Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recordarán el sábado en conferencia obra del poeta Amado Nervo

26/08/2010 03:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Como celebración por los 140 años de nacimiento del vate Amado Nervo, acontecido el 27 de agosto de 1870, la poeta y dramaturga Carmen Boullosa ofrecerá una conferencia el próximo sábado en la Sala Adamo Boari, en el Palacio de Bellas Artes. Titulada “El Amado Nervo de Carmen Boullosa. Triángulo Funambulesco de Nervo con Julio Ruelas y Delmira Agustini”, la conferencia brindará una nueva luz a su trabajo y rescatará la parte crítica y femenina del bardo. Lírico de honda delicadeza melancólica, Amado Nervo, junto a su compatriota Luis G. Urbina, fue un pilar del Modernismo, pues desarrolló con maestría todas las modalidades de ese movimiento, impregnando su obra de magia y misticismo. Desarrolló con gran destreza y sutileza desde temas patrióticos hasta románticos, y alcanzó en su obra profundos niveles de introspección. Su obra reflejó siempre la calidad melancólica de sus contradicciones emotivas: el desapego, el olvido y el dolor, contra la resignación, la esperanza y la evocación. Primogénito de Amado Nervo y Juana Ordaz, el poeta nació en Tepic, Nayarit, y cursó sus estudios en un colegio de Jacona, en Michoacán; luego, en el Seminario Conciliar de Zamora, estudió durante cinco años ciencias, filosofía y leyes para concluir la carrera de abogado. En 1891 fue a Mazatlán, Sinaloa, donde comenzó a escribir de manera asidua en el periódico local “El correo de la tarde”. Tuvo que sostener a su madre y a cinco hermanos (su padre había muerto años antes). Fue a radicar a México, donde trabajó en pequeños negocios de comercio mientras empezaba a conocer a personalidades del periodismo y las letras. En ese medio se hizo conocido por su oración fúnebre a la muerte del poeta Manuel Gutiérrez Nájera y la publicación de su novela “El bachiller” (1895), a la que siguió su atrayente narración fantástica titulada “El donador de almas”. “Místicas” fue su primer libro de versos publicado (1898) y que situó a Nervo entre los poetas jóvenes de más claro porvenir: allí apareció diferente a los demás y sin competidores en la poesía religiosa, que en este libro sonaba de una manera insólita y refinada. Como todos los poetas finiseculares, Nervo amaba París y pudo conocerlo en 1900, año en que fue enviado como corresponsal de “El mundo”, con motivo de la Exposición Universal de fin del siglo, en la que también México participó. Allí cultivó gran amistad con Rubén Darío y otros escritores del Modernismo. En París publicó la versión francesa de “El bachiller” y “Poemas”, libro que extendió su celebridad en los países de habla española, gracias a poemas como “La hermana agua”. De regreso en México, en 1902, publicó su bello libro de prosa y verso titulado “El éxodo”, al que le siguieron “Las flores del camino” y “Lira heroica”. Años más tarde escribió en periódicos, publicó varios libros y dio clases de Español, Historia y Literatura, en la Escuela Nacional Preparatoria y otros colegios. Su gran amor fue Ana Cecilia Luisa Dailliez, la dulce mujer que fue su compañera durante más de 10 años y cuya muerte, acaecida el 7 de enero de 1912, causó en Nervo “la amputación más dolorosa de sí mismo”. Fruto de este dolor fue un libro de versos muy leído y titulado “La amada inmóvil”. En 1905 ingresó en el Servicio Exterior de México, nombrado segundo secretario adscrito a la Legación (embajada) en Madrid, donde permaneció largos años, salvo algunos viajes en misiones especiales a París y Londres, o vacaciones y permisos. Desde 1909 fue primer secretario, pero en 1914 se abrió un paréntesis en su carrera a consecuencia de la Revolución Mexicana, que comenzó en 1910. Nervo vivió en Madrid de sus artículos y libros, declinando gentilmente una ayuda pecuniaria que el gobierno español votó en favor suyo. Más tarde se le repuso en el escalafón y quedó como encargado de Negocios interino por poco tiempo. En España escribió muchos de sus mejores libros, entre los cuales destacan “En voz baja”, “Juana de Asbaje”, “Serenidad”, “Elevación” y “Plenitud”, entre otros. En 1918 fue llamado a México y nombrado ministro plenipotenciario ante los gobiernos de las Repúblicas del Plata. Amado Nervo ya había publicado 20 libros, tuvo un gran renombre en países de habla española y estando en plena gloria, su salud se deterioró. Al pasar por Nueva York dictó una o dos conferencias en Columbia University, firmó autógrafos y declaraciones. Fue recibido con aclamaciones y manifestaciones públicas; presentó credenciales en Buenos Aires y en Montevideo dio conferencias y entrevistas, entre otras cosas. En Montevideo enfermó seriamente, se agravó y, en su habitación del Parque Hotel, frente a la Playa de Pocitos, falleció la mañana del 24 de mayo de 1919. Los honores tributados a Nervo en su muerte y exequias, parecen ahora increíbles, pues ante el féretro hubo guardias diplomáticas, oficiales, estudiantiles, populares, luego honores militares, discursos varios, ofrendas florales y notas en la prensa de todas partes. Después de 100 días, el cadáver fue traído a México en un crucero uruguayo, acompañado por otro argentino, a los que se unió luego un barco de guerra cubano. Uruguay obsequió el sarcófago que está en la Rotonda de las Personas Ilustres, en México, donde yace Nervo. Las obras completas de Amado Nervo, editadas por Aguilar, en Madrid (Dos volúmenes, la décima primera edición es de 1962), llevan dos magníficos estudios, uno respecto a la prosa, por Francisco González Guerrero, y otro relativo a su poesía, por Alfonso Méndez Plancarte. Entre sus más representativos poemas destacan “Dormir”, “El primer beso”, “Cobardía”, “Autobiografía”, “A Leonor”, “El retorno”, “Extasis”, “Hace mucho tiempo que te soñaba”, “Inmortalidad”, “Mi secreto”, “Pasas por el abismo de mis tristezas”, “Por esa puerta”, “Tanto amor” y “Viejo estribillo”, entre otras.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
224
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.