Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Espectáculos escriba una noticia?

Recuerdan a Anthony Quinn en un museo de Los Ángeles

20/04/2011 04:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A 96 años del natalicio del consagrado actor estadunidense de origen mexicano Anthony Quinn, quien trabajó en innumerables películas en Hollywood, es recordado en un museo que rescata las aportaciones culturales de México a la historia de la ciudad de Los Ángeles. Diplomas escolares y otros objetos personales del fallecido artista son exhibidos en la Plaza de Cultura y Artes, junto a fotografías, pinturas y piezas de vestuario de la época en que dicho territorio estaba controlado por el gobierno mexicano. Hijo de padre irlandés y madre mexicana, Antonio Rodolfo Quinn Oaxaca nació el 21 de abril de 1915 y desde muy pequeño fue llevado a Estados Unidos, donde obtuvo la ciudadanía en 1940. Primero residió en el estado de Texas y posteriormente se trasladó a la ciudad de Los Ángeles, California, donde la vida para él no fue nada fácil, ya que vivía en un barrio pobre. Como no era muy buen estudiante se dedicó a potenciar sus habilidades artísticas en el Polytechnic High School, en especial la pintura y la interpretación. En 1935 debutó en teatro y compartió escenario con la voluptuosa Mae West, pero su objetivo era el cine, por lo que buscó oportunidades en ese ámbito y en 1936 consiguió su primera participación como extra, en el filme "El lechero", con el reconocido comediante Harold Lloyd. Un año después su esfuerzo se vio consolidado al actuar en la película "Búfalo Bill" (1937). Ese mismo año Quinn se casó con la hija del legendario productor Cecil B. DeMille, con quien procreó un hijo que murió ahogado en una alberca a los tres años; el matrimonio se disolvió en 1965. A fines de los años 30 participó en numerosas películas, entre las que destacan "El trasatlántico de la muerte" (1937); "Waikiki wedding" (1937), de Frank Tuttle; así como "Corsario de Florida" (1938) y "Unión Pacífico" (1939), ambas de DeMille. Sus rasgos latinos condicionaban los papeles que le ofrecían, pero su personalidad y sus vibrantes interpretaciones con el paso del tiempo afianzaron su estatus en Hollywood, hasta que se convirtió en una importante estrella. Durante la década de los años 40, Quinn fue curtiendo su imagen de malvado y exótico con películas como "Ciudad de conquista" (1940), "El castillo maldito" (1940), "Sangre y arena" (1941), "El cisne negro" (1942), "Lancerly Inc" (1942), "Las aventuras de Búfalo Bill" (1944), y "Simbad el marino" (1947), entre otras. Su trabajo en el Séptimo Arte tuvo una pausa de tres años cuando aceptó trasladarse a Nueva York para intervenir en Broadway en la puesta en escena "Un tranvía llamado deseo" (1947), en la que dio vida a "Stanley Kowalski". La consagración de Quinn como estrella fue gracias a su actuación en "Viva Zapata" (1952), cuya interpretación le valió el Oscar como Mejor Actor de Reparto. Su naciente fama le sirvió para que el cine italiano lo invitara a participar en títulos como "Ulises", "Atila, el azote de Dios" y "La Strada", dirigida por Federico Fellini y considerada por la crítica como la mejor película de su filmografía en Italia. Al regresar a Hollywood al actor lo aguardaba una sobresaliente producción: "Sed de vivir" (1956), en la cual hizo el papel del pintor Paul Gauguin, interpretación que lo hizo ganar otra vez el Oscar. Otras películas de esta época son: "El jorobado de Notre Dame" (1957); "Al borde del río" (1957); "Viento salvaje" (1957), y "Orquídea negra" (1959), por citar algunas. Ya como actor de prestigio participó en memorables filmes como "Los cañones de Navarone" (1961) y "Barrabás" (1962), pero sobre todo en clásicos como "Lawrence de Arabia" (1962) y "Zorba el griego" (1964). En esta última película, al decir de los expertos, sin duda hizo de su papel de "Alexis Zorba" un verdadero icono, el cual se quedó para siempre en la mente del mundo entero. En esa época también tuvo tiempo para dirigir su primera y única película, "Los bucaneros" (1958), un "remake" de una producción -en la que él había intervenido- de su suegro Cecil B. DeMille. Con un total de 350 filmes, Anthony Quinn también trabajó en el cine de su natal México, en películas como "Los hijos de Sánchez" (1978), a la que le siguió "Stradivari" (1989). Quinn volvió a casarse en 1966, ahora con Yolanda, una diseñadora de vestuario, de quien se separó en 1997. En 1990 fue operado del corazón, cirugía de la que salió adelante gracias a su natural fortaleza. En 1997 se casó por tercera y última vez, ahora con su secretaria Kathy Benvin. En sus tres matrimonios procreó 13 hijos, tres de los cuales también se dedicaron a la actuación. Los últimos trabajos del actor en el medio fueron cinco películas para televisión de la serie "Hércules" (1994); "Un paseo por las nubes" (1995), bajo la dirección de Alfonso Arau; "Oriundi" (1999), "El camino de Santiago" (1999), y "Avenging Angelo" (2001), al lado de Sylvester Stallone y Madeleine Stowe. Anthony Quinn, actor dotado de un singular sentido del humor y quien dedicó los últimos años de su vida a sus hijos más pequeños, así como a la pintura y la escultura, falleció el 3 de junio de 2001, en Boston, Massachusetts, a causa de un paro respiratorio producto de una neumonía.


Sobre esta noticia

Autor:
Espectáculos (21096 noticias)
Visitas:
220
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.