Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recrea la pintora Liz Bono dos siglos de historia de México

29/07/2010 13:30 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

La pintora mexicana Liz Bono, quien actualmente radica en París, realizó en 2006 el mural Dos siglos de independencia y libertad, en conmemoración del Bicentenario de la Independencia, el Centenario de la Revolución mexicanas y el siglo XXI, el cual se encuentra en el Palacio Federal de Guadalajara. Se trata del primer mural encargado expresamente a un artista mexicana para celebrar ambas fechas. La obra consta de tres partes que abordan los temas de Independencia, Revolución y el Siglo XXI. Las dos primeras etapas se pintaron e inauguraron en el 2006. La tercera se develará el próximo 15 de septiembre, con el apoyo de Conaculta y el Instituto Nacional de Bellas Artes. “Como artista y como mexicana es muy importante y significativo haber realizado un mural sobre mi país, a 200 años de su Independencia y 100 de la Revolución”, adujo. “En él representé pictóricamente la historia de México, tomando en cuenta los acontecimientos y personajes más importantes de esos dos siglos de vida: Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Francisco I: Madero”, comentó en entrevista telefónica desde París, Liz Bono, cuyo nombre original es Elizabeth Zurita Bono. Explicó que la tercera parte del mural, referente al siglo XXI, se inaugurará en septiembre próximo y que lo interesante de este trabajo es que ofrece una síntesis de lo que se está viviendo actualmente en México. “Es una visión contemporánea, con las cosas modernas que estamos viviendo en el nuevo milenio”, dijo, e informó que lo elaboró en óleo con técnicas mixtas y capas de acrílico. Sus medidas son seis metros de largo por tres de ancho. Liz Bono estudió en el Colegio Franco Mexicano y terminó la carrera de Decoración de Interiores y Paisajismo en la Universidad Autónoma de Guadalajara. Salió en los años 90 de su natal Guadalajara para estudiar Artes Visuales en la Universidad de Quebec. Allá expuso sus primeras obras en el Centro de Comercio Mundial de Montreal. Por su éxito y trayectoria, poco después ese país le ofreció la ciudadanía canadiense. Luego viajó a Francia de vacaciones, donde conoció a un grupo de músicos de jazz que le propusieron hacer la portada del CD, además de incluir algunas de sus piezas en el folleto informativo. Ello le permitió sobresalir en el medio cultural francés, de tal forma que se le otorgó la residencia francesa, para luego darle la ciudadanía europea, por su trayectoria artística. Bono regresó a la Ciudad Luz invitada por la directora del famoso y emblemático Hotel Museo Lutetia, Beatrice Belerahdeck, quien le pidió hacer cinco obras que hoy se encuentran en la suite 414. Este recinto se encuentra en el corazón de París y se le considera Patrimonio de la Humanidad, ya que ahí se originó el art-decó, el art-nouveau y se impuso la moda de colocar obras de arte en todos sus espacios. En la actualidad contiene obras de artistas como Picasso, Matisse, Cesánne, Renoir y, entre otros, de Liz Bono. Ella se dice agradecida con el arte por las experiencias que le ha permitido vivir, y porque le ha dado oportunidad de expresar y explorar los sentimientos del ser humano. “Mi estilo es figurativo y me interesa el arte plástico porque me da la oportunidad de expresar los aspectos internos del ser humano”, aseguró tras el auricular. “Exploro las temáticas y las diferentes texturas en cada caso para abordar los asuntos de mi mayor preocupación: los sentimientos que llevamos dentro; por ello, con mi trabajo trato de ir más allá de lo superficial, más allá de los pinceles, de los colores, para adentrarme auténticamente en el sentir del ser humano”, subrayó. Destacó la importancia de la función social que debe cumplir el muralismo. “Es una forma de expresión que permite mostrar lo que estamos viviendo. A través de lo que se presenta en un muro o en una superficie de gran tamaño nos damos cuenta de las batallas o revoluciones que hemos vivido. “Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco representaron muy bien el México que estábamos viviendo, pero estamos ahora en otra época en la que nos expresamos de otra manera. Plasmar en un mural lo que estamos viviendo es algo muy emblemático y por medio de la pintura podemos dejar huella de esos acontecimientos”. Por otro lado, se refirió al trabajo que han desarrollado artistas mexicanos en el extranjero, aspecto en el que resaltó “la oportunidad de hablar de nuestro país, de sus raíces, su cultura y sus preocupaciones ante el mundo”. Gracias a ello -señaló- el público se interesa más por lo que pasa con los artistas mexicanos que están en otros lugares y que logran un reconocimiento universal”. Luego de más de 40 exposiciones colectivas e individuales tanto en México como en Estados Unidos, Canadá y Europa, el trabajo de la pintora tapatía (nació en Guadalajara en 1970) Liz Bono continúa adelante. En Italia elabora el proyecto de dos murales, uno para la Presidencia de ese país y otro para la Universidad de Turín, entre otros.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
374
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Usuario anónimo (16/09/2012)

La difusión es muy importante, ademas debería de salir la imagen del mural, me pregunto, porque no lo hacen ya que representa los aniversarios de México.