Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

El recuerdo de Monsiváis, presente entre colegas y amigos

19/06/2012 03:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A dos años de la muerte del escritor mexicano Carlos Monsiváis, quien falleció el 19 de junio de 2010, la comunidad cultural aún respira hondo cuando piensa en su ausencia, aseguró la escritora Elena Poniatowska, quien al igual que Marta Lamas y Rafael Barajas “El Fisgón” recordó a su amigo y colega. La autora de “Hasta no verte Jesús mío”, señaló que Monsiváis era un persona comprometida e interesada en todos los acontecimientos del país, ejemplo de ello era que desde temprano había terminado de leer todos los periódicos del día, desde la sección de política hasta la de cultura, espectáculos y deportes. “A menudo me telefoneaba en las mañanas para contarme alguna noticia curiosa que había leído, alguna información que había descubierto entre líneas en algún artículo periodístico, fue un hombre que ejerció siempre su opinión lúcida en cualquier ámbito de México”, compartió la escritora, en declaraciones difundidas por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Poniatowska destacó que el intelectual mexicano legó un importante mensaje a los mexicanos, que fue sostener siempre que podían conformar con su voluntad una democracia y hacer que creyeran en la libertad y en su propia nación; “es alguien que hace mucha falta en estos momentos de cambio”, aseveró. La escritora recordó que Monsiváis fue un apasionado de todo aquello que rodeaba a la Ciudad de México y su historia; “por ello es una fortuna contar con espacios que nos heredó como el Museo del Estanquillo, además de que las nuevas generaciones pueden acercarse a él a través de su obra, la cual se mantendrá siempre vigente”. Por su parte, la antropóloga Marta Lamas coincidió con Poniatowska en el sentimiento que permea tras la muerte del también cronista, ensayista e intelectual, crítico irónico de la realidad mexicana. “Su ausencia se siente aún en muchos niveles de la sociedad mexicana, la gente lo leía, lo escuchaba, lo admiraba y quería, para el sector femenino fue un gran aliado porque desde su juventud se unió a los movimientos que buscaban más derechos para las mujeres. Todos sentimos que en estos momentos ya no esté con nosotros”, expresó. Lamas apuntó que Carlos Monsiváis fue una persona comprometida con la vida y la protección de ésta, razón por la que rechazaba el maltrato a los animales y era vegetariano. “Sólo había que observarlo al profesarles un enorme cariño a sus mascotas. Condenaba que en pleno siglo XXI hubiera animales que fueran torturados públicamente en una corrida de toros o en una función de circo, casi nadie lo sabe, pero su compromiso con estas causa era absoluto”, agregó. Por separado, Rafael Barajas “El Fisgón” señaló que Monsiváis fue dotado en su mente con una memoria RAM de seis millones de gigas, que lo mismo podía retener información sobre un libro de gran trascendencia que acordarse de los “slogans” de algún conocido anuncio publicitario. “Por eso se convirtió en el santo patrono de las causas perdidas”, afirmó Barajas, quien en el homenaje que la comunidad cultural le rindió hace dos años en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris” dio lectura a un texto donde afirmaba que el escritor fue creado por el mismísimo Luzbel. En este texto, Barajas afirma que, para asegurarse de que Monsiváis hiciera todo el daño posible, Satanás ideó una estratagema perfecta, le dio el don de confundir a los incautos diciéndoles la verdad. Argucia perfecta, pues los hombres no están acostumbrados a la verdad, remató.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
63
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.