Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Recupera publicación “La travesía de los maya” parte de la cosmogonía

19/05/2012 04:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las aventuras del pequeño gran dzul “príncipe”, quien emprende una travesía para probar que puede ser un digno representante del pueblo maya, son narradas en el libro “La travesía de los maya”, de José Antonio Flores Farfán. Se trata de una publicación que tiene como propósito revalorar el patrimonio intangible de esta civilización y contribuir a la recuperación de su lengua, a través de un texto en español y en lengua maya, esta última versión escrita por la lingüista maya Flor Canché Teh. Con ilustraciones del pintor Marcelo Jiménez Santos “La travesía de los maya” da cuenta de uno de los múltiples retos a los que eran llamados príncipes mayas para poder ser un eslabón entre los hombres y los dioses, como legítimos herederos de la divinidad en el mundo terrenal. Igualmente se expone una visión sobre la simbología divina maya, que se vincula con el sistema de numeración maya, donde cada número está asociado a un dios; así como también al origen femenino de la Luna y su relación amorosa con el inventor de la escritura, Itzamná. Todo esto, apoyado en elementos de su propia iconografía. Según da cuenta el material, publicado por parque Xcaret en conjunto con el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropologia Social (CIESAS), otra manera de poner a prueba a los príncipes era resolviendo acertijos o adivinanzas. Se dice además que eran los príncipes quienes, todos los días, eran los responsables de recrear el mito del origen del mundo, de ahí, que en el rito de inicio los nuevos gobernantes debían desafiar a los dioses del inframundo, a través de una travesía por las aguas del mar a fin de volver a renacer en el oriente cíclica y eternamente. Y es que para los mayas la tierra era cuadrada y sostenida por una gran ceiba, el árbol sagrado de los mayas, y los dioses primigenios nacían todos los días por el oriente y recorrían la tierra transitando por el inframundo. En este sentido, la publicación de este material, aseguran los autores, conmemora el nuevo ciclo que inicia este 2012 de la nueva cuenta calendárica maya, la más larga de todas en su cosmovisión y en la que el mundo y el hombre se renuevan. Lo anterior, en base a que, según los glifos mayas, el pequeño gran dzul y Kukulcán, la serpiente emplumada, versión maya del Quetzalcóatl, caen rendidos a los encantos de Ixchel, y deciden sacrificarse en honor a ella, como una forma de renovar la vida a través de la muerte.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
303
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.