Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recuerda el FIC al poeta nayarita Alí Chumacero

27/10/2010 05:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La pasión por la palabra de Alí Chumacero (1918-2010) salió a flote en las Mesas de Lecturas que se realizan como parte de las actividades académicas del 38 Festival Internacional Cervantino, que se realiza aquí del 13 de octubre al 7 de noviembre. Jóvenes, maestros, mediadores de lectura, alumnos del Instituto Montes de Oca, músicos y curiosos guardaron silencio cuando Jesús Heredia comenzó la lectura del poema “De amorosa raíz”, del vate nayarita que murió el pasado viernes. El Programa Nacional Salas de Lectura del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, las bibliotecas públicas de Guanajuato y el Instituto Estatal de la Cultura de Guanajuato rindieron así un homenaje a Chumacero, a unos días de su fallecimiento. La sesión dedicada a uno de los grandes poetas de la literatura mexicana, se realizó en el patio del Museo Iconográfico del Quijote. A los lados de los asistentes, mudos testigos de una sesión de poesía se encontraban las esculturas dedicadas al personaje de Miguel de Cervantes Saavedra, “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha”, elaboradas por Federico Silva, Sebastian, John Osmond y Signoreto Pino, entre otras. Alan Aguilar Murrieta, integrante del equipo nacional de capacitación de mediadores de lectura; Verónica Solís Sánchez, promotora, y el propio Jesús Heredia, coordinador del Programa, realizaron una serie de juegos creativos con los cuales lograron que la gente leyera, escuchara, recitara y creara poesía. Todo a lo largo de 75 minutos, durante los cuales, el maestro Jorge González interpretó algunas piezas en el violonchelo. Jesús Heredia les dijo a los asistentes que se suele creer que hablar de poesía es referirse a cuestiones muy trascendentales, sublimes o profundas. “No es así, el poeta no tiene que ser alguien especial, cualquiera de nosotros puede serlo. Escribir poesía no es hablar de las cosas grandes de la vida, sino de hacer grande lo pequeño. Un poeta es el que observa lo cotidiano y en ello encuentra grandes mundos”, aseguró. Recordó que en julio pasado, el Programa Nacional Salas de Lectura celebró el cumpleaños número 92 de Chumacero con una lectura a nivel nacional, “ahora que sufrimos su pérdida física, queremos que su presencia continúe, leyendo su obra”. De Alí Chumacero leyeron también el poema “Los ojos verdes” y recordaron su sentido del humor, lo cercano que era a los jóvenes, su pasión por las palabras y los tres libros que escribió: “Páramo de sueños”, “Imágenes desterradas” y “Palabras en reposo”. Se refirieron además a sus tareas como tipógrafo, corrector y editor de libros, pero especialmente como a uno de los mejores y más estrictos y artífices del verso castellano. En el acto, Alan Aguilar Murrieta comentó: “lo que más me toca de la poesía de Alí Chumacero es una gran valentía y una profunda verdad. “Es un poeta que se va al fondo de sí mismo y de todo. Siempre estuvo buscando ´la última consecuencia de...´. “Nunca tuvo el menor miramiento de tomar un elemento e irse hasta lo profundo de él mismo, con su propia percepción, descubrimiento, observación y contemplación. Fue un poeta pasional y ávido de tocar la raíz de las cosas y de los seres”, expresó. Añadió que si algo ha imitado de Alí Chumacero es su profunda honestidad. “Fue un autor que se arriesga, que se sale de la zona de seguridad todo el tiempo, fue un ser valiente y profundo. Eso es lo que le agradezco”. Verónica Solís Sánchez comentó a la gente que la poesía de Chumacero ahonda en las sensaciones del espíritu humano. “Disfruto de las poesías de todos aquellos autores que leemos en los programas de Lectura en voz alta, porque hacen que percibamos el mundo a partir de sensaciones profundas”, aseveró. Jesús Heredia cerró el homenaje con una invitación a ir es busca de un libro, con la idea de que “Alí Chumacero fue un ejemplo grandioso de cómo volver grandiosa una cuestión pequeña. Fue un poeta que guarda la sobriedad, el impulso poético y cierta rebeldía”.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
196
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.