Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recuerdan a Vicente Blasco Ibáñez en su chalet frente al mar

27/01/2011 03:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Malvarrosa es hoy una buena playa pero cuando el prolífico escritor y político español Vicente Blasco Ibáñez, fallecido el 28 de enero de 1928, inauguró su chalet en 1902, (hoy casa-museo) aquello debía ser un lugar lejano al que habría que acceder en tartana, explica el artículo “Viaje a la Malvarrosa”, aparecido en la versión digital de una famosa revista del “jet set”. A Blasco Ibáñez lo recuerda como un valenciano universal que fuera político republicano, varias veces diputado a Cortes; pionero fundador de colonias en Argentina y sobre todo escritor de muchas novelas inolvidables, entre las que destaca “Sangre y arena”, la mejor novela taurina que existe y que ha sido llevada al cine varias veces. La obra del escritor y político español Vicente Blasco Ibáñez tuvo gran proyección internacional y fue extendida por las versiones cinematográficas de algunas de novelas, como "Los cuatro jinetes del Apocalipsis". Blasco Ibáñez, considerado el último gran autor del realismo decimonónico por su vigorosa imaginación y poder descriptivo, nació en Valencia, España, el 29 de enero de 1867. A los 16 años se matriculó en la Facultad de Derecho en la Universidad de su ciudad natal y más tarde ingresó en las filas del Partido Republicano. El escritor se caracterizó por organizar manifestaciones políticas en contra de los gobiernos de su país de ese entonces, así como de la guerra cubana, lo cual le dio elementos para publicar muchos artículos. El talante polémico de que dio muestra le valió un breve exilio en París, ciudad en la que entró en contacto con el naturalismo francés, que ejerció una notable influencia en su obra, en especial en "Arroz y tartana" (1894), con la que se inauguró su ciclo de novelas ambientadas en la región valenciana. En 1894 fundó el periódico "El pueblo", que sería su plataforma política, primero como portavoz del republicanismo federal y después cuando se separó de éste, para difundir su propio ideario político, que posteriormente fue denominado blasquismo. Procesado, encarcelado y condenado de nuevo al exilio (1896), Blasco Ibáñez regresó a España dos años después y fue elegido diputado a Cortes en seis legislaturas, hasta que en 1908 decidió abandonar la política. Buscó fortuna entonces en Argentina, donde intentó llevar a cabo dos proyectos utópicos de explotación agrícola que acabaron en sendos fracasos. De nueva cuenta, el escritor partió hacia París y en 1914 publicó la novela que le daría fama internacional: "Los cuatro jinetes del Apocalipsis", obra que en dos ocasiones fue adaptada al cine, una interpretada por Rodolfo Valentino y la segunda dirigida por Vicente Minnelli. En 1921 decidió retirarse a su casa de Niza, donde escribió sus últimas novelas, más pensadas para gustar al público que las de sus años de más efectiva lucha política, en las que intentó reflejar las injusticias sociales desde una óptica anticlerical, dentro del más puro estilo realista, como sucedía en "La barraca" (1898). La explícita intención político-social de algunas de sus novelas, aunada a su escaso bagaje intelectual, lo mantuvo alejado de los representantes de la "Generación del 98". El novelista, quien también escribió "Entre naranjos" (1900), "Cañas y barro" (1902), "La horda" (1905) y "Sangre y arena" (1908), otra de sus obras cumbres que dedicó al mundo de la tauromaquia, falleció el 28 de enero de 1928, en Menton, Francia, un día antes de cumplir 61 años de edad.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
197
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.