Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recuerdan en Paraguay la obra del compositor Maurice Ravel

27/12/2011 05:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con las obras “Jeux D'eau” y “Pavana para una infanta difunta”, tres pianistas paraguayos recordaron en Asunción al compositor francés Maurice Ravel, reconocido maestro de la orquestación, quien murió el 28 de diciembre de 1937, en París, Francia. Dichas piezas fueron interpretadas por Miriam de D’Odorico y Alejandro Ávila, en la Sala Baudilio Alió”, del Teatro Municipal del Conservatorio de Música “Clave de Sol”, en un recital en el que también participó Alhelí Aranda. Joseph Maurice Ravel nació el 7 de marzo de 1875 en Ciboure, Labort. Su obra, frecuentemente vinculada al impresionismo, muestra además un audaz estilo neoclásico y, a veces, rasgos del expresionismo, y es el fruto de una compleja herencia y de hallazgos musicales que revolucionaron la música para piano y orquesta. Reconocido como maestro de la orquestación y por ser un meticuloso artesano que cultivó la perfección formal sin dejar de ser al mismo tiempo profundamente humano y expresivo. Ravel, compositor ecléctico por excelencia, supo sacar provecho de su interés por la música de todos los orígenes. Sobre su imaginario musical tuvo notoria influencia el País Vasco (Trío en la menor) y fue su intención componer el concierto Zazpiak Bat, cuyo título hace mención a la unidad de la nación vasca de las siete provincias o Euskal Herria. De acuerdo con el catálogo completo de la Universidad de Québec, establecido por Arbie Orenstein y completado por Marcel Marnat, se cuenta con 111 obras terminadas por Maurice Ravel entre 1887 y 1933, de las cuales 86 son obras originales y 25 arreglos o adaptaciones. Compuso obras para piano, orquestales, música de cámara, música vocal y obras líricas, así como arreglos orquestales. Su muerte, a los 62 años, causó en el mundo una verdadera consternación, que la prensa reflejó en un unánime homenaje. Sus restos descansan en el cementerio de Levallois-Perret, cerca de sus padres y su hermano. Con Ravel desaparecía el último representante de una generación de músicos que habían sabido renovar la escritura musical sin renunciar nunca a los principios heredados del clasicismo. Por esa razón fue el último compositor cuya obra entera, siempre innovadora y nunca retrógrada, es considerada “completamente accesible a oídos profanos”, de acuerdo a Marcel Marnat, musicólogo, periodista y productor de radio. De acuerdo con el portal de la Sociedad de Autores, Compositores y Editores de Música de Francia (SACEM) el “Bolero” de Ravel permaneció en el primer lugar de la clasificación mundial de derechos de dicha sociedad hasta 1993, seguido por la orquestación de los “Cuadros de una exposición” de Modest Mussorgsky. Asimismo, en el periodo de 1994 y 1995, dentro de las 10 obras más exportadas de la SACEM, eran de Ravel, “Bolero”, “Daphnnis et Chloé”, “Concierto en sol”, la orquestación de “Cuadros de una exposición” y “Mi madre la oca”. En 2004, “Bolero” ocupó la tercera posición.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
154
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.