Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recuerdan a Antonio Saura en "La noche al Raso" en Málaga

21/07/2011 04:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el marco de "La noche al raso", celebrada en Málaga, la nave principal del antiguo convento de Santa María Encarnación invitó a un recorrido por los últimos 250 años en la historia del grabado español, que exhibió, entre otras, obras del destacado representante del expresionismo abstracto, Antonio Saura, a 13 años de su deceso, ocurrido el 22 de julio de 1998. Los grabados realizados por el pintor nacido en Huesca en 1930 deleitaron la vista del público junto a los de otros grandes artistas ibéricos como Pablo Picasso, Joan Miró y Francisco de Goya. La muestra itinerante concluyó la semana pasada y se espera que sea recibida en otros puntos de España, donde también se recordará el legado de estos artistas. Saura, quién vio la primera luz el 22 de septiembre de 1930, pasó los primeros años de su vida en Madrid, Valencia y Barcelona, a causa de la Guerra Civil (1936-39). Cuentan sus biógrafos que a los 13 años padeció tuberculosis ósea, por lo que debió someterse a varias operaciones que le obligaron a permanecer cinco años en cama, durante este lapso comenzó a dibujar y escribir. A los 20 años tuvo su primera exposición en la librería Libros de Zaragoza y en 1952 en la librería Buchholz de Madrid, para posteriormente trasladarse a París, donde permaneció hasta 1955. En ese país inició una serie de trabajos experimentales titulada "Fenómenos y Grattages". En un primer momento se sumó a la corriente surrealista, pero la abandonó relativamente rápido hasta evolucionar a lo abstracto y el arte gestual, además de que al inicio el cromatismo de su pintura se limitó durante mucho tiempo a los negros, grises y tierras. En 1957 expuso por primera vez en París, en la galería Stadler. Ese mismo año, tras su regreso a España, formó el grupo "El paso", del que fue dirigente hasta su disolución en 1960. Este conglomerado utilizó un lenguaje cercano a la estética del informalismo y estuvo integrado por Manolo Millares, Pablo Serrano, Rafael Canogar y Luis Feito, entre otros. En 1959 Antonio Saura realizó las series de pinturas en gran formato "Crucifixiones", "Damas", "Sudarios", "Curas" y "Multitudes", que fueron temas recurrentes en su obra. Su labor como ilustrador de obras literarias se puede apreciar en "El quijote", de Miguel de Cervantes; "El criticón", de Baltazar Gracián; "1984" de George Orwell; "Las aventuras de Pinocho", de Carlo Collodi; los "Diarios", de Franz Kafka, y "Sueños y discursos", de Miguel Ángel de Quevedo, entre otros. En 1959 participó con Antonio Tàpies en una muestra conjunta en la Galería Van de Loo, en Münich y participó en la "Documenta II" de Kassel, además de involucrarse en una actividad política que continuó hasta el final del franquismo. En 1960 el artista abandonó el uso exclusivo del blanco y negro en su obra e inició las series sobre papel "Retratos imaginarios", "Damas verticales" y "Perfiles y sombreros", estableciéndose definitivamente en París. Le dio prioridad al trabajo en papel durante 10 años, a partir de 1968, dejando de lado su producción al óleo. Desde entonces el pintor fue objeto de múltiples retrospectivas y expuso en numerosas ocasiones en Francia, Alemania y España. En 1984 inició la serie de pinturas "Auto de fe", que realizó sobre cubiertas de libros a los que arrancó previamente las páginas. Posteriormente, en 1987, realizó "Elegía", pintura de gran formato destinada al techo de la diputación de Huesca y organizó una exposición itinerante con los dibujos preparatorios de dicha obra. En su última etapa rechazó las obras de pequeño formato para crear composiciones de grandes dimensiones en las que introduce el color, como ejemplo de ello destacan "Transformaciones" y "Superposiciones". En 1997, Saura fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Castilla La Mancha, misma que le dio su nombre al edificio de la ciudad de Cuenca que es sede de la Facultad de Bellas Artes. A unos pasos de la casa donde falleció Antonio Saura en 1998, se encuentra la fundación del mismo nombre y en ella están involucrado el hermano el pintor, Carlos Saura. Sin embargo, la fundación no puede reproducir imágenes del trabajo de Saura. Actualmente existe la "Foundation Archives Antonio Saura”, creada por su esposa, Mercedes Belderrain, y su hija, Marina Saura, quienes son herederas de los derechos de autor de la obra del artista. Esta fundación es la encargada de custodiar y divulgar la obra del pintor, además de organizar las exposiciones y establecer certificados de autenticidad de la obra. Entre los premios con que fue distinguido Antonio Saura destacan el "Guggenheim", Nueva York, 1960; de la Primera bienal gráfica europea, Heidelberg 1979; Medalla de Oro a las Bellas Artes de España, en 1982; premio Aragón a las Artes, Zaragoza 1994, y el Gran Premio de la ciudad de París, en 1995.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
97
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.