Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Reeditan en México “El sueño de la vida”, de Gérard de Nerval

25/01/2011 03:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La novela “Aurelia” o “El sueño de la vida”, del escritor y poeta francés Gérard de Nerval, que se publicó por primera vez en México en 1942, en una traducción de Agustín Lazo y prólogo de Xavier Villaurrutia, ha vuelto a ser publicada aquí. Se trata de una crónica sobre el delirio, la razón perdida a causa de una pasión truncada, que el escritor francés escribió en 1855, el mismo año en el que dejó de existir, el 26 de enero. La nueva edición, a cargo de Era, incluye un breve análisis de la obra de Nerval, publicada recientemente, para enriquecer aún más lo que Villaurrutia llamó “el más intenso y profundo de los textos en prosa de De Nerval. No es sólo un relato encantador y encantado sino la obra en que el autor decide su destino”. Hay que decir que aunque Gérard de Nerval no conoció en vida el éxito, su obra influyó decisivamente en el surrealismo y está considerada como uno de los pilares fundacionales de la literatura moderna. De Nerval se suicidó en París pero dejó para la posteridad obras como la comentada "Aurelia", a la que los críticos han denominado un gran clásico de nuestro tiempo y la primera mirada modernista en trato literario de la locura. Gérard de Nerval fue el pseudónimo literario del poeta, ensayista y traductor francés Gérard Labrunie, quien ha sido catalogado por los especialistas como el más esencialmente romántico de todos los poetas franceses. Nació el 22 de mayo de 1808 y pronto sufrió su primer gran golpe, cuando su madre Marie Antoniette Marguerite Laurent murió de meningitis mientras acompañaba a su marido Ettiene, un doctor al servicio de la milicia francesa, lo cual marcó su vida y lo que sería su posterior obra. De acuerdo con sus datos biográficos, Gérard fue entonces educado por su tío abuelo en la campiña de Valois hasta 1814, cuando fue enviado a París. De las visitas que hacía en vacaciones surgió su obra "Canciones y leyendas de Valois". Entre 1826 y 1827 tradujo la obra trágica “Fausto”, de Johann Wolgang von Goethe, lo cual lo llevó a conocer al escritor y poeta Friederich Schiller y los poemas de Henrich Heine. También trabajó como periodista, aprendiz de imprenta y ayudante de un notario. Escribió varias obras dramáticas en colaboración con Alexandre Dumas, además de ser gran amigo de Víctor Hugo y de Theopile Gautier, con el cual se reunía en el llamado "Club de los hechiceros". Se sabe que fue en 1833 cuando se enamoró de la actriz y cantante Jenny Colon, a quien le dedicó un culto idólatra. Su muerte prematura en 1842, a los 34 años, dejó gravemente trastornado a De Nerval, quien entonces viajó por Oriente, donde se apasionó por la cultura turca. En Siria estuvo a punto de casarse con la hija de un jeque y en Beirut se enamoró de una muchacha rusa de nombre Salerna. En El Cairo compró una esclava javanesa. Su salud ya se venía deteriorando. De Nerval fue una figura de la bohemia parisina donde se le consideraba una persona extravagante, como partido en dos: la realidad y la fantasía, lo cual se reflejaba en la continua mala intensión de sus contrarios, quienes expresaban comentarios nocivos de su obra. Después viajó por Europa, y en Inglaterra conoció al célebre escritor Charles Dickens. Gérard de Nerval fue durante toda su vida un espíritu atormentado, pero en los últimos años de su vida, los más fecundos, sufrió graves trastornos nerviosos. Trastorno bipolar, sonambulismo y esquizofrenia, fueron algunos de los padecimientos que le diagnosticaron y que lo llevaron a internarse por temporadas en varios hospitales psiquiátricos, donde, lejos de curarse, aumentaba su locura leyendo libros de ocultismo, cábala y magia, pero también escribiendo relatos. Estos sucesos se unieron a sus problemas económicos, todo lo cual lo llevó a suicidarse el 26 de enero de 1855, al colgarse de una farola, en París. Ese trágico evento inspiró una litografía de Gustave Doré, quizá la mejor de su obra. Gérard de Nerval está sepultado en el famoso cementerio parisino de Pére-Lachaise.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
476
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.