Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recrea teatro londinense desde una cocina a la sociedad de los años 50

16/11/2011 02:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un recorrido por las historias que tienen lugar en una enorme cocina londinense se pudo disfrutar la víspera durante la proyección de la comedia “The kitchen” (1957), del dramaturgo británico Arnold Wesker, en el Lunario del Auditorio Nacional, de esta capital. La obra, dirigida por Bijan Sheibani, del National Theatre de Londres, muestra una jornada laboral en una cocina cualquiera; desde que se prenden las estufas y los hornos, hasta el siguiente cambio de turnos, ya entrada la noche. En este lugar todos los trabajadores son orquestados por el jefe de cocina, interpretado por Paul McCleary, el cual pretende evitar a toda costa sus responsabilidades y los conflictos que surgen en ese lugar, puesto que no quiere perder su trabajo, en donde está próximo a jubilarse. En esta cocina conviven franceses, irlandeses, alemanes y judíos, cada uno con sus propios sueños y manera de disfrutar, o de quejarse, de su trabajo; donde lo único que los mantiene con vida es el anhelo de poder disfrutar su día de descanso. “Peter”, interpretado por Tom Brooke, es un cocinero alemán que lleva trabajando tres años en el lugar, y es el único que parece disfrutar de la presión que se vive día a día durante la hora más difícil de todas: la comida, en la cual, tienen que preparar y servir platillos de una forma ágil y rutinaria. En tanto, “Peter” también se toma el tiempo necesario para atender su romance, lleno de conflictos e inseguridades, con “Monique”, una mesera casada que sueña con poder tener una vida mejor de lo que hasta ahora ha tenido, amante del baile y de los amores furtivos. Esta comedia de humor negro, que echa un vistazo a lo que sucede no sólo en el interior de una cocina de los años 50 del siglo XX, sino al conjunto de la sociedad industrial de la época, también deja entrever las relaciones de poder entre el patrón y los temerosos subordinados, siempre en conflicto por objetos que no son suyos, sino de su jefe. "The kitchen", una de las obras más reconocidas del dramaturgo inglés, junto con "Sopa de pollo y cebada" (1958), “Raíces” (1959) y "Hablo de Jerusalén" (1960), surge de las propias experiencias de Wesker como cocinero en un restaurante de París, y refleja los ritmos de producción frenéticos, en donde importa más el número de ventas que la calidad del producto. Para el autor de dicha obra, como lo indicó alguna vez durante una entrevista, el mundo "es una cocina, donde los hombres van y vienen y no pueden quedarse el tiempo suficiente para comprenderse, y donde las amistades, amores y enemistades, se olvidan tan pronto como se realizan". El National Theatre de Londres también ofrecerá las funciones “Collaborators” y “The comedy of Errors”, los próximos 10 de enero y 27 de marzo de 2012, respectivamente.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
56
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.