Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Recurren a la inmunoterapia antitumoral contra el melanoma

02/01/2012 03:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Integrantes del Departamento de Biología Celular y Tisular de la Facultad de Medicina de la UNAM recurren a la inmunoterapia antitumoral para combatir el melanoma, uno de los cánceres más agresivos. Andrés Castell Rodríguez, jefe del área referida, indicó en un comunicado que el procedimiento consiste en emplear al mismo sistema inmunológico para atacar las células tumorales que se generan día a día en el organismo. Las células tumorales aparte de que se multiplican de manera desordenada, producen factores que modulan al sistema inmunológico para que no las reconozca como extrañas, de este modo, se crea un fenómeno de tolerancia que les permite reproducirse sin problema. La idea de los universitarios es modificar el sistema inmunológico o aprovechar algunas de sus herramientas para atacarlas. Hay diferentes maneras de abordar la inmunoterapia antitumoral. En ese sentido, explicó, se pueden utilizar linfocitos T o hacer células-híbrido con tumorales, y esperar a que el sistema las reconozca como extrañas. “Utilizamos las células dendríticas presentadoras de antígenos para inducir respuestas contra elementos tumorales. El modelo con que trabajamos es el melanoma, un tumor muy agresivo con pocas posibilidades de ser erradicado por medio de quimioterapia o radioterapia”, dijo Castell Rodríguez. Las dendríticas de la epidermis fueron descritas en 1868 por el patólogo y biólogo alemán Paul Langerhans, de ahí que sean conocidas como células de Langerhans. En 1973, el inmunólogo canadiense de origen judío, Ralph M. Steinman, las describió en el bazo y las caracterizó, por lo que obtuvo el Premio Nobel de Medicina 2011, días después de haber fallecido. Ahora se conoce que no sólo se encuentran en esos órganos, sino también en el timo, los ganglios linfáticos, la vagina, el esófago, la córnea, así como entre los alvéolos pulmonares y células musculares del corazón. “Realmente, integran en todo el organismo un sistema que funciona como uno de inmunovigilancia”, señaló el experto. Si un individuo se pone en contacto con una sustancia o molécula extraña a su organismo, las células dendríticas pueden reconocerla como ajena y combatirla, o bien, reconocerla como propia, debido a que no se da ningún rechazo inmunológico. Por otro lado, en el medio interno, si unas células expresan de pronto un fenotipo tumoral y empiezan a crecer, las dendríticas son capaces de registrarlas como extrañas y combatirlas. También, esas mismas tumorales pueden modificar el sistema inmunológico, y propician que se origine un tumor. “Tomamos células de médula ósea, las transformamos en dendríticas mediante la adición de algunos factores de crecimiento, y luego las activamos in vitro con antígenos tumorales específicos de melanoma. Así nos aseguramos que la respuesta será únicamente contra la parte afectada y no contra otra zona”, puntualizó.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
75
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.