Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recordarán a Carlos Pellicer con nutrida oferta cultural

15/01/2012 05:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para conmemorar los 115 años del nacimiento del poeta mexicano Carlos Pellicer, el Instituto Estatal de Cultura de Tabasco (IEC) comenzará este lunes la jornada “Un paisaje en mi mano”. El homenaje que se lleva a cabo año con año al destacado poeta dará inicio con una ceremonia cívica frente a la estatua del autor de “Piedra de sacrificios”. Al término del acto se efectuará la inauguración de una exposición bibliográfica de las obras de Pellicer en el claustro de la Biblioteca Pública del Estado José María Pino Suárez. Más tarde, ese mismo día, los alumnos de la Escuela Estatal de Música del Instituto Estatal de Cultura (IEC) ofrecerán un concierto en honor a Carlos Pellicer, en el recién remodelado auditorio del Museo Regional de Antropología “Carlos Pellicer Cámara”, en la Zona Cicom. El homenaje continuará el miércoles 18 de enero en la Galería de Arte El Jaguar Despertado, con la presentación del libro de relatos “Hablando de mujeres y traiciones…”, de Soledad Arellano, editado por el IEC. Días después, el martes 24 de enero, se llevará a cabo la presentación del libro “La pitonisa de Aguaprieta”, de Susana Pagano a cargo de Luis Acopa. El viernes 27 de enero en la Galería se realizará la entrega de constancias alumnos que participaron en el Diplomado de Literatura 2011, impartidos por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) en coordinación con el Instituto Estatal de Cultura (IEC). El homenaje culminará el lunes 30 de enero con un recital multidisciplinario dedicado a Carlos Pellicer, a cargo del escritor Vicente Gómez Montero, en el auditorio Museo Regional de Antropología “Carlos Pellicer Cámara”. Oriundo de Villahermosa, Tabasco, Carlos Pellicer nació el 16 de enero de 1897; fue hijo de Don Carlos, quien era farmacéutico, y de Deifilia, quien le dio las primeras clases, le enseñó a leer versos y despertó en él una preocupación social. Pellicer inició sus estudios en la escuela Daría González. La revolución mexicana lo contagió de su ímpetu y los aviones lo hicieron soñar con ser piloto civil. Sin embargo desde muy temprana edad descubrió su vena poética, así como la convicción de llegar a ser alguien importante. En 1909, como consecuencia de la situación política que vivía Villahermosa, su padre se alistó en el ejército constitucionalista, por lo que Pellicer y su madre se trasladaron a la ciudad de Campeche. Debido a su precaria economía tuvo que trabajar y vender los dulces que elaboraba su madre. En esta etapa empezó a escribir sus primeros sonetos. Cursó estudios en la Escuela Nacional Preparatoria y en Colombia, a donde fue enviado por el gobierno del entonces presidente Venustiano Carranza. En 1918 cofundó la revista “San-Ev-Ank”, así como un nuevo Ateneo de la Juventud, además se convirtió en secretario privado de José Vasconcelos Calderón. En la Escuela Nacional Preparatoria se relacionó con intelectuales de primera línea. Fue nombrado agregado estudiantil para representar a México en Colombia y Venezuela, donde desempeñó su labor con éxito y regresó sorprendido por la dictadura venezolana. En agosto de 1921, junto con Vicente Lombardo Toledano, Diego Rivera, José Clemente Orozco y Xavier Guerrero, fundó el Grupo Solidario del Movimiento Obrero. Fue profesor de poesía moderna en la Universidad Nacional Autónoma de México y director del Departamento de Bellas Artes. Estructuró los museos Frida Kahlo, el de la Venta y el Anahuacalli. Colaboró en las revistas “Falange”, “Ulises” y “Contemporáneos”. Pellicer y Cosío Villegas emplearon los sábados y domingos para llevar a cabo la tarea de "evangelizar" en materia de letras a los vecinos de una vecindad de Peralvillo. La transformación educativa iniciada por Vasconcelos tuvo frutos. Años después, debido a una invitación que le hizo el poeta argentino José Ingenieros para visitar París y con la ayuda de una beca para estudiar museografía en la Sorbona, Pellicer vivió en Europa durante poco más de tres años. A su regreso se unió a la campaña presidencial de José Vasconcelos Calderón. Se encontró con una juventud pujante e irreverente y pasó a formar parte del llamado vasconcelismo. En 1929 fue detenido por este sólo motivo cuando se disponía a dar su paseo acostumbrado de las Lomas a los Remedios. A principios de 1931 publicó, “Cinco poemas” y consiguió ingresar como profesor de Historia de México, Historia Universal y Literatura Castellana en la Escuela Secundaria Nº4. Ejerció el magisterio durante 20 años. Un año más tarde, durante el primer ciclo, de la primera temporada del “Teatro Orientación”, Pellicer probó suerte en las tablas y debutó como actor dramático. Actuó en la obra Georges Dandin con el papel protagonista. Su participación fue desastrosa y marcó su debut y despedida. Durante mucho tiempo, Pellicer utilizó su tiempo libre viajando por México y buscando en sus viajes arte prehispánico olvidado en el país. Intentando recuperar lo que se perdió con la conquista recopiló figuras e idolillos. De ahí le nació la afición museística. Finalmente, Pellicer dejó el magisterio para organizar museos. Como museógrafo es según muchos una referencia innovadora. Fue pionero de esta disciplina. El 16 de mayo de 1952 fue nombrado miembro correspondiente de la Academia Mexicana de la Lengua. El 17 de septiembre de 1964 obtuvo el Premio Nacional de Literatura y Lingüística. Ese mismo año, su antiguo discípulo, el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez inauguró el Museo Nacional de Antropología en Ciudad de México, en cuyo diseño se basó en las indicaciones de Pellicer. En 1972 viajó junto a su discípulo, médico de cabecera y amigo, el doctor Fierro, a la península de Baja California, con un grupo de médicos destacados, entre ellos el alergólogo Mario Salazar Mallén e invitados especiales de otras disciplinas. Pellicer impartió conferencias de Historia de México en general y Miguel León Portilla de la historia de la Baja California. En ese viaje sufrieron una avería y quedaron frente al paisaje del desierto, cerca un bosque de cactáceas y piedras milenarias. Pellicer aprovechó para hacer los apuntes que luego se convertirían en su poema “Dulce canto del desierto”. En 1976 fue elegido senador de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), tras una campaña como candidato externo al partido, en la que colaboró muy cercanamente el político Andrés Manuel López Obrador. Carlos Pellicer falleció a la edad de 80 años, el 16 de febrero de 1977 en la Ciudad de México y sus restos descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
148
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.