizó el proyecto de escultura urbana de las torres de Satélite, en colaboración con el escultor Mathias Goeritz, y en 1976 construyó la Casa Gilardi, en la cual sobresale el uso del color en el comedor-piscina. Su estilo es una mescolanza de otras culturas en las que la arquitectura no sólo busca la eficiencia, sino que embellecen el espacio para crear la atmósfera propicia, de ahí que en sus obras haya destacado la jardinería, el agua, la luz y las texturas acentuadas con colores brillantes. La importancia de sus trabajos devino de uno de los sentidos que para él fue el más importante, la vista. A ella atribuyó la trascendencia que posteriormente manifestó en las casas, departamentos, calles o colonias en las que contribuyó. Creador de la arquitectura vernácula, que inserta la polémica posrevolucionaria sobre la identidad nacional, coincidió con intereses estructuralistas y de semiótica de la arquitectura de las décadas de 1960 y 1970, características observadas en cada una de sus obras, lenguaje que sirvió para que el mundo arquitectónico de Nueva York lo lanzara al estrellato. De esta forma, en 1976 participó en "The Architecture of Luis Barragán" exhibición que planeó el Museo de Arte Moderno de Nueva York para dar a conocer sus obras, lo que causó que en 1980 se le otorgara el Premio Pritzker, máximo reconocimiento en el mundo de la arquitectura. La sapiencia que adquirió durante el ejercicio de su profesión quedó plasmada en diversas creaciones iconográficas y literarias; entre las primeras están "Casa Prieto López" (1950), "Casa Gálvez" (1955), "Tres jardines particulares" (1945), "Torres de Ciudad Satélite" (1957) y "Plaza del Comercio" (1984). De las segundas sobresalen "Voces de tinta dormida: itinerarios espirituales de Luis Barragán" (1993), "Fotografías de la arquitectura de Luis Barragán" (1992) y "Luis Barragán: The Eye Embodied" (2006), entre otras. Por sus aportaciones, Luis Barragán es considerado como uno de los arquitectos mexicanos más importantes del siglo XX, ampliamente reconocido en el universo que él abarcó. Murió el 22 de noviembre de 1988.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
282
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.