Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Reflexiona Berta Hiriart sobre intolerancia y realización personal

31/12/2010 08:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La escritora Berta Hiriart (México, 1950) realizó una amplia y meticulosa reflexión sobre la intolerancia, la frustración y la realización personal, cuyo resultado final volcó en su más reciente libro, “El deseo de Tomás”, un bello e impecable cuento al que no le sobra ni le falta nada. La narración, con ilustraciones de Guadalupe Sánchez Sosa, refiere que cuando una academia de danza se instaló en el piso inferior de la casa donde vive, el pequeño, inquieto y soñador niño “Tomás” descubre su verdadera vocación: ser un bailarín de gran fama internacional. En su cumpleaños, frente a su pastel, familia y amigos animan a “Tomás” a apagar las velitas y a pedir un deseo, sin imaginar que éste tendría algo que ver con el baile. A partir de entonces, “Tomás” enfrenta la incomprensión y censura de algunos de sus seres más allegados. Su anhelo debe ser muy fuerte para resistir embates de quienes no lo aprueban y querrán destruirlo, explica Hiriart, cuyo relato está narrado por la hermana mayor de “Tomás”. Este punto de vista da mayor participación al lector, ya que solo sabe con precisión lo que dice el pequeño, no lo que siente y piensa. Los temas que este libro aborda han sido muy tratados tanto por el cine como por la literatura. Sin embargo, no por ello pierden interés ni dejan de ser cuestiones esenciales para la convivencia entre seres humanos. En todo caso, no son los temas el mérito de una obra literaria, de acuerdo con los expertos. Un mismo tema puede ser bueno o malo, según si se trata de forma sensible e inteligente o burda. En “El deseo de Tomás”, la autora acierta al no tomar el papel de juez de sus personajes. Ella los deja hablar, callar y hacer para que sea el lector quien los evalúe de acuerdo a su personal forma de ser y pensar. Al igual que el texto, las imágenes que lo acompañan consiguen el equilibro entre lo serio y lo jocoso, de modo que a quien decide adentrarse en esas páginas no le falten motivos de reflexión al tiempo que disfruta de su humor sutil. Por supuesto que para este fin de año o inicio de 2011, “El deseo de Tomás”, publicado por Editorial El Naranjo, es una buena opción de lectura.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
278
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.