Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recuerda Italia a Emilio Salgari en el centenario de su muerte

24/04/2011 06:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Al cumplirse 100 años de la muerte del escritor Emilio Salgari, Italia realiza diversas actividades, desde la elaboración del documental Capitán Salgari, hasta la publicación del “Diccionario de lugares salgariano”, que recuerdan a quien es considerado uno de los principales autores de aventuras. Los actos conmemorativos arrancaron a finales de enero, en Verona, con la entrega del premio “Corsario Negro” al mexicano Paco Ignacio Taibo II, por su novela “Los tigres de Malasia”, inspirada en un trabajo de Salgari. El Palacio Barolo de Turín, sede del Museo de la Escuela y del Libro para la Infancia, inauguró una sala dedicada a las primeras ediciones de las novelas de Salgari. La editorial Little Nemo está por publicar el “Dizionario dei Luoghi Salgarini” y la Feria del cómic más importante de Italia, en la ciudad de Lucca estará dedicada a Sandokan, uno de los protagonistas de las historias de Salagari. El próximo miércoles, el Museo Nacional de Cine proyectará la premier del documental Capitan Salgari, de Marco Serrecchia, una coproducción de Daniele di Gennaro, de Minimum Fax Media, la Región de Piemonte, la Comisión de Filmaciones de Torino Piemonte y la RAI. Cabe decir que dicho material fue preestrenado el año pasado en el Salón del Libro de Torino. Por otra parte, la fundación Mapfre planea rendir homenaje a 11 escritores, entre los que también figura el amante de la ficción literaria. Emilio Salgari nació en Verona, Italia, el 21 de agosto de 1862, proveniente de una familia de comerciantes, de joven sirvió a bordo de un barco, donde realizó un largo viaje en el que recorrió la costa Adriática y Mediterránea. Inició sus estudios en el Real Instituto Técnico Naval P. Sarpi de Venecia, sin embargo, no llegó a concluirlos. Durante este periodo realizó breves excursiones a lo largo de la costa del Adriático. En 1882 a la edad de 21 años regresó a su ciudad natal, donde organizó una biblioteca ambulante e inició una carrera como periodista. Su interés por las letras pronto surgió incitándolo a crear pequeñas composiciones líricas, relatos breves y memorias. Un año más tarde inició su primera novela “I selvaggi della Papuasia” la cual fue publicada en partes, en el periódico milanés “La valigia”, lo que representó el inició de su ardua producción literaria compuesta por 130 cuentos y 85 novelas. En 1889, su padre se suicidó, siendo éste el primero de una serie de suicidios familiares que incluyen al propio escritor. Años más tarde, en 1892, contrajo matrimonio con la actriz teatral Ida Peruzzi, y después se traslado a Turín, donde escribió “La cimitarra de Buda”. Nuevamente viajó, esta vez a Sampierdarena, lugar en el que entró en contacto con los ambientes marítimos y obtuvo nuevas ideas para producir los llamados ciclos de “Los piratas de Malasia”, “Los corsarios del Caribe”, “Los dos tigres” y “El rey del mar”, todos estos relacionados entre si, a través de los personajes. En sus publicaciones demostró su fervorosa imaginación, pues fue capaz de crear y dar vida a personajes y héroes que emprenden legendarias aventuras luchando porque prevalezca la justicia, el honor, la amistad o la defensa de los débiles. Con su esposa formó una linda familia y tuvo cuatro hijos: Fatima, Nadir, Romero y Omar. Tras sus primeros libros en Turín inició a trabajar para la editorial Speirani, especializada en novelas juveniles. Las publicaciones ya no cesaron con “Los pescadores de Trepang” (1896), “Los tigres de Mompracem” (1901), “El esquite de Sandokán” (1907) y “En las fronteras del Far West” (1908). Vio cómo sus libros se convirtieron en Italia en auténticos “best-sellers” y él se volvió uno de los principales renovadores de la literatura italiana para jóvenes. No obstante, las distintas desgracias familiares y ciertas dificultades económicas lo empujaron a quitarse la vida, el 25 de abril de 1911, abriéndose el vientre con un cuchillo, de acuerdo con el rito japonés del seppuki. Finalmente, dejó tres cartas dirigidas a sus hijos, así como a sus editores de los periódicos de Turín en las que expresó: "A mis editores: A vosotros, que os habéis enriquecido con mi piel, manteniéndome a mí y a mi familia en una continua miseria o aún peor, sólo os pido que en compensación por las ganancias que os he proporcionado, os ocupéis de los gastos de mis funerales. Os saludo rompiendo la pluma. Emilio Salgari".


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
145
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.