Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recuerda poeta Spaziani a Eugenio Montale a 30 años de su muerte

11/09/2011 06:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un retrato íntimo, plagado de curiosas anécdotas que dan cuenta del hombre que había dentro del poeta Eugenio Montale, es el que María Luisa Spaziani ha hecho en “Montale é la Volpe”, un sincero homenaje que revela las pasiones e intereses que compartió con su gran amigo. Publicado en ocasión del 30 aniversario luctuoso del poeta italiano, el libro ofrece un original retrato de quien es considerado una de las voces líricas más apreciadas a nivel mundial, a partir de la cercanía que ambos cultivaron a lo largo de 14 años. Aunque esa relación ya había sido ventilada en 1995 cuando Spaziani, quien fue motivada por Montale para escribir su propia poesía, publicó 800 cartas de su correspondencia con el famoso poeta, ahora lo hace desde una veta poco conocida del vate. Spaziani hoy es considerada una de las figuras más importantes de la poesía italiana; ha sido tres veces nominada al Nobel de Literatura, pero no olvida que en parte debe su gloria a Montale, quien murió el 12 de septiembre de 1981. Eugenio Montale fue un poeta que supo reflejar la visión de crisis del hombre contemporáneo, cercado en su soledad y su pesimismo. Se le reconoce además como uno de los fundadores del hermetismo italiano de entreguerras. Nació en Génova, Italia, el 12 de octubre de 1896; fue enfermizo desde su infancia, lo que lo llevó a interrumpir sus estudios y quedar al cuidado de su hermana Mariana. Al retomarlos, se apegó a clásicos italianos, la novela francesa y filósofos como Schopenhauer o Croce, a la par que tomó clases de canto, pues sentía fuerte atracción por la música, la cual se refleja en varios de sus poemas. Ya en su madurez se dedicó también a la crítica musical. En 1917 intervino como oficial de infantería en la Primera Guerra Mundial, su experiencia quedó registrada en la resonancia de algunos de sus poemas. Una vez terminado la guerra comenzó a relacionarse con los círculos literarios de Génova y Turín, y Participó en la fundación de la revista “Primo tempo”. Según sus biógrafos, firmó el manifiesto de los intelectuales contra el fascismo, que estuvo inspirado por el filósofo Benedetto Croce en 1925, dos años más tarde se trasladó a Florencia para trabajar en la editorial Bemporad. Casi inmediato se le nombró director del gabinete científico literario G.P. Vieusseus, aunque se le destituyó 10 años más tarde por haberse negado a inscribirse al partido fascista. Durante la Segunda Guerra Mundial se hospedó en su casa a escritores perseguidos, como Humberto Saba y Carlo Levi y se dedicó a la traducción de autores como Miguel de Cervantes, Chritopher Marlowe, Herman Melville, Mark Twain y William Faulkner. Una vez terminada la guerra se empleó como crítico de música en el diario “Corriere della Sera”, en Milán, viajó por Europa y Estados Unidos. La Universidad de Milán le otorgaron el Doctorado Honoris Causa. Recibe el importante Premio Feltrinelli. En enero de 1949 conoció a la joven poeta Maria Luisa Spaziani en Turín, a la que animó a publicar sus obras. Entre ambos se desarrolló una intensa amistad. Spaziani se convirtió en una suerte de musa para Montale, en especial en la serie de poemas titulados “Madrigali privati” pertenecientes al libro “La bufera e altro” (1956), donde Montale construye todo un poema utilizando como acróstico el nombre de Maria Luisa Spaziani.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
121
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.