Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recorre “Ramal” un mundo que se encuentra en el olvido

22/02/2012 00:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un trabajo de investigación que mezcla imágenes, poesía y noticias de prensa, para tratar de reconstruir un mundo que se encuentra en el olvido, es lo que ofrece el libro “Ramal”, presentado anoche en la Librería “Rosario Castellanos” del Fondo de Cultura Económica (FCE), en esta ciudad. Se trata de un trabajo de la autora chilena Cynthia Rimsky, quien continúa con la temática de los libros de viaje, pero esta vez no hacia el extranjero, sino que se interna en un viaje siguiendo la línea ferroviaria en la que se encuentran 11 poblados y que recorre el mundo olvidado entre Talca y Constitución en Chile. En esta novela con tintes etnográficos, el protagonista es un hombre que debe recorrer los caserones y villorrios olvidados que se encuentran dispersos por el trayecto de nombre “Ramal”, con la misión de buscar formas de ayudar a los campesinos que los habitan. De acuerdo con la autora, el protagonista proviene de una familia que emigró del sur a Santiago, y ahora emprende un recorrido por el ramal como parte de un programa de turismo que promete "rescatar" la zona. El personaje no sabe exactamente a dónde va ni con qué se encontrará. El narrador y el lector, tampoco. “La obra aborda 11 estaciones o poblados que se encuentran en el abandono y que se hallan entre Talca y Constitución. El personaje principal, busca sacar a estos pueblos del abandono y de la pobreza económica en que se encuentran”, dijo Rimsky a Notimex. En esta novela de más de 200 páginas, la narración se encarga de presentar un mundo rural abandonado y diezmado por la modernidad: pueblos contaminados, la falsa promesa de trabajo de una planta de celulosa y un Estado indiferente. Con gran sutileza se inserta una línea de crítica social que corre en paralelo al habla cotidiana de los habitantes de aquellos territorios, sujetos detenidos en un tiempo muerto, pero valiosos en su sobrevivencia. El relato en torno al protagonista y su experiencia de viaje es intervenido por el recuerdo del pasado que trae al padre muerto, la abandonada casa del barrio y la presencia permanente de su hijo, que vive en Talca con su ex mujer, lo único que quizás le da sentido de pertenencia a su vida. Y es que para Rimsky, “Ramal” es más que una novela, “es la posibilidad de detenerse, reestablecer un vinculo con las cosas pequeñas y que uno por andar de prisa en este mundo globalizado no se fija; es la posibilidad de encontrar sabiduría y experiencia en el detenerse, observar y establecer un vinculo personal con las cosas”. En esta obra, el viaje instala una propuesta donde lo trágico es asumido como una derrota a partir de la combinación de lo personal en consonancia con lo social. Desde un paradigma posmetafísico, el personaje es arrojado hacia afuera, donde el agobio, de uno u otro modo, es compartido por una diversidad de individuos que sobreviven con dificultad. La novela, comentó Rimsky pretende llamar la atención respecto que existen otras formas de vivir y experiencias de construcción de vida. Es también, abundó, una manera también de mirarse en el espejo, no desde una postura de triunfador en el caso de quienes viven en el campo, y del fracaso para quienes se encuentran en la ciudad, “sino dar vuelta a la hoja y construir el progreso”.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
36
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.