Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Recrea "Sanctum" tragedia ocurrida a finales de los 80 en Australia

17/02/2011 07:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El cineasta Alister Grierson recrea en "Sanctum" la tragedia ocurrida a finales de la década de los 80 a 15 personas, entre ellas varios espeleólogos, en una profunda y peligrosa cueva en Australia, en la que quedaron sepultadas bajo el agua debido a un ciclón. La película producida por el inquieto James Cameron llegará a la cartelera nacional el próximo 25 de febrero mediante 350 salas en 3D y 280 en el formato de 35 milímetros. La producción permitirá al público disfrutar de una hora 50 minutos de un relato de aventuras emocionantes, romance y demostraciones de lealtad y amistad. La trama describe las obsesiones de "Frank" (Richard Roxburgh), un empecinado y estricto espeleólogo que pretende a toda costa describir los secretos que guarda en sus entrañas Esa-la, una cueva virgen en medio de la selva. Él cree que en sus entrañas que esconde un engañoso laberinto de pasadizos existe una salida hacia el mar, que el espectador tendrá la obligación de averiguar. Por su parte, "Carl" (Ioan Gruffudd) es un excéntrico millonario, cómplice de las locuras de "Frank", y anhela también ser partícipe del descubrimiento en la cueva, pero ello tendrá serias consecuencias. En "Sanctum", además de las aventuras en cuevas tiene su lado sentimental, pues se verán inmiscuidos diversos personajes, entre ellos "Victoria" (Alice Parkinson), la novia del millonario y experta escaladora que desea unirse a la odisea. "Judes" (Alisson Cratchley), es la pareja de "Frank", una espeleóloga que sueña también con encontrar esa salida hacia el mar y en el entramado juega su parte "Josh" (Rhys Wakefield), quien se encuentra al lado de su padre ("Frank"), manteniendo una tensa relación. El chico considera a su padre un terco cascarrabias, "buscacuevas", sumido en su mundo de soberbia y egolatría, y quien nunca supo darle el cariño que necesitó en su infancia. Sin embargo, seguidores tachan de codo y nada creativo a Cameron y a su colega, el cineasta australiano que se hizo cargo de esta película, pues se dice que se le asignó un presupuesto de 30 millones de dólares. Por si fuera poco, se insiste en que la trama hace aguas por todas partes. Un relato insulso, cansado, lento, en el que no hay nombres atractivos para arrastrar multitudes a las salas. Se especula que el haber hecho uso del 3D era innecesario, ya que sólo se puede disfrutar en un par de escenas, negando al espectador la posibilidad de ser recompensado de alguna manera por pagar un boleto en taquilla. Hay, por otra parte, quienes reconocen que se mantiene por minutos la tensión y hace sentir la claustrofobia que se apodera en varias de las escenas de los personajes y que la aparición de la tanatología es abordada de una manera muy burda. Eso, en respuesta a la forma en que se ayuda a morir a varios de los personajes para evitarles de alguna manera el sufrimiento y tener una muerte "digna" durante la aventura de los espeleólogos. Finalmente, se dice que la música lleva el rol principal, porque el uso de la banda sonora en los momentos clave es lo más disfrutable en la complicidad de Cameron y Grierson.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
393
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.