Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recuerda Conaculta a Abel Quezada a 91 años de su nacimiento

13/12/2011 05:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al cumplirse hoy 91 años del nacimiento del dibujante y artista mexicano Abel Quezada (1920-1991), el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) recuerda a quien retrató con humor los defectos y virtudes de la idiosincrasia nacional. El historietista, caricaturista, ilustrador, cuentista, dibujante y pintor nació el 13 de diciembre de 1920, en Monterrey, Nuevo León, y visitó la Ciudad de México por primera vez en 1936. En la década de 1940, añadió Conaculta, comenzó a retratar al mexicano tal cual es, como protagonista de la tragicomedia nacional, y con ello empezó su labor como dibujante (como él mismo lo definió) que lo llevaría a ser recordado hasta nuestros días. “Durante mi larga carrera como dibujante, mi personaje principal no fue ningún político. Mi personaje fue el mexicano”, dijo Quezada hace ya muchos años durante una conferencia dictada ante alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México. “No puedo decir que soy caricaturista porque no sé hacer caricaturas propiamente dichas. No puedo decir que soy cartonista porque esta palabra, bastante fea, viene del inglés cartoon y, otra vez, no indica exactamente lo que hago. Yo hago textos ilustrados. La gente les llama ‘cartones’ pero para definir mi profesión a mí me gusta decir que soy dibujante”, dijo allá por 1985. Quezada dibujó a todos, al taquero, al político, al vendedor, al guarura, al lumpen. Fue autor de personajes que quedaron en la memoria colectiva de los mexicanos como: El charro Matías que decía: “El trabajo dignifica, pero a la larga cansa mucho”. También, a Gastón Billetes, el nuevo rico, de mal gusto; El abominable hombre de las nieves; La dama caritativa de Las Lomas; El tapado, y, por supuesto, el perrito Solovino. “Yo me dediqué a hacer críticas, muchas veces despiadadas de la conducta del mexicano y de la mexicana. El mexicano es el pueblo, pero yo nunca pinté al pueblo como lo pintaban los antiguos caricaturistas, en calidad de eterna e impotente víctima de los poderosos…. Yo incluí al mexicano entre los culpables de lo que ocurre en México. Tal vez el principal culpable”, expresó Quezada. En 1998 recibió la encomienda de realizar un mural para conmemorar los 50 años de la expropiación petrolera, el cual terminó en 1990. Murió en Cuernavaca, el 28 de febrero de 1991 a causa de leucemia.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
72
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.