Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se recuerda al primer danés galardonado con el Nobel de Literatura

01/06/2012 05:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El dramaturgo y novelista danés Karl Adolph Gjellerup, de quien se recuerda su natalicio el 2 de junio, fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura 1917, por su amplia obra literaria, que va desde ideologías revolucionarias, hasta misticismo oriental, la cual transcendió a nivel internacional. Gjellerup nació el 2 de junio de 1857, en Roholte, Dinamarca. Fue hijo de un pastor protestante, por lo que empezó sus estudios de Teología, pero a partir de 1878 los abandonó y se dedicó completamente a la escritura, publicó el sitio “biografiasyvidas.com”. Un extensa obra conforma su creación literaria, originada en las principales corrientes estéticas e ideológicas de la segunda mitad del siglo XIX, como el naturalismo y el darwinismo, de acuerdo con el portal mcnbiografias.com. Las primeras novelas con las que se dio a conocer como escritor fueron “Joven danés”, escrita en 1879, y “Discípulo de los teutones” de 1882. En ellas, y a lo largo de toda su obra, retrató experiencias personales en las que se aprecia su ideología crítica influenciada por el naturalismo literario europeo, el darwinismo científico, y el determinismo crítico. Por medio de su creación literaria, criticó a las instituciones y se rebeló contra el materialismo y la ausencia de valores profundos, por lo que se identificó con el movimiento liberal de fines del siglo XIX. Viajó por Europa Central y Mediterránea, con lo que el mundo clásico influyó en su escritura dramática y fusionó el legado de las culturas griega y romana, así como la tradición germánica. Una de sus obras dramáticas más importantes del teatro danés es su célebre tragedia lírica “Brunilda”, escrita en 1884, con lo que continuó en la producción de obras teatrales orientadas a la defensa de postulados sociales con un sentido revolucionario. Entre esos dramas se encuentran “St. Just” y “Thamyris” cuyos estrenos lo consagraron como uno de los dramaturgos de mayor éxito de finales del siglo XIX. Después de su labor dramática, incursionó en el género de comedia en el que escribió textos como “Herman Vandel” en 1891 y “Wuthorn” en 1893. Mientras tanto siguió con la producción de novelas a través de modelos y temas más modernos como se refleja en su obra “Minna”, de 1889. Durante esta época, estuvo fuertemente influenciado por la tradición artística, literaria e intelectual de la cultura germánica, con lo que terminó por residir en un pequeño poblado cerca de Dresde, Alemania, a partir de 1892 y hasta su muerte. En 1896 escribió “El molino”, novela en la que dejó de lado sus ideas naturalistas y dio paso a inquietudes espirituales a través de las cuales se adentró al misticismo de algunas religiones orientales, como el pensamiento hindú, aspectos que se observan con claridad en su novela “El peregrino kamanita”. Publicó “Las ramas de oro” en 1917 otra extensa narración famosa que sintetiza su experiencia mística en el budismo y el cristianismo. Entre otras de sus obras que componen su acervo literario se encuentran “Un idealista” (1878). Dos años antes de su muerte, el 13 de octubre de 1919, en Dresde, Alemania, la Academia Sueca reconoció su obra literaria con el Premio Nobel de Literatura, que compartió con Henrik Pontoppidan (1857-1943).


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
54
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.