Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se recuerda el 80 aniversario luctuoso de Arthur Conan Doyle

06/07/2010 04:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con motivo del 80 aniversario de la muerte del escritor escocés Arthur Conan Doyle, pues nació el 7 de julio de 1930, una casa editorial reunió en un solo volumen cuatro de las más reconocidas obras del creador de “Sherlock Holmes”. De acuerdo con información publicada hoy en Madrid, el sello RBA publicó en una sola edición las novelas “Estudio en escarlata”, “El signo de los cuatro”, “El sabueso de los Baskerville” y “El valle del terror”. Arthur Conan Doyle fue un autor que llegó a ser anulado por su propio personaje, “Sherlock Holmes”, hasta el punto de que su público lector ignoraba su nombre completo. Nació en Edimburgo, Escocia, el 22 de mayo de 1859; estudió medicina, profesión que ejerció en Portsmouth entre 1882 y 1890, y por esos años comenzó a escribir al crear el famoso personaje de "Sherlock Holmes" y su ayudante, el "doctor Watson", con lo que inició una serie de obras que duraría hasta el final de su vida. Sin embargo, la literatura no le hizo abandonar su profesión de médico y como tal participó en la campaña del Sudán en 1898 y en la guerra de los Boers, entre 1899 y 1902, en el ejército británico. Precisamente por la defensa de la política británica en Sudáfrica recibió el título de Sir. Al estallar la Primera Guerra Mundial (1914-18), se enlistó como simple soldado raso, a partir de la cual comenzó su relación con el espiritismo, al que dedicó tiempo y energías, e incluso en 1926 publicó el volumen “History of spiritualism". De acuerdo a los datos biográficos disponibles, el primero de los 68 relatos en los que aparece la figura de "Sherlock Holmes" es "Estudio en escarlata", publicado en 1887. Para su creación, Conan Doyle se basó en un profesor de la universidad de ingeniosa habilidad para el razonamiento deductivo, personaje que se hacía acompañar por el “doctor Watson”, que es el narrador de los cuentos, además el criminal "profesor Moriarty". “Sherlock Holmes” adquirió tanta popularidad que se convirtió en un mito literario, un personaje de ficción que oscureció a su propio creador, por lo que Conan Doyle era visto por muchos lectores como una especie de anotador de las historias de dichos personajes. El escritor decidió matar al detective, pero pronto comprendería que no le iba a resultar tan fácil, pues tuvo que devolverle la vida, debido a las multitud de cartas que recibió en las que se quejaban por la muerte del famoso detective. Así creó "La aventura de la casa vacía", donde narra la célebre resurrección. Entre las novelas policiacas donde aparece “Sherlock Holmes” están "Estudio en escarlata" (1887), "El signo de los cuatro" (1890), "Las aventuras de Sherlock Holmes" (1891-1892) y "Las memorias de Sherlock Holmes" (1892-1893). Además, "El sabueso de los Baskerville" (1901-1902), "El regreso de Sherlock Holmes" (1903-1904), "Su último saludo desde el escenario" (1908-1917), "El valle del terror" (1914-1915), "Sherlock Holmes sigue en pie" (1921-1927) y "El archivo de Sherlock Holmes" (1921-1927). En el estilo literario de Conan Doyle, los personajes son malos en todos los aspectos, sin rasgos de bondad; su mirada los define; son personajes cejijuntos, rostro casi prehistórico, generalmente son feos y nada atractivos para los demás. El autor escribió otro tipo de textos como las novelas de anticipación "El mundo perdido (1912) y "El cinturón envenenado" (1913). Algunas de sus novelas históricas son “Micah Clarke” (1889), “Rodney Stone” (1896), “Sir Nigel” (1906), “Las hazañas del brigadier Gerard” (1895), "La gran guerra bóer" (1900) y la citada "Historia del espiritismo" (1926). Relatos diversos como "El anillo de Thot", "John Barrington Cowles", "El gran experimento de Keinplatz", "Lote número 249", "La mano parda", "Jugando con fuego" y "El parásito", entre otros, son muestras de su ansia por escribir y describir nuevos mundos, cosa que por desgracia para él y para alivio de sus lectores, su personaje “Sherlock” lo impidió. Tras su muerte, el 7 de julio de 1930, en Crowborough, Sussex, surgiría una serie de relatos, no escritos por Doyle, que continuaron las aventuras del detective, sin olvidar las películas que se han hecho basadas en ese famoso personaje.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
197
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.