Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recuerdan en Londres el centenario del nacimiento de Alan Turing

22/06/2012 06:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el marco del centenario del natalicio del genio de las matemáticas Alan Mathison Turing, el Museo de Londres ofrece una exposición de su vida y legado titulada “Las invenciones de Turing”. La muestra develará a los asistentes los principales logros de su carrera, además de que es una de las más exhibiciones exhaustivas organizadas hasta el momento de los aparatos que inventó quien es llamado padre de la informática moderna o precursor de la ciencia de la computación o pionero de la Inteligencia Artificial. Recuerda a este británico considerado como uno de los 21 hombres más grandes de la historia de ese país y quien destacó por su aportación en las matemáticas, criptoanálisis, lógica, filosofía, biología, computación, ciencia cognitiva, inteligencia artificial y vida artificial. En la exposición montada en el Museo de la Ciencia, la computadora tiene el aspecto de una gigantesca central telefónica de hace décadas. De acuerdo con el rotativo español “ABC”, David Rooney, curador de la muestra explicó que “lo que hemos hecho es miniaturizar cada vez más esta creación agregándole potencia, pero el mecanismo es el mismo. Para recordar a Turing en diversas partes del mundo también se han organizado homenajes y exposiciones, como en España, Estados Unidos y Filipinas, donde también se le reconoce como el decodificador de los secretos militares alemanes durante la Segunda Guerra Mundial (1939-45) y un apasionado de la ciencia. Alan Turing nació en Londres el 23 de junio de 1912 en el seno de una familia de clase alta. Su educación fue de tipo tradicional, dominada por el sistema británico imperial. Sin embargo, desde pequeño mostró su fascinación por la ciencia. Estudió matemáticas en la Universidad de Cambridge y fue elegido miembro de esa institución en 1935, donde después dio clases trabajando en el mundo de la mecánica cuántica. Escribió el artículo “Sobre los números computables”, que significó uno de sus primeros triunfos a nivel académico. Años después se trasladó a Estados Unidos y asistió a la Universidad de Princeton en 1936, donde tuvo la oportunidad de desarrollar sus trabajos de lógica y otras ramas de las matemáticas. Sentó las bases teóricas de la computadora con sus estudios acerca de los números computables y la creación de un cerebro electrónico. Luego de su estancia en América, regresó a Gran Bretaña en 1938 y de inmediato fue contratado por el gobierno durante la guerra de las comunicaciones, de acuerdo con información del sitio en Internet “bbc.co.uk”. En este periodo trabajó en el departamento de criptoanálisis, tomando como sede de trabajo el Bletchley Park. Su papel fue fundamental, ya que logró descifrar los mensajes cifrados por la máquina alemana “Enigma”, que proporcionaba inteligencia vital para los aliados. Junto con su equipo de trabajo, diseñó una máquina conocida como “Bombe”, con la cual logró descifrar de manera exitosa los mensajes alemanes, neutralizando a su tecnología y asegurando la victoria de su país, anticipando el ataque y posición militar del enemigo. Terminada la guerra, Turing volcó sus esfuerzos en la creación de una máquina que procesara la información de manera lógica. Así, trabajó para el Laboratorio Nacional de Física en 1945, sin embargo, sus esfuerzos y planes no se pudieron concretar y perdió la oportunidad de ser el primero en diseñar una computadora digital. En 1949 se marchó a Manchester, donde se encargó de dirigir el laboratorio de computación y formó un equipo sólido de trabajo que le ayudó a formar la base para sus investigaciones referentes al campo de la inteligencia artificial. En cuanto a su vida personal, se le consideró un hombre obsesivo y excéntrico que fue duramente señalado y perseguido por sus preferencias sexuales. En 1952 fue arrestado y juzgado por ser homosexual, lo cual se consideraba en esa época como un delito penal. Para evitar pisar la prisión, aceptó recibir un tratamiento de inyecciones de estrógeno por un año, con las cuales se pretendía neutralizar su libido. Luego de dos años, el científico optó por utilizar arsénico. Fue encontrado muerto por su personal de limpieza el 8 de junio de 1954. El británico también es reconocido por abrir un nuevo campo en la ciencia con la combinación de las matemáticas y la biología, creando una nueva ciencia, la morfogénesis. Su aporte permitió confirmar de forma experimental algunos patrones biológicos en los seres vivos, como las rayas del tigre o las manchas del leopardo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
66
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.